Publicidad
La faceta más humanista de Gil y Carrasco llega a Astorga

La faceta más humanista de Gil y Carrasco llega a Astorga

LNC VERANO IR

Un momento de la presentación de la exposición, visitable en la biblioteca hasta agosto. | P.F. Ampliar imagen Un momento de la presentación de la exposición, visitable en la biblioteca hasta agosto. | P.F.
Patricia Ferrero | 22/07/2020 A A
Imprimir
La faceta más humanista de Gil y Carrasco llega a Astorga
Literatura La biblioteca de la ciudad acoge, hasta finales de este mes, la exposición ‘Enrique Gil: un romántico en la construcción de Europa’, en la que se pone en valor su labor como diplomático y se desmontan ‘fakenews’ sobre el escritor berciano
La exposición  ‘Enrique Gil: un rómantico en la construcción de Europa’, ya está en Astorga. Esta muestra, de carácter itinerante, trata de acercar la figura del escritor berciano y su faceta más «humanista», según destacó el comisario, Valentín Carrera, durante la inauguración de la exposición, que tuvo lugar el pasado lunes en la biblioteca de la bimilenaria, donde estará expuesta hasta finales de este mes de julio.

La muestra está compuesta por 27 paneles y decenas de manuscritos que sacan a la luz una nueva imagen y una nueva lectura de Enrique Gil  en clave europea y contemporánea, así como rescata del olvido una figura política y literaria de talla internacional, poniendo en valor una ejemplar trayectoria europeísta, la del poeta, periodista y diplomático berciano y leonés Enrique Gil (1815-1846), bien conocido por la novela templaria ‘El Señor de Bembibre’. Y es que, tal y como se encargaron de dejar claro durante la presentación, Gil fue un «destacado diplomático español en Europa: el primero en estudiar a fondo la unión aduanera prusiana  ‘Zollverein’, antecedente directo del mercado común y de la actual Unión Europea».

Pero además, esta muestra también desmantela algunas ‘fakenews’ sobre Gil  –que nunca firmó ni fue conocido en su tiempo como ‘Gil y Carrasco’–, revelando su «ideología progresista, su relación con la masonería o su homosexualidad». Frente a la imagen falsa de un rostro «envejecido» (Gil murió con 30 años por tuberculosis), esta exposición otorga una nueva lectura icónica: «la de un joven de 28 años, elegante, atractivo y dulce de carácter, camino de Berlín, donde trabó amistad con Alexander von Humboldt».

Durante la presentación de este acto cultural en la biblioteca de Astorga, el vicerrector de investigación de la Universidad de León, Carlos Polanco, puso de manifiesto la gran colaboración entre la institución educativa –cuya biblioteca digital cuenta con toda la obra del escritor– y la ciudad de Astorga, con la que, además, el poeta estaba estrechamente vinculado, como el propio alcalde de la ciudad, Juan José Alonso Perandones, se encargó de dejar claro. Y es que, además de que el poeta estudió en el Seminario Mayor de al bimilenaria, también dejó múltiples escritos sobre sus viajes a tierras maragatas.

Mencionar que esta muestra con la que Valentín Carrera ha rescatado la figura de Enrique Gil y que se exhibe en Astorga hasta el mes de agosto, en horario de mañana y tarde –de 11:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:00 horas–, ha sido organizada por la Progressive Alliance of Socialists and Democrats, la Biblioteca de la Universidad de León y la Biblioteca Enrique Gil, con la colaboración de Acción Cultural Española (AC/E), y del Ayuntamiento de Astorga, entre otras instituciones. Tras su paso por la ciudad, la muestra se trasladará a Villafranca, Madrid y Ponferrada, y finalizará en octubre en el Parlamento Europeo de Bruselas.
Volver arriba
Newsletter