Publicidad
La cárnica ICG consigue financiación oriental para instalarse en Cubillos

La cárnica ICG consigue financiación oriental para instalarse en Cubillos

ACTUALIDAD IR

El Cicat se instalará en la zona del polígono industrial de Cubillos, en una parcela de más de 112.000 metros. | CÉSAR SÁNCHEZ (ICAL) Ampliar imagen El Cicat se instalará en la zona del polígono industrial de Cubillos, en una parcela de más de 112.000 metros. | CÉSAR SÁNCHEZ (ICAL)
Mar Iglesias | 11/07/2016 A A
Imprimir
La cárnica ICG consigue financiación oriental para instalarse en Cubillos
Economía En septiembre comenzarán las obras del centro industrial que se ha retrasado un año y que cuenta con una inversión de 50 millones para echarse a andar con 300 empleados en 2018
Tras un año de retrasos con respecto a las previsiones iniciales, el grupo cárnico gallego ICG (Grupo Industrias Cárnicas) acaba de firmar ante notario el acuerdo de financiación que necesitaba para abrir, en las instalaciones del polígono del Bayo, en Cubillos del Sil, un Centro Industrial Cárnico de Alta Tecnología, Cicat.

Cincuenta millones requería el gran proyecto que mantenía las ilusiones bercianas despiertas y que ha dado lugar a muchas interpretaciones «lamentamos que haya sido así, porque sabemos que había mucha ilusión en el proyecto y que se han despertado desconfianzas, pero ahora ya lo tenemos», explicó el director del proyecto y secretario general ejecutivo de ICG, Javier Hernández.

La cárnica ha tenido que salir fuera de nuestras fronteras a buscar crédito y critica que la banca española «no haya estado a la altura». Hernández asegura que su proyecto fue valorado «como extraordinario» fuera de las fronteras españolas, en países orientales que entendieron la relevancia de este proyecto «en abril ya tenía la disponibilidad del dinero, pero quisimos revisarlo de nuevo», explica.

Eso ha hecho que las obras, que tenían que haber empezado en el mes de septiembre pasado, se hayan retrasado y espera que el 1 de septiembre de este año puedan comenzar «al menos que acabemos el año con máquinas en la parcela», espera Hernández.

Será la empresa Ferrovial la que se encargue de echar a andar la estructura de la nave, a la que se unen dos empresas más, una especializada en medio ambiente, originaria de Salamanca y una tercera, especialista en la instalación de frío industrial.

Entre 150 y 200 personas calcula Hernández que trabajarán, durante dos años, en las obras, todas ellas regionales «porque esa es nuestra intención», explicó. Al cabo de ese tiempo, el Cicat podría abrir sus puertas, con el mismo proyecto que presentó formalmente en 2014.

El centro ocupará una parcela de 112.500 metros cuadrados, por la que ha ido pagando a la Junta, cada trimestre, unos 15.000 euros.

El Cicat generaría unos 300 empleos directos, cincuenta más de los anunciados de inicio, ya que, según el director «se han pulido detalles que han sumado a más empleados». Entre trabajos directos e indirectos, Hernández asegura que este proyecto generará mil empleos «todos de Castilla y León», dijo.

El Cicat de Cubillos se convertirá en el mayor centro cárnico del noroeste de nuestro país, con unas instalaciones industriales de 44.500 metros, en las que habrá matadero, salas de despiece, fileteado y envasado final, con la intención de completar todo el proceso «con las mejores tecnologías».

La empresa se plantea producir 175 toneladas de carne diaria, para lo que necesitará proveerse de 300 reses de vacuno y de unos 1.500 cerdos.

Para conseguirlos, Hernández se ha reunido, ya el año pasado, con ganaderos bercianos, por mediación de Asodebi, «porque nos interesa que el proceso se complete aquí», dice. En el mes de septiembre, Hernández asegura que se acercará al Bierzo, con representantes de la entidad oriental de financiación, para oficializar el inicio de las obras que, reconoce, técnicamente son difíciles de realizar «porque es una estructura compleja», reconoce.
Volver arriba
Newsletter