Publicidad
La Feria de la Cecina de Chivo no se amilana

La Feria de la Cecina de Chivo no se amilana

ACTUALIDAD IR

Todo esta preparado para celebrar la muestra, declarada de interés turístico comarcal. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Todo esta preparado para celebrar la muestra, declarada de interés turístico comarcal. | MAURICIO PEÑA
Estefanía Niño | 29/11/2019 A A
Imprimir
La Feria de la Cecina de Chivo no se amilana
Comarcas Tras las adversidades por el mal tiempo, todo está listo para disfrutar este fin de semana de la XXIX edición de la muestra de interés turístico comarcal
La Feria de la Cecina de Chivo de Vegacervera no se amilana. Ante las adversidades marcadas por el mal tiempo, la organización dispone una nueva fecha para su celebración, conscientes de la importancia de esta muestra. Este año ha estado marcado por los cambios, y podríamos decir que a la tercera va la vencida igual que en popular refrán. La Feria de la Cecina de Chivo se celebra cada segundo fin de semana de noviembre, pero este año decidieron posponerla al tercero para no hacerla coincidir con las elecciones generales. El tercer fin de semana de noviembre, y con todo ya dispuesto, el temporal de nieve obligó a suspender la cita. Ahora, a la tercera, todo está preparado para disfrutar este fin de semana la de feria, declarada de interés turístico comarcal.

Los actos darán comienzo este sábado, desde primera hora, con la primera jornada de feria. A las 9:00 horas llegará la diana del chivo con el reparto de orujo y pastas. En torno a las 11:00 horas abrirá sus puertas el recinto ferial con los stands de exposición y venta en los que pueden encontrarse productos como embutidos hasta quesos y licores, pasando además por dulces, productos de panadería, encurtidos, textil o bisutería, entre muchas otras propuestas. Con las 12:00 horas llegará uno de los momentos más emblemáticos de la jornada del sábado, el pasacalles del Chivo en con reparto de bollos preñaos con longaniza de chivo y vino de la bota. No faltará el popular rezo ante el ejemplar de chivo que, año tras año, se oye en la localidad entonando el «Oh chivo de Vegacervera, que guapo te estás poniendo, nos acordaremos de ti, cuando te estemos comiendo». El cierre de esta primera jornada llegará en torno a las 20:30 horas con la degustación de las singulares y conocidas sopas de chivo.

El domingo es la jornada grande esta feria, la que cada año congrega a un mayor número de visitantes convirtiendo la pequeña localidad en un hervidero de gente. El programa previsto comenzará a las 10:30 horas, con el tradicional pasacalles recorriendo todo el pueblo y los stands de la muestra, y al mismo tiempo abrirá sus puertas el recinto ferial con los productos de exposición y venta al público. Media hora después está prevista la santa misa en la iglesia parroquial de la localidad. No faltará la nota gastronómica de la jornada con la multitudinaria degustación de cecina de chivo, longaniza, morcilla, pan y vino, que comenzará en torno a las 11:30 horas en la carpa anexa al pabellón que alberga el recinto ferial, y donde cada año se forman largas colas para probar este majar. Por otro lado, a las 12:00 horas tendrá lugar la recepción de autoridades en el Ayuntamiento de Vegacervera. La visita de las autoridades al recinto ferial dará paso al folklore y la música con bailes tradicionales y la actuación de gaiteros.

1.500 kilos preparados para la degustación

La cecina de chivo de Vegacervera es un producto único, con nombre y apellido, que ha conseguido ser el abanderado del municipio por toda la geografía española. Un producto autóctono, de inconfundible sabor y gran calidad que protagoniza su propia feria y que esta edición volverá a estar presente en la multitudinaria degustación en la carpa anexa al recinto ferial. Será el domingo 1 de diciembre, a partir de las 11:30 horas, cuando se pueda degustar este manjar. Según explicó el alcalde de Vegacervera, Octavio González, para esta ocasión se han preparado unos 1.500 kilos y en torno a 5.000 raciones.

La cecina de chivo se consume de dos formas: curada o entrecallada. Su sabor está marcado por duros inviernos en un mágico entorno de montaña, que dan frutos como la cecina de chivo, que sigue al pie de la letra la elaboración artesanal que desde hace décadas se ha hecho en la montaña durante la época de matanza. Carnes selectas, leña de roble, frío de montaña y tiempo son los únicos ingredientes imprescindibles para la elaboración de las cecinas y embutidos de chivo.

Para elaborarlo se seleccionan los cuartos traseros de chivos de entre tres o cuatro años de edad, y se consume o bien como otros embutidos simplemente curado, o con el popular entrecallado, una ligera cocción acompañada, normalmente, de longaniza de chivo. Un sabor único y dos formas de degustarlo, para que esté presente en las despensas durante todo el año.
Volver arriba
Newsletter