Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

"La filosofía en las aulas es más necesaria que nunca"

ACTUALIDADIR

Alumnos que acaban de terminar el Bachillerato se enfrentan a la Selectividad. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Alumnos que acaban de terminar el Bachillerato se enfrentan a la Selectividad. | MAURICIO PEÑA
V.S. Vélez | 12/11/2018 A A
Imprimir
"La filosofía en las aulas es más necesaria que nunca"
Educación Profesores y padres leoneses respaldan la decisión de que esta asignatura vuelva a ser obligatoria durante la etapa del Bachillerato
Hace algunas semanas, el Ministerio de Educación y Formación Profesional anunció que para el próximo curso académico se incorporará como obligatoria la asignatura de Historia de la Filosofía para todos los alumnos de Bachillerato. La materia, que actualmente se imparte como optativa en Segundo de Bachillerato, vuelve así a adquirir cierto nivel de prestigio con la nueva modificación de la Lomce, después de los continuos vaivenes a los que ha sido sometida en las últimas reformas educativas.

Para el licenciado en Filosofía, Óscar M. Prieto, el hecho de que la filosofía vuelva a formar parte del plan de estudios sea noticioso supone «una anomalía en sí misma». Para este ‘filósofo’ leonés, el principal problema reside en que los políticos y las propias autoridades educativas no confieren a esta disciplina la importancia que merece. «La Filosofía no debería ser una ‘asignatura maría’. Al quitarla y ponerla continuamente, los políticos y las autoridades educativas dejan claro que no la consideran necesaria, como si fuera un residuo o un ornamento de cara al alumnado», analiza Prieto. En una sociedad hiperconectada y en la que las nuevas tecnologías cada día juegan un papel más importante, el estudio de la filosofía puede ayudar a no perder los últimos vestigios de humanidad de las generaciones ‘millenials’. Al menos, en esa línea se expresa Óscar M. Prieto quien considera que «hoy en día, la filosofía es más necesaria que nunca». «En un presente de realidades virtuales y posverdad, no debemos abandonar lo puramente humano, nuestra capacidad de pensar», apunta este profesor universitario de Filosofía.

Debate sobre cómo plantearla

Los defensores de la filosofía en las aulas consideran que ayuda a establecer unas coordenadas de quiénes somos y de dónde estamos. No obstante, son muchos los que no están de acuerdo con la forma en la que se ha planteado el programa. «Se debería enseñar más la filosofía como actitud ante la vida que como Historia de la Filosofía», apunta un docente de la materia que trabaja en un instituto de la ciudad de León.

En cambio, otros profesores, como Pablo Huerga que imparte la materia en cuarto curso de Secundaria, consideran acertado el enfoque histórico frente al sistemático. Huerga, natural de la localidad leonesa de Benavides de Órbigo, considera que la asignatura optativa previa al Bachillerato ya forma a los alumnos en conceptos como la lógica, la teoría del conocimiento, la filosofía política y religiosa, las cosmovisiones o la metafísica. Por lo tanto, Historia de la Filosofía es la propuesta «idónea».

Esta asignatura del último curso de la ESO también se convirtió en optativa con la Ley Wert y, ahora, se recupera el debate de si devolverla su carácter obligatorio. «Sería muy conveniente puesto que para muchos jóvenes supone el final de su etapa escolar y deben haber tenido un contacto con la filosofía», opina Huerga.

Muchos padres leoneses también se han mostrado favorables a la vuelta de la filosofía obligatoria a las aulas. El presidente de la Federación Leonesa de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado (Felampa) considera que la disciplina puede ayudar a ser más críticos y a plantearse distintas opciones de pensamiento. «La filosofía ayuda a formarse como persona y a forjar la personalidad de cada alumno», valora Arsenio Martínez.

Formadora de jóvenes críticos

La «superficialidad» de las generaciones que nacieron con Internet está provocando la «dificultad de desarrollar pensamientos complejos». Ante ello, la materia que volverá a ser obligatoria en Bachillerato puede ayudar a fomentar la «actitud y espíritu crítico» en la juventud. Prieto, como licenciado y profesor de la materia, no tiene dudas: «La mejor herramienta para formar el pensamiento es la filosofía».

Según esta postura, la enseñanza «no se debe limitar a una o dos horas a la semana», sino que a la filosofía se le debe conferir una importancia real. Prieto culpa de esta manera a la educación, y a su formación encaminada hacia la producción de especialistas, de haber desplazado a las Humanidades. «Actualmente, o tienes capacidad de pensar o eres carne de ser un producto más», señala a este periódico el profesor universitario.

Los profesores de Filosofía creen que el menosprecio hacia este tipo de conocimiento es «sintomático de la sociedad en la que vivimos», en la cual se prima la formación de profesionales. «Las personas que solo saben de lo suyo y están aislados al resto de conocimientos son como borregos. Antes que ser ingeniero o médico, hay que ser persona», sentencia el Prieto.

Hasta la Ley Wert, la asignatura de Filosofía contaba con tres horas semanales de enseñanza y con el cambio del modelo educativo pasó a ser optativa según se estudiara en una comunidad autónoma u otra. «Es fundamental que los jóvenes españoles se formen en los saberes filosóficos», comenta Pablo Huerga.

Según este profesor de la asignatura, que se enseñe o no alguna materia filosófica dependerá siempre de decisiones políticas. No obstante, Huerga señala que para resultar atractiva para el alumnado se debe lograr una metodología adecuada. «Hay que renovar los métodos docentes, para que la asignatura no sea un rollo», señala el ‘filósofo’ de Benavides de Órbigo.

No obstante, en los últimos años, sí que está habiendo un repunte de las Humanidades que está llegando desde el mundo de la empresa. «Muchas compañías están demandando para puestos directivos a titulados en Filosofía, debido a su capacidad para pensar y desarrollar planes estratégicos», señala finalmente Óscar M. Prieto al tiempo que reflexiona sobre si habrá un retorno a considerar a la disciplina como «un saber de élites». Veremos. De momento, lo que sí es seguro es que Aristóteles, Kant y Nietzsche volverán a las pizarras para hacer reflexionar a toda una generación de ‘millenials’ leoneses.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle