Publicidad
La EHF confirma al Abanca Ademar en la fase de grupos de la nueva Liga Europea

La EHF confirma al Abanca Ademar en la fase de grupos de la nueva Liga Europea

DEPORTES IR

El Dinamo de Bucarest compartirá fase de grupos con el Ademar. | JAVIER QUINTANA Ampliar imagen El Dinamo de Bucarest compartirá fase de grupos con el Ademar. | JAVIER QUINTANA
Jorge Alonso | 20/07/2020 A A
Imprimir
La EHF confirma al Abanca Ademar en la fase de grupos de la nueva Liga Europea
Balonmano Con bajas de última hora con motivo del coronavirus, la Federación Europea confirma los equipos que participarán en la segunda competición continental
No hubo sorpresas y la Federación Europea de Balonmano (EHF por sus siglas en inglés) confirmó este lunes la plaza directa del Abanca Ademar en la fase de grupos de la nueva Liga Europea, la nueva competición continental que sustituirá a la Copa EHF y que será el segundo escalón del balonmano europeo por detrás de la Liga de Campeones.

El equipo leonés tenía derecho, como segundo clasificado de Asobal, a gozar de ese estatus que le hará evitar las dos rondas previas de clasificación, asegurarse 10 partidos europeos la próxima temporada y tener acceso a los ingresos que otorga la EHF por la participación sin haber tenido que afrontar antes el gasto que supone disputar las eliminatorias, que no tienen recompensa económica.

Una buena noticia por tanto a todos los niveles para el club en una competición que además, con el nuevo formato de la exclusiva ‘Champions’ gana en competitividad. Basta echar un vistazo a la nómina de equipos para darse cuenta de ello, ya que junto al Abanca Ademar están ya clasificados para la fase de grupos doce equipos como el Nimes francés, el potente proyecto del Pelister, el poderío económico del Dinamo de Bucarest o el Kadetten suizo.

Además, otros nueve entrarán en competición teniendo que superar únicamente una previa, una ronda a la que accederá directamente el Benidorm junto a equipos más que consolidados a nivel europeo como el Füchse Berlin, el Rhein-Neckar Lowen, el Montpellier o el Sporting de Portugal, habituales equipos de Liga de Campeones.

La EHF exigía 20.000 euros de aval, lo que ha supuesto la renuncia de algunos clubes debido a la crisisDe hecho, otros habituales en el primer plano europeo como Benfica, Metalurg, Skjern, Bjerringbro o el propio Bidasoa, deberán superar dos eliminatorias para acceder a la fase de grupos. Además, teniendo en cuenta que el sorteo que se celebrará el próximo 28 de julio en Viena no tendrá restricciones de ningún tipo, el azar puede dejar eliminatorias entre favoritos que dejen a un ‘grande’ por el camino a las primeras de cambio.

En la fase de grupos sí que habrá restricciones por países y no podrán coincidir equipos de la misma liga en un mismo grupo.

La primera eliminatoria arrancará en el mes de agosto, si bien al fase de grupos en la que entrará a participar el Abanca Ademar no arrancará hasta finales del mes de octubre.

El coronavirus provoca bajas


Sin embargo, no todos los equipos con derecho deportivo a participar en la competición se han inscrito finalmente en la competición. La baja más sorprendente es sin duda la del Hannover. El aumento de encuentros al ampliarse la Bundesliga así como el calendario que deberán afrontar los equipos alemanes en competiciones nacionales la próxima campaña y las circunstancias económicas llevaron al Hannover a tomar esa decisión. El conjunto entrenado por dos viejos conocidos del Ademar como Iker Romero y Antonio Carlos Ortega, aseguraba también que la incertidumbre respecto al coronavirus y lo que ello supone en cuanto a viajes dentro del continente ha influido en una decisión que los técnicos asumían «porque ha pesado la razón, nos hemos quedado con una plantilla más corta y le hubiéramos dado oportunidades a los jóvenes en Europa dejando a los veteranos para la liga». El Hannover ha tenido que renegociar varios contratos y ha perdido a algunos de sus jugadores más importantes.

Si esto ocurre en la liga más potente del mundo, es obvio que los problemas se traducen en todas las ligas del continente. En Polonia el Gwardia Opole y el Gornik Zabrze, también han renunciado a competir en Europa la próxima temporada por los requisitos económicos solicitados por la EHF, que obliga a poner un aval de 20.000 euros como primer paso.

En España, Logroño fue el gran damnificado por la decisión de la Federación Española de finalizar la temporada otorgando plazas europeas a Barcelona, Ademar, Bidasoa y Benidorm incluso en contra de la clasificación vigente al término de la competición. El ente federativo se movió para conseguir una invitación extra para el conjunto riojano y lo consiguió, con la sorpresa final de que el conjunto franjivino anunciaba la pasada semana su renuncia a ella.
Volver arriba
Newsletter