Publicidad
La escuela de pilotos

La escuela de pilotos

OPINIóN IR

21/05/2020 A A
Imprimir
La escuela de pilotos
La posibilidad de que una escuela privada de pilotos aéreos se vaya de León por cuestiones burocráticas pone de manifiesto el papel de cada actor político y su grado de compromiso con la provincia. Las aeronaves de prácticas habían volado hasta ahora desde el aeródromo de Pajares de los Oteros, donde ya no pueden continuar. Ahora se requiere el aeropuerto mixto –militar y civil– de La Virgen del Camino.

La escuela necesita un acuerdo que depende de Aena, el gestor de aeropuertos civiles, y del Ministerio de Defensa, reflejado en un párrafo, para volar desde La Virgen del Camino. No existe causa racional que justifique la desautorización de estos vuelos en una instalación como la leonesa, infrautilizada globalmente. Las tasas de vuelo podrían ser reducidas, puesto que operarlos no añade gastos y sí proporcionaría ingresos a la infraestructura, ayudando a enjugar su déficit económico. El aeropuerto ganaría en relevancia con la escuela y la escuela con la radicación en el aeropuerto. En consecuencia es incomprensible que exista problema en proporcionar las condiciones necesarias que requiere la escuela para asentarse en León.

Por su parte, el alcalde de León, se ha manifestado a favor en público y actuó en privado al máximo nivel para remover obstáculos, pero carece de competencias en este campo. Los diputados nacionales por León del PSOE han maniobrado. Cendón se juega su prestigio porque no le basta con moverse; hay que vencer este problema burocrático. De lo contrario ¿para qué sirve su escaño en Madrid, o el de su compañera? El Presidente de la Diputación ha mostrado una inexplicable pasividad, porque el consorcio del aeropuerto se dirige desde la Diputación. ¿Comprende el alcance para toda la provincia?

En otras trincheras destaca la temprana, discreta y activa gestión de la UPL sobre todos los interlocutores, la ausencia de Ciudadanos en favor del aeropuerto y el similar rol adoptado por Podemos. Finalmente hay que subrayar el incalificable comportamiento de quien bloqueó desde la consejería de Fomento el desarrollo del aeropuerto de León, quien remitió a Bruselas informes en que se había borrado la existencia del aeródromo para postergar las opciones de León a subvenciones europeas, quien fuera incapaz de ayudar al sector aéreo leonés cuando podía. Ahora se descuelga con reclamaciones que no subsanó desde su perjudicial gestión.

¿Qué hacen mientras tanto los diputados y senadores populares en Madrid? ¿Y qué hay de la indiferencia de la Junta? ¿Se imaginan al Principado de Asturias o al Gobierno de la Rioja dando la espalda al progreso de uno de sus aeropuertos?
Volver arriba
Newsletter