Publicidad
La Cruz de Ferro, un punto clave para la espiritualidad en el Camino de Santiago

La Cruz de Ferro, un punto clave para la espiritualidad en el Camino de Santiago

ACTUALIDAD IR

Una imagen de la Cruz de Ferro, el punto más alto del Camino. | L.N.C. Ampliar imagen Una imagen de la Cruz de Ferro, el punto más alto del Camino. | L.N.C.
P. Ferrero | 22/02/2020 A A
Imprimir
La Cruz de Ferro, un punto clave para la espiritualidad en el Camino de Santiago
Maragatería Santa Colomba de Somoza invierte en un proyecto para adecuar y salvaguardar la zona, así como para dotarla de elementos para los peregrinos
La Cruz de Ferro, un punto clave en el Camino de Santiago, y a partir de ahora, un espacio de dedicado a la espiritualidad. El Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza, con la ayuda de un peregrino extranjero, ha puesto en marcha un proyecto que tiene como objetivo dignificar, conservar y poner en valor este enclave, lleno de misticismo y espiritualidad para todos los peregrinos y demás visitantes que acuden a la Cruz de Ferro en busca de calma, tranquilidad y reflexión. Un proyecto que en su primera fase destinará una inversión de 150.000 euros y consistirá en adecuar el entorno de la Cruz y la ermita. Estas actuaciones incluirán la construcción de pequeños muros que impidan el acceso de motos y quads a la base de la Cruz. Asimismo, se construirá una pasarela para el acceso de los peregrinos, así como una zona de lavapiés y refresco, para el descanso de los viandantes.

Pero el punto fuerte de este proyecto radica en la construcción de una capilla para la oración, meditación y descanso de los caminantes, junto a la ermita de Santiago. Un centro de espiritualidad con forma elíptica, muros de cristal y una cubierta vegetal, que mimetizará con el entorno.

Por otra parte, en la segunda fase de este proyecto, se prevé acondicionar la zona de aparcamiento, dotándola, entre otras cosas, de unos aseos. También se creará un paso elevado, una zona ajardinada, y se habilitarán carteles informativos sobre el entorno, y un recinto acondicionado para una persona que se encargará de salvaguardar este espacio tan emblemático, el punto más alto del Camino Francés.  La idea, a priori y si todo va bien, es que los trabajos vean la luz antes de finalizar el año.
Volver arriba
Newsletter