Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

La educación para adultos sigue en caída en la provincia leonesa

La educación para adultos sigue en caída en la provincia leonesa

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Víctor S. Vélez | 24/06/2019 A A
Imprimir
La educación para adultos sigue en caída en la provincia leonesa
Educación En solo cinco cursos el número de alumnos ha bajado a la mitad
El número de alumnos de la educación para adultos no deja de caer en la provincia de León. Según los datos publicados recientemente por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, en el curso pasado se matricularon en enseñanzas de carácter formal 1.527 personas mayores de edad, un 5,2 por ciento menos que el año anterior.

No obstante, en los últimos cinco cursos la caída ha sido del 48,8 por ciento. Es decir, en León hay la mitad de alumnos de educación para adultos que en el curso 2013/2014, cuando se alcanzó el mejor registro con 2.984 personas.

Hasta ese momento la educación para adultos experimentó una escalada progresiva en el número de matrículas en León. No obstante, desde ese punto de inflexión el descenso le ha llevado a registros inferiores a los de hace una década en la provincia.

Las enseñanzas iniciales son las que más adultos cuentan en esta formación con 555 matrículas en el último curso con datos. Por su parte, 409 personas están buscando obtener el título de Secundaria, mientras que 275 está realizando sus estudios de ESO a distancia. Del mismo modo, 37 leoneses se están preparando para realizar la prueba de acceso a la Universidad.

Las mujeres están más interesadas en la educación para adultos y representan algo más del 55 por ciento del total. En concreto, en la provincia de León hay 841 matrículas femeninas por 646 hombres.

Atendiendo a una clasificación por edades, a nivel nacional, entre los 20 y los 29 años hay 65.175 alumnos que cursan esta modalidad formativa, por los 43.873 treintañeros y los 35.063 que tienen entre los 40 y los 49 años. Por su parte, el grupo de edad entre los 50 y la edad de jubilación estaría compuesto por 27.749 estudiantes y que superen los 65 años habría 24.498 alumnos de Educación para Adultos.

"Están motivados por encontrar un trabajo mejor y, además, por subir su autoestima"

El directorio de centros de la Consejería de Educación fija 14 centros de enseñanza para adultos, en otros tantos municipios, en la provincia de León. En la capital se cuenta con el Cepa Faustina Álvarez García que opera en el centro de la ciudad desde el año 1996, fruto de la fusión de dos centros anteriores que entraron en funcionamiento en la década de los años ochenta.

El actual curso académico en este centro terminará de manera inminente y, como su calendario de vacaciones coincide con el escolar, volverán a las aulas el próximo 23 de septiembre. En breves se abrirá al público el proceso de matrícula, al igual que en otro de los centros de referencia el Cepa Concha Casado de Trobajo del Camino que permite realizar pruebas libres para lograr el graduado de la ESO y diferentes programas formativos.

La Consejería también ubica centros de enseñanza para adultos en municipios como Ponferrada, Bembibre, Valencia de Don Juan, Sahagún o Villablino. Una profesora que imparte clases a personas adultas en uno de estos centros cuenta a este periódico que entre las motivaciones de sus alumnos se encuentran razones como «encontrar un trabajo mejor o también lograr aumentar su autoestima».

Del mismo modo, esta docente explica que a muchas personas dejaron sus estudios «por falta de recursos o falta de ganas en su día» y que, años después, «se arrepienten» y deciden retomar su formación para lograr un mejor horizonte laboral. Sobre las dificultades que se encuentran a la hora de emprender nuevamente sus estudios, señala que «existen obstáculos» y, aunque estos centros suelen tener bastante flexibilidad horaria, sitúa como uno de los principales el poder compaginar sus responsabilidades con acudir a las clases.
Volver arriba
Newsletter