Publicidad
La élite del paracaidismo 'cae' del cielo de León

La élite del paracaidismo 'cae' del cielo de León

ACTUALIDAD IR

C. Centeno | 08/05/2019 A A
Imprimir
La élite del paracaidismo 'cae' del cielo de León
Seguridad Profesionales de varios países participan en la base aérea de La Virgen del Camino en el ejercicio 'Lone Paratrooper', donde perfeccionan saltos de gran altura con oxígeno / El fuerte viento impidió los lanzamientos de este miércoles
La élite del paracaidismo militar se infiltra estos días en la base área de La Virgen del Camino en una nueva edición del ejercicio ‘Lone Paratrooper’, que reúne cada año a profesionales de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto a otras unidades de países europeos y de Estados Unidos.

En concreto, en esta edición organizada por la Brigada 'Almogávares' VI de Paracaidistas participan equipos operativos del Ejército de Tierra (la Compañía de Reconocimiento Avanzado de la Bripac y de los Grupos de Operaciones Especiales) y del Ejército del Aire (Escuadrón de Apoyo al Desembarco Aéreo y Escuadrón de Zapadores Paracaidistas), además de equipos de la Policía Nacional, junto a unidades de Estados Unidos, Francia, Holanda, Italia, Polonia y Portugal. 

A pesar de que este miércoles el fuerte viento no les permitió realizar los lanzamientos programados, la Brigada Paracaidista del Ejército que organiza el ejercicio elige León por las buenas condiciones que les presta el espacio aéreo para poder realizar estos saltos 'Halo-haho', desde alta cota con oxígeno. "La parte buena de la base aérea de León son las condiciones que nos presta el espacio aéreo, que es bastante amplio y nos permite una navegabilidad de los paracaidistas suficiente para poder hacer saltos desde alta cota", explica el jefe de la compañía Lanzamiento Paracaidista de la Bripac, Manuel Alonso. En la misma línea se muestra el general jefe de la Brigada Paracaidista, Luis Sáez, que celebra que tanto el "fantástico" espacio aéreo como las instalaciones de la base permiten invitar a otros países para "compartir experiencias con ellos". 

El ejercicio sirve tanto para perfeccionar las capacidades de infiltración paracaidista, como para intercambiar experiencias con otras unidades y para probar nuevas técnicas y materiales innovadores.

Los saltos a gran altura se realizan desde zonas alejadas (como el embalse de Barrios de Luna) y los paracaidistas llegan a alcanzar gran velocidad y a desplazarse unos 30 kilómetros para tomar tierra en la base de La Virgen del Camino. Unos entrenamientos que luego llevan a la práctica en diferentes misiones, desde conflictos bélicos hasta misiones de paz o situaciones de emergencia. "Este tipo de inserciones son muy útiles ya que el avión está alejado de la zona de lanzamiento y no es detectable por el personal que pueda haber en la zona", explica Alonso.

Por ello el ejercicio que hasta el próximo día 15 se lleva a cabo en la base aérea de La Virgen del Camino es del "máximo nivel de interés" para estos profesionales, como destaca Sáez, ya que asegura que estos cuerpos paracaidistas participan "en todos aquellos escenarios y misiones en los que España se despliega".

Junto a los paracaidistas, las instalaciones del aeródromo militar guardaban este miércoles complejos equipos con los que realizan los lanzamientos, que pueden llegar a alcanzar los 70 kilos peso. Además, en apoyo del ejercicio, dos aviones del Ejército del Aire desplazados a la base, otro de la Marina de Estados Unidos procedente de Morón y una aeronave civil holandesa.
Volver arriba
Newsletter