Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Miércoles, 27 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

La Edar alega que el agua aliviada en Cacabelos tiene "escasa carga contaminante"

La Edar alega que el agua aliviada en Cacabelos tiene "escasa carga contaminante"

ACTUALIDAD IR

Residuos procedentes del vertido de aguas sucias en Cacabelos estos pasados días. | JOSÉ MANUEL ÁLVAREZ Ampliar imagen Residuos procedentes del vertido de aguas sucias en Cacabelos estos pasados días. | JOSÉ MANUEL ÁLVAREZ
N. González | 30/03/2016 A A
Imprimir
La Edar alega que el agua aliviada en Cacabelos tiene "escasa carga contaminante"
Medio Ambiente La mancomunidad anuncia una inversión para dotar a los aliviaderos de sistemas de tamizado para reducir los sólidos
La Mancomunidad para el Tratamiento de las Aguas Residuales del Bajo Bierzo asegura que el agua aliviada en el colector de Cacabelos «se ha analizado por laboratorios acreditados y es un agua diluida y con escasa carga contaminante».

A pesar de las quejas y las críticas de numerosos vecinos del municipio y de la denuncia realizada por el Club de Pesca Ribera del Cúa de Cacabelos, los responsables de la Mancomunidad para el Tratamiento de las Aguas Residuales argumentan que, si no se realiza el alivio del caudal, se podría provocar que el colector del municipio de Cacabelos «entrase en carga» y que el agua que no es capaz de entrar en el colector hacia la Estación Depuradora de Aguas Residuales, la Edar, «saliese por las redes interiores de la población».

De esta manera justifican la apertura del aliviadero de Cacabelos realizada en los últimos días y que está siendo analizada por la Confederación Hidrógráfica Miño Sil, ya que en ese mismo punto está abierto un expediente sancionador por un alivio no autorizado realizado anteriormente. Los responsables de la Mancomunidad, presidida por el edil ponferradino Roberto Mendo, y de la Edar, gestionada por Aqualia, subrayan que «el agua de salida de la Edar es analizada permanentemente, su calidad está garantizada y cumple con las autorizaciones de vertido».

Aun así, la Mancomunidad anuncia que realizará una inversión para dotar a los aliviaderos de «sistemas de tamizado» con el objetivo de «reducir sensiblemente los sólidos y por lo tanto el impacto al medio receptor cuando ocurran estas situaciones». Estos sólidos, afirman, se llevarán después a un Centro de Tratamiento de Residuos.

Las aguas vertidas estos días al Cúa, como se puede observar en la fotografía, tienen precisamente un importante volumen de residuos sólidos, que se acumulan a la salida del aliviadero.

Desde la Edar subrayan que las instalaciones existentes están diseñadas para admitir el agua residual proveniente de Cacabelos, pero que «el caudal real» que viene por el colector es frecuentemente muy superior al caudal para el que está diseñada la instalación, «debido a infiltraciones de agua limpia en las redes interiores de la población, procedentes de lluvia, canales de riego o nivel freático alto por sistemas de riego a manta». Y, sobre todo, por arroyos y presas de riego que acaban en las redes de saneamiento municipales.

«Esto hace que, a veces, el caudal entrante sea tan elevado que sea incapaz de incorporarse en su totalidad al colector en dirección a la Edar», exponen, lo que hace que se hagan estos alivios, por los que los responsables de la instalación defienden que «no se puede hablar en ningún caso de vertido, sino de alivio», ya que además manifiestan que este funcionamiento es automático.
Volver arriba
Newsletter