Publicidad
La cerámica enfocada al arte

La cerámica enfocada al arte

LNC CULTURAS IR

Ampliar imagen
Vicente García | 14/08/2021 A A
Imprimir
La cerámica enfocada al arte
Arte Toño Herrero expone sus artísticas piezas de cerámica en el café Diario de Valencia de Don Juan
'Cerámica pandémica’ es un proyecto nacido y elaborado en pleno confinamiento por un artista leonés que reside actualmente en Canarias.

Para sus obras utiliza arcilla blanca de baja temperatura procedente de Esparraguera que modela en su taller y explica algunos detalles: «los pequeños toques de color son remates de cerámica cristalizados a una temperatura de 1.240 grados». Las piezas con estos detalles cobran un sentido y significado diferentes y gracias a ello puede presentar diferentes motivos muy interesantes.

Aunque es de Valencia de Don Juan reside y tiene su taller en Tenerife, y allí prepara las piezas y las retoca para darles el acabado que se puede ver en la exposición.

Cuenta que en los años setenta asistió a la Escuela de Amigos del País en León, ahora convertido en centro de Artes «y después tuve la suerte de conocer a un ceramista catalán que se afincó en Molinaferrera, en las faldas del Teleno, Ignacio Puigyanet, que fue quien revolucionó a los pocos interesados en la cerámica que había por entonces en León.

Tenía un concepto de la cerámica artístico como piezas únicas, de investigación, con una cocción especial…  Yo con esta persona aprendí muchísimo en el tema del modelado, de perseguir unos volúmenes, unas líneas estéticas. Lo que era difícil era vivir exclusivamente de la cerámica. Fueron momentos en los que ese grupo de jóvenes ceramistas comenzamos a investigar y a crear  piezas que no eran ni útiles ni prácticas,  piezas únicas, modeladas, piezas ornamentales, lo que es la cerámica artística, cerámica de autor». La cerámica había sido hasta entonces cerámica práctica, utilitaria o comercial y ellos comienzan a sacar cerámica única que, como él afirma: «camina hacia el intento de ser artística y lo cumple porque se ponen las manos, la inteligencia y el corazón. La cerámica más utilitaria es más mecánica y también se ponen las manos, la inteligencia y el corazón, pero de otro modo». Hubo una generación de ceramistas como Luis García, Baudilio, José Antonio Sarmiento, Julio Sanmartín que trabajaron ya la cerámica de un modo más enfocado al arte.

Toño estuvo intentando vivir de este arte durante años elaborando piezas y vendiéndolas, dando clases en los colegios de la Palomera y Antonio Valbuena, siendo el que introdujo la cerámica como actividad extraescolar especialmente en el primero de los centros, además de llevar los talleres de cerámica artística de la Diputación por los pueblos en la época de Alberto Pérez Ruiz, y realizando toda suerte de tareas pero se dio cuenta de que no podía vivir de la cerámica sin caer en lo comercial, y se dedicó a la enseñanza reglada como maestro en Tenerife, donde tiene su residencia actual, aunque no pierde el contacto con sus familiares y amigos de Valencia y de León.

En su exposición crea dos formas diferentes, la que está relacionada de algún modo con la realidad cotidiana, como el caso de la sartén y los huevos, utilizando elementos no cerámicos, sino caseros como la sartén, el recogedor…

Luego tiene piezas en las que se puede conocer el elemento presentado: el lagarto, castillo… Y por último piezas geométricas, abstractas aunque relacionadas en muchos casos con elementos de la Naturaleza.

Una exposición, la de Toño Herrero que estará hasta la primera quincena de septiembre,  para no perdérsela en el café Diario, cerca del castillo de Valencia de Don Juan.
Volver arriba
Newsletter