Publicidad
La cubil y ‘la calcamonía’

La cubil y ‘la calcamonía’

OPINIóN IR

24/10/2021 A A
Imprimir
La cubil y ‘la calcamonía’
El caso es que entamamos en hacer una cubil, lo que los anglosajones dicen cochiquera, y nunca pensamos «de que» iba a ser tan complicada cosa tan sencilla, que no es más que un tablero en el suelo, una pared de ladrillo dado de llana y frocesado y, sobre todo, un comedero grande, que las patas no se hacen jamones a base de leer a Faulkner, que pudiera ser pero no está demostrado científicamente.

El caso es que nos metimos en el papeleo de la muncipalidad, la sanidad del sacil, la Junta de Castilla y León y León y Castilla, la confederación hidrográfica del Torío y allegados y pronto recordamos lo que decía Sidoro, el del bar casa Isidoro con TV Iberia cuando veía a alguien con una carpeta camino de la municipalidad. «Date la vuelta ahora que estás a tiempo porque como te metas en hacer papeleos al final siempre te falta una calcamonía».

Oye —oiga si tiene Bachillerato— y tal y como nos lo había contado, que no salíamos de la patada de la ‘calcamonía’. Primero había que sacar la cubil, que los anglosajones llaman cochiquera, del casco urbano y dejar un kilómetro de salida de olores. Con lo que salimos un kilómetro del pueblo nuestro y ya estábamos en el pueblo de al lado, y así tres pueblos seguidos. Cuando ya nos pareció que había sitio para la cubil, que habría que contratar cátering para el gocho porque ya estaba en casa dios, resulta que el prao estaba a menos de 200 metros del río, que menuda es la Confederación Hidrográfica del Torío, así que tira para abajo. Así llegamos a las Hoces de Vegacervera, que además de estar protegidas por la Unesco, nos quedaban las peñas muy en cuesta para el gocho, que o bien le comprábamos zapatillas de pie de gato y se nos despeñaba a la primera. Así que tira para abajo. Y que el kilómetro, el río, la Confederación, el casco urbano, Urbano sin casco... cuando nos dimos cuenta estábamos metidos en Ordoño, que resulta que el gocho no hace juego con los colores con los que pintaron el suelo.

Nos dicen que la única solución es que la hagamos en el Musac diciendo que es una performance y a falta de director... buena será cubil. Digo yo.
Volver arriba

Newsletter