Publicidad
La culpa es de Rajoy

La culpa es de Rajoy

OPINIóN IR

06/01/2015 A A
Imprimir
La culpa es de Rajoy
Según los datos de los últimos meses, aunque lentamente, parece ser que se está dando una tendencia a la creación de nuevos puestos de trabajo y es probable que en este sentido sea Rajoy la opción menos mala como gestor de la economía. Pero la acción de gobierno no puede reducirse a la economía y todo indica que por ello el Partido Popular en futuros comicios se encuentre con que muchos de sus antiguos votantes vayan a abstenerse o a votar en blanco.

Seguramente que entre estos se encuentren muchos profesores de religión de Andalucía y del resto de España. En Andalucía han organizado una gran manifestación porque el gobierno andaluz piensa reducir considerablemente el número de horas semanales de clase de religión, a pesar de que Andalucía es tal vez la región de España en la que más alto porcentaje de padres piden la clase de religión para sus hijos. Se dirá que el culpable de esta reducción horaria es el gobierno izquierdista de coalición PSOE-IU. Pero dicho gobierno lo único que hace es acogerse a la nueva ley de educación, la LOMCE, defendida y aprobada por el Partido Popular, que ha dejado en manos de las comunidades autónomas la posibilidad de esta reducción. Y así el gobierno del PP de Castilla y León también ha reducido las horas de clase de religión. Luego la culpa es del propio Rajoy que así se lo ha permitido al ministro Wert.

Se dirá que lo hace por respeto a sus ministros, pero está claro que no tuvo el mismo respeto con el ministro Gallardón, incumpliendo gravísimamente otra de sus grandes promesas electorales de defender la vida humana. O sea que, aunque parezca increíble, la clase de religión quedaba mejor parada con las leyes de Felipe González y de Zapatero. Así por ejemplo con la LOE de Zapatero los centros públicos tienen la obligación de ofrecer la clase de religión en bachillerato a los alumnos que la pidieran. Con Rajoy los centros ya no tienen obligación de ofrecerla, incumpliendo los Acuerdos Iglesia-Estado. Tristemente no quedará otro remedio, y en ello se está trabajando, que llevar al gobierno de Rajoy a los tribunales por este incumplimiento.
Volver arriba
Newsletter