Publicidad
La Deportiva hace olvidar la diferencia entre categorías

La Deportiva hace olvidar la diferencia entre categorías

DEPORTES IR

Kaxe, Isi y Son, tres de los jugadores del año pasado, se abrazan celebrando uno de los goles en Vallecas. | IRINA R.H. Ampliar imagen Kaxe, Isi y Son, tres de los jugadores del año pasado, se abrazan celebrando uno de los goles en Vallecas. | IRINA R.H.
J.C. | 28/10/2019 A A
Imprimir
La Deportiva hace olvidar la diferencia entre categorías
Fútbol / Segunda División La Ponferradina usó a 10 jugadores que el año pasado estaban en Segunda B y el Rayo a 10 que jugaban en Primera durante el triunfo berciano en Vallecas
En el regreso a Segunda División, condicionado eso sí también por su bajo límite salarial, la Deportiva no dudó en hacer una apuesta por la continuidad y mantener la columna vertebral que le había llevado al ascenso el año pasado.

Una opción que podía ser arriesgada pero que le está saliendo hasta el momento a la perfección a los de Jon Pérez Bolo, que transcurridas 13 jornadas tienen ya un pequeño colchón de cinco puntos sobre los puestos de descenso y están de hecho más cerca del ‘playoff’ de ascenso.

La Deportiva hace olvidar la diferencia entre categorías, en especial en el triunfo frente al Rayo Vallecano, donde se dio la especial circunstancia de que 10 de los jugadores que usó la escuadra berciana militaban el año pasado en Segunda División B y 10 de los que jugaron por la madrileña estaban en esa campaña anterior en Primera.

De este modo, Bolo sacó en su alineación titular a siete jugadores del ascenso (Son, Ríos, Yac, Sielva, Isi, Kaxe y Yuri), siendo también ‘viejos conocidos’ los tres cambios (Larrea, Saúl y Bravo), en una circunstancia que empieza a ser habitual dado que, de los nueve jugadores que más minutos han disputado esta temporada, ocho estaban ya en las filas deportivistas la pasada temporada.

8 de los 9 jugadores que más minutos ha usado este año Bolo estaban ya el año pasado en Segunda B ¿Enfrente? Estaba un Rayo Vallecano que de sus once titulares tenía a nueve que militaban en la máxima categoría española (Dimitrievski, Advíncula, Catena, Comesaña, Pozo, Trejo, Embarba y Bebé con el propio conjunto vallecano que descendió y Luna con el Levante), saliendo también en la segunda parte Álvaro.

Pese a todo ello, la Ponferradina no sólo consiguió asaltar Vallecas, imponiéndose 1-3 para lograr su primer triunfo a domicilio de la temporada, sino que está a estas alturas con sólo un punto menos que el Rayo Vallecano, cuyo claro objetivo es regresar a Primera.

Una filosofía que tuvo su mayor éxito el año pasado, cuando el Mallorca logró subir a la máxima categoría con gran parte del equipo con el que había llegado desde Segunda B, y que este año la Deportiva confía en que le pueda llevar a lograr su objetivo. De momento, en el camino de poder conseguirlo están.
Volver arriba
Newsletter