Publicidad
Zamora 3 - Cultural 2: 'Un inicio esperpéntico que se paga caro'

Zamora 3 - Cultural 2: 'Un inicio esperpéntico que se paga caro'

DEPORTES IR

Dioni pelea por un balón largo con un defensor del Zamora. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Dioni pelea por un balón largo con un defensor del Zamora. | SAÚL ARÉN
Jesús Coca Aguilera | 18/04/2021 A A
Imprimir
Zamora 3 - Cultural 2: 'Un inicio esperpéntico que se paga caro'
Fútbol / Segunda División B La bochornosa primera media hora de la Cultural, que perdía 2-0 al minuto 7, acaba siendo una rémora insalvable / Bravo puso el 3-2 en el 80 pero no hubo ninguna ocasión para igualar
Por si la pesadilla del Celta B había sido un mal trago insuficiente, la Cultural no se dio cuenta hasta la media hora del choque en Zamora de que aún no había despertado. Y cuando quiso hacerlo, era demasiado tarde.

3-2 perdieron los leoneses en su visita al Ruta de la Plata víctimas de un inicio esperpéntico que pagaron muy caro, pues acabó siendo una rémora insalvable pese a que a diez minutos para el final Bravo puso a los leoneses a un gol de lograr un empate para el cual no generaron ni una ocasión de ahí al final.

Otra ‘bofetada’ en toda regla para una Cultural donde, el mejor resumen de la calamitosa primera hora, es que lo más positivo era el resultado y eso que les tenía ya dos goles por debajo en el marcador desde el minuto 7.

Hasta que Idiakez corrigió su nuevo experimento con 2 cambios a la media hora, la Cultural ‘vivió’ en su área Volvió a ‘inventar’ Idiakez, con un bandazo más de los muchos que lleva en las últimas semanas, con Montes y Rovirola en el doble pivote, Mario jugando por delante de Abad y ningún extremo en el campo, y el experimento, que tuvo que corregir con dos cambios mediada la primera parte que pusieron fin al asedio, no le pudo salir peor.

Naufragó la Cultural en un arranque en el que el centro del campo, como en prácticamente todos los partidos ante equipos de nivel esta temporada, fue superado por el rival, los errores defensivos se sucedieron uno tras otro y encima el punta argentino Coscia, que no había metido ni un gol en toda la temporada, tenía su día dorado y hacia dos en apenas siete minutos.

Porque cuando aún había gente entrando al Ruta de la Plata, el Zamora ya estaba por delante en el marcador. Saltó por los aires el planteamiento de Idiakez, que claramente buscaba un partido cerrado, de 0-0 y aprovechar alguna ocasión aislada, cuando al minuto de juego Coscia recibía un centro de la izquierda, se revolvía ante la permisividad de los centrales, y fusilaba a Zubiarre con un disparo demasiado cercano y potente para que el portero pudiera tirar de reflejos y sacarlo.

¿Por si era poco mazazo? Un error en la salida de balón de un Virgil que repitió la horrible actuación de siete días atrás propiciaba un nuevo centro al área con la zaga descolocada y otra vez Coscia, esta vez ganándole el salto a Toni Abad y conectando un gran cabezazo, colocaba el 2-0 en el marcador.

Sólo un minuto después de poner Castañeda el 2-1 con un golazo desde la frontal, Montes hizo un penalti  Todo lo que le podía salir mal a la Cultural, sucedía. Héctor, en la única aproximación al área rival de los leoneses, volvía a hacer gala de mala puntería y enganchaba muy mal un balón claro en el área pequeña. Primero Virgil y luego Rodas, el cual se resintió en la segunda mitad y tuvo que retirarse del campo estando KO, sufrían una conmoción el primero tras un golpe y el segundo después de un balonazo y quedaban ‘groguis’ varios minutos en el suelo. Y el Zamora seguía achuchando y haciendo que la Cultural viviera en su área.

Y entonces, las cosas cambiaron. Entraron Kawaya, que fue el único que desequilibró mientras le duró la gasolina, y Bravo, y más por el mensaje que suponía que por su aportación en sí la cara del equipo cambió.

Zubiaurre sacó un mano a mano que era el 4-1 y Bravo dio vida al volear sin dejarla caer un centro de Dioni Pero como diría el refrán, ‘a perro flaco todo son pulgas’. Porque llegó el 2-1, un golazo tremendo de Castañeda, que recibía un balón en la frontal tras una combinación entre Kawaya y Dioni, recortaba hacia dentro y con su pierna mala, la derecha, se sacaba un disparo a media altura y pegado al palo que superaba a Villanueva.

Y sin embargo, lo que podría haber dado alas a la Cultural apenas se mantuvo un minuto en el marcador, pues justo en la acción siguiente una mano de Montes dentro del área, de esas que este año un 50% de veces se pitan y otro 50% no, pero que siempre son evitables por el defensor no yendo con el brazo extendido, acababa convirtiéndose en un penalti en el que Dani Hernández engañaba a Zubiaurre y ponía el 3-1.

Con ese marcador se iban al descanso, llegando en la primera acción de la reanudación un gol anulado a la Cultural, pues Héctor marcaba a centro de Kawaya pero en una posición de fuera de juego que señalaba el árbitro.

Aún pudo soñar la escuadra leonesa, donde debutaba el canterano Álvaro López en el centro de la defensa tras la lesión de Rodas, con regresar con algo positivo. Evitó el 4-1 Zubiaurre, sacando un gran pie a Menéndez cuando en un contraataque el lateral se había quedado solo ante él; y quien hacía el 3-2 era Bravo, tras un centro de Dioni al segundo palo que el madrileño enganchaba de volea sin dejar que la bola cayera y que acababa en el fondo de la red pasando por una maraña de piernas de atacantes y defensores.

Debutó el canterano Álvaro López al lesionarse Rodas y el Zamora acabó con su portero suplente de punta Con el largo descuento al que la lesión de Rodas obligaba había mucho tiempo por delante para buscar la igualada, pero la realidad es que nunca hubo opciones de conseguirla en un final en el que Movilla ponía la nota excéntrica al sacar a su portero suplente Mapisa de delantero, ganando de hecho el zimbabuese la mayoría de balones aéreos que peleó con la zaga.

Pero ni un ‘uy’ pudo gritar de ahí al final la afición leonesa que un año después pudo desplazarse con su equipo, siendo una acción individual de Escardó que acababa mansa en las manos del portero la mejor aproximación.

Un nuevo varapalo caía, con una pésima imagen inicial que la mejora final no logra tapar. Pero con la única nota positiva que aún se puede sacar: que el ‘playoff’ sigue estando en su mano.
Volver arriba
Newsletter