Publicidad
La empresa, elemento esencial de la recuperación, por Javier Vega

La empresa, elemento esencial de la recuperación, por Javier Vega

CUENTA CON LEóN IR

Ampliar imagen
Javier Vega | 30/05/2020 A A
Imprimir
La empresa, elemento esencial de la recuperación, por Javier Vega
Cuenta con León El presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de León repasa las fortalezas de la provincia leonesa plantando cara al futuro tras la pandemia de la COVID-19
Nos encontramos ante un gran desafío social y económico. Un minúsculo pero potente virus ha trazado una frontera en nuestra forma de relacionarnos y todos la hemos atravesado forzados pero decididos a adaptarnos a vivir con otras reglas en una sociedad que, en apariencia, es la misma.

La pandemia ha generado una crisis sanitaria sin precedentes que ya está teniendo consecuencias de gran impacto en nuestra provincia, donde la actividad económica se concentra en los autónomos, las pymes y las micropymes. Cierto es que el más importante de los problemas es el sanitario, pero, afortunadamente, empieza a no ser el acuciante. Ahora debemos volver la vista a todo eso que dejamos aplazado hace una eternidad de dos meses y ponernos a la tarea de reparar daños y reiniciar la marcha.

Todos de acuerdo en que la reconstrucción económica es, después de la cuestión sanitaria, la tarea más importante que debemos afrontar. Todos –Administraciones, Cámara, Organizaciones Empresariales y Sindicales, Partidos Políticos y sociedad en general– debemos comprometernos en un trabajo conjunto de reconstrucción nacional con especial dedicación a los sectores más sensibles y que nos tocan más de cerca: turismo, hostelería y comercio. Mañana sería tarde.

Y desde esta unidad de acción es el momento de reclamar las inversiones pendientes en comunicaciones e infraestructuras, de apoyar a los sectores tractores de la economía provincial –tecnología, biotecnología, logística y agroalimentaria– que permitan asegurar la continuidad de las empresas y por ende la de los puestos de trabajo. La empresa debe de ser el eje vertebrador de la acción a corto, medio y largo plazo. Se habla de la supervivencia de las empresas pero son capaces de mucho más que sobrevivir; lo han demostrado en demasiadas ocasiones ya, aunque es verdad que con muchas bajas. Son capaces de exportar, de innovar, de crecer en medios especialmente adversos, de estar al borde del abismo y salvarse. Necesitan para ello muy poco: que las dejen trabajar y que se invierta. La receta opuesta sería ausencia de inversión y no aligerar sus cargas impositivas.

Las Cámaras cumplimos con nuestra principal misión poniéndonos a disposición de las empresas, pero también de la sociedad en general para contribuir a superar el reto presente a través del impulso de una economía más competitiva, inclusiva, sostenible, con más conciencia social y, por tanto, más próspera. Una reciente encuesta realizada por la Cámara, con el fin de tomar el pulso a la actividad económica en León, reflejaba que el 70% de las empresas que han participado en el estudio reclaman ayudas directas y rebaja y flexibilización de los impuestos para superar la crisis y que el 60% de nuestras empresas espera poder estabilizar el empleo en los próximos seis meses, las mismas que declaran haber perdido el 80% de sus ingresos desde el inicio del Estado de alarma. Ese resultado, en el ecosistema creado por la pandemia, es en sí mismo un síntoma de arrojo y capacidad de superación y más aún en empresas cuyo tamaño no les permite disponer de reservas a las que acudir. Merecen todo nuestro apoyo.

Hay que regresar cuanto antes a la normalidad, de una manera escalonada, estudiando las condiciones de partida de cada uno de los sectores, sus peculiaridades y características; todos merecen una especial atención. Es conocido que las crisis conllevan un cambio profundo: no podemos desaprovechar esta oportunidad para que, a través de ese pacto de reconstrucción nacional al que antes aludía, fijemos estrategias de futuro en igualdad de condiciones entre territorios, facilitando la creación de empresas, apoyando el crecimiento empresarial a través de la internacionalización, facilitando las vías de financiación para las empresas, mejorando la fiscalidad, promoviendo la digitalización, invirtiendo en innovación, investigación y desarrollo y apostando decididamente por la formación, adaptada a las necesidades actuales de las empresas y dando así oportunidades a los jóvenes y al gran activo que constituyen los mayores de 55 años.

Entendemos que la empresa es uno de los elementos esenciales en la recuperación económica y social. Por ello, reclamamos a las diferentes Administraciones que no la olviden y que faciliten el desarrollo empresarial de la provincia, algo que redundaría en beneficio de toda la sociedad leonesa.

Por reiterado que sea no podemos obviar el reconocimiento y agradecimiento al gran trabajo y dedicación que hemos recibido de los sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad, de todos los que en el ámbito de la distribución y la venta nos han abastecido, de todos los que se han dedicado a las en este momento vitales labores de limpieza y atención a los mayores y a los más vulnerables, entre otros muchos que han demostrado un compromiso que va mucho más allá de lo exigible y que como sociedad no podemos ni debemos olvidar nunca.

Por delante tenemos un duro y largo camino, pero también grandes retos y desafíos que sabremos abordar con el optimismo necesario, centrando los esfuerzos en lo que cada momento nos demande y trabajando sin escatimar dedicación y entrega. Los leoneses ya lo hemos hecho antes, y lo volveremos a hacer ahora. No me cabe ninguna duda.
Volver arriba
Newsletter