Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La conexión León - Nava se reencuentra en el Palacio

La conexión León - Nava se reencuentra en el Palacio

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 06/11/2019 A A
Imprimir
La conexión León - Nava se reencuentra en el Palacio
Balonmano / Liga Asobal Dani Gordo, Raúl García, Rodrigo Pérez, Eduardo Fernández, Yeray Lamariano y Ernesto Sánchez regresan a la que fue su casa
A buen seguro Abanca Ademar y Nava llegarán el viernes con más tiempo de lo habitual al Palacio de los Deportes para disputar un encuentro inédito en la máxima categoría del balonmano nacional (19:30 horas). Y es que serán muchos los abrazos, las charlas, las anécdotas y los recuerdos que compartan algunos de los protagonistas del encuentro entre segovianos y leoneses con el regreso a la orilla del Bernesga de dos miembros del cuerpo técnico y cuatro jugadores que han vivido el equipo leonés desde dentro.

Porque si alguien sabe de la exigencia del Palacio, ese es sin duda Dani Gordo, que regresa por primera vez a la que fuera su casa durante una década, pero que tuvo su principal etapa cuando se quedó al frente del Ademar en años de mucha incertidumbre económica y que saldó logrando clasificarse para Europa salvo en su último año. En su cuerpo técnico cuenta este año con un leonés, exjugador de la cantera ademarista y también parte del ‘staff’ del primer equipo con Rafa Guijosa. Raúl García ejerce esta temporada de preparador físico en el Nava en su primera temporada fuera del Ademar.

En cuanto a jugadores sin duda el regreso más esperado es el de Rodrigo Pérez Arce. El central vive este año también su primera temporada fuera de León, donde ha crecido como jugador de balonmano saliendo del Abanca Ademar este verano tras no renovarle el club al no contar Rafa Guijosa con él en una situación que quizás podría haber cambiado en caso de haberse conocido antes su salida así como la llegada de Manolo Cadenas. Con 24 años tiene por fin el papel protagonista que nunca tuvo en un Ademar en el que siempre fue un excelente revulsivo. Rodrigo debutó en el primer equipo ademarista a las órdenes de Dani Gordo en 2014 y desde entonces se consolidó en la plantilla viviendo los años más duros, pero también el regreso a la Liga de Campeones. Su caso es sin duda el más especial y es que enfrente tendrá nada menos que a su hermano Gonzalo, que sigue en el equipo leonés con su abrazo entre lágrimas el último partido que jugaron juntos aún en la retina de muchos.

Dani Gordo coincidió en León con la mayoría de los nombres que ahora ha reclutado para ‘su’ NavaPor su parte Eduardo Fernández es otro producto de la cantera ademarista. El lateral leonés de 22 años destacó en las categorías inferiores del club llegando incluso a ser distinguido como mejor juvenil de Castilla y León, en una temporada en la que con Dani Gordo al frente, contó con él durante la pretemporada y le hizo incluso debutar en Asobal. A punto de comenzar su etapa senior Diego Soto se lo llevó a Torrelavega, donde fue destacando hasta recibir la llamada del Nava este verano para ser jugador de pleno derecho de un equipo de la máxima categoría. Una primera temporada en la que está cuajando una gran actuación aportando tanto en ataque como en defensa, contando con muchos minutos en el equipo navero.

Quienes no son leoneses, pero también saben bien lo que es defender la camiseta del Ademar, son los dos porteros que defenderán la portería del conjunto segoviano el viernes en el Palacio de los Deportes. Ernesto Sánchez y Yeray Lamariano tienen pasado ademarista, el último de ellos más reciente y con más trascendencia.

Porque el guardameta vasco pasó en dos etapa por León, la última de ellas reclutado precisamente desde Nava por el propio Dani Gordo tras una lesión de Rogelio Llamazares a mitad de temporada compartiendo así portería con un jovencísimo Nacho Biosca. Antes, pasó casi 5 temporadas en León entre 2002 y 2007, donde estuvo a las órdenes de Manolo Cadenas aunque siempre a la sombra de grandes porteros que hicieron historia en el club leonés como Alilovic.

En Nava comparte portería por tercera temporada consecutiva con Ernesto Sánchez, que también sabe lo que es defender la camiseta del Ademar. El madrileño pasó por la cantera leonesa, a la que llegó en 2006 para militar en las categorías inferiores y formar parte de un equipo juvenil que compartió con Carrillo o Juan Castro siendo todos ellos incluso internacionales. Alcanzó el filial ademarista aunque nunca llegó al primer equipo, marchándose a Cantabria en 2011. Allí llegó a lograr el ascenso con Sinfín, habiendo militado en Asobal, categoría a la que regresa ahora con Nava.
Volver arriba
Newsletter