Publicidad
La Diputación recibe 34 millones de la Junta para cofinanciar los servicios sociales los próximos 3 años

La Diputación recibe 34 millones de la Junta para cofinanciar los servicios sociales los próximos 3 años

ACTUALIDAD IR

Castañón (2d), entre los diputados de servicios sociales, y la jefe de servicio. | S.M. Ampliar imagen Castañón (2d), entre los diputados de servicios sociales, y la jefe de servicio. | S.M.
Susana Martín | 22/11/2017 A A
Imprimir
La Diputación recibe 34 millones de la Junta para cofinanciar los servicios sociales los próximos 3 años
Palacio de los Guzmanes La institución provincial aporta otros 6 millones anuales a políticas que benefician a 20.000 leoneses cada año
La Diputación de León contará con 34’19 millones de euros del acuerdo marco con la Junta para financiar los servicios sociales en la provincia en los próximos tres años, una cuantía a la que hay que sumar otros 18 millones de euros que aporta la propia institución provincial para cofinanciar (35%) estos programas sociales hasta 2019 (6 millones al año). Se trata de políticas sociales que benefician al año a más de 20.000 leoneses del medio rural.

«Es un acuerdo marco muy bueno, la de León es la Diputación que más incrementa la cofinanciación que recibe de la Junta», aseguraba este martes José Miguel Nieto, diputado de asuntos sociales. «¿Satisfechos? Yo no, porque en servicios sociales el dinero nunca va a sobrar», explicó. Junto a él comparecieron ante los medios de comunicación el portavoz del equipo de gobierno, Francisco Castañón, la otra diputada responsable de asuntos sociales, Manuela García, y Yolanda Martínez, jefa del servicio.

«Este acuerdo marco con la Junta de Castilla y León permite impulsar una política social donde la institución provincial tiene las competencias delegadas y las ejercemos con un esfuerzo inversor importante con el fin de dar una respuesta a todos los colectivos que tienen mayor vulnerabilidad», remarcó el también vicepresidente primero de la Diputación. Castañón reiteró el compromiso de la institución provincial con las políticas sociales («el 26% del presupuesto es para gasto social», reiteró), que se refuerzan con una dotación de 6 millones de euros «a mayores» en 2017 (primer año de vigencia del nuevo acuerdo marco) y que se incrementará a 7 millones de euros durante el próximo presupuesto y el siguiente. En total, 20 millones en los próximos tres años.

El nuevo acuerdo con la administración regional –en el que no se incluyen los centros asistenciales, de los que se hace cargo únicamente la institución provincial pese a ser competencia de la Junta– permite a la Diputación «disponer de más de un millón de euros de incremento anual durante los tres años de vigencia del acuerdo marco.

Por su parte, José Miguel Nieto indicó que en los años 2018 y 2019 se producirá un incremento de más de 360.000 euros en los gastos de personal, «destinados a la contratación de nueve técnicos más para potenciar el área de gestión de dependencia y la renta garantizada a la ciudadanía».

Castañón quiso hacer un «reconocimiento explícito» a la labor que desempeñan las más de cien personas que trabajan en los 25 Centros de Acción Social (Ceas), «profesionales altamente especializados que realizan una labor muy importante en nuestro ámbito rural, sobre todo trabajadores sociales».

La ayuda a domicilio


La ayuda a domicilio es el programa más ‘importante’ del acuerdo marco, con 6,7 millones de euros y un aumento de 885.000 euros el próximo año. A través de él se atiende a 2.400 usuarios al año, una cifra a la que hay que añadir otros 1.700 usuarios anuales, los que reciben los servicios de la teleasistencia.

También se producirá un incremento de la cuantía presupuestaria destinada a los programas de protección a la familia, que este año reciben una cuantía de 936.000 euros (42.000 más) y en los ejercicios 2018 y 2019 se incrementarán 57.000 euros, hasta los 952.000 euros anuales.

Principalmente, la subida se destinará al programa Crecemos –el programa de guarderías para niños de cero a tres años en el mundo rural–, «que pasará de 25 a 28 centros este año y que en 2018 se incrementará hasta 31», tal y como avanzó Nieto.

«Creemos que con nuestros programas sociales llegamos a bastantes más de 20.000 usuarios de municipios de menos de 20.000 habitantes, porque muchos programas permiten beneficiarse a toda la familia a pesar de que sólo uno sea, administrativamente, el destinatario», explicó el diputado.

Castañón insistió en la necesidad e importancia de los programas sociales que desarrolla la Diputación, que persiguen «combatir el envejecimiento y el aislamiento del mundo rural».

Los 20 millones en "competencias que no son nuestras" que asume Diputación


Castañón prefiere no  hablar de ‘competencias impropias’. «Nos gustaría no tener esos gastos, pero tenemos la responsabilidad moral adquirida», dice.

Castañón: Somos reivindicativos con la Junta, pero no se puede utilizar a las personas  como moneda de cambio La financiación de los cuatro centros asistenciales de la provincia de León –unos 20 millones de euros anuales– no forma parte del acuerdo marco de servicios sociales que cofinancian Junta y Diputación. Pero ayer, al presentar los nuevos términos de éste en el Palacio de los Guzmanes, los periodistas volvieron a preguntar por un tema que el equipo de gobierno prefiere evitar siempre que puede.

¿Qué pasa con las competencias impropias?, le preguntan al portavoz de los populares, Francisco Castañón, que responde que prefiere llamarlas «competencias que no son nuestras».

«Nos gustaría no tener esos gastos, pero tenemos esa responsabilidad moral adquirida», argumenta el también vicepresidente primero de la Diputación, que señala también que «en el futuro no sabemos qué línea seguirá la política de transferencias de la Junta».

En los cuatro centros asistenciales que cuida la institución provincial leonesa se atiende a unos 400 usuarios que permanecen en una especie de ‘limbo’ tras desentenderse el gobierno regional de su cuidado. «Ojalá los centros asistenciales fueran financiados por la Junta», afirma Castañón.

¿Serían ustedes más reivindicativos si el gobierno regional lo dirigiera un partido político de distinto color que el suyo (PP)? «Somos muy reivindicativos con la Junta», responde Castañón, «pero es que no se puede utilizar a las personas como moneda de cambio».

Volver arriba
Newsletter