Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
La capital sigue con el agua más barata

La capital sigue con el agua más barata

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Víctor S. Vélez | 09/12/2019 A A
Imprimir
La capital sigue con el agua más barata
Economía Un estudio de Facua refleja que estas facturas en la ciudad de León, a pesar de ser ya las más económicas del país, siguieron bajando su tarifa media en el 2019
El recibo del agua en la ciudad de León sigue siendo el más económico de todas las capitales de provincia españolas. Un motivo de celebración para los ciudadanos leoneses que se extrae del ‘Estudio sobre las tarifas de suministro domiciliario del agua en 53 ciudades españolas’ elaborado por Facua-Consumidores en Acción.

Además, el coste de la factura ha bajado en el último año un 24,7 por ciento, dejando el precio medio del 2019 en 5,49 euros. Un importante descenso con respecto a los 7,30 euros con los que se cerró el año pasado. En León, según el estudio de Facua el consumo de diez metros cúbicos con contador individual de 13 o 15 milímetros se sitúa en los 2,29 euros y en los 8,69 euros para 20 metros cúbicos.

Resultados muy económicos para la ciudad de León más si se comparan con el otro extremo del estudio elaborado por Facua. El recibo del abastecimiento y el saneamiento llega a ser una docena de veces más cara en otros puntos de la geografía nacional. Las variaciones suponen hasta 313,80 euros al año de diferencia para una vivienda con un consumo de 10 metros cúbicos mensuales y un calibre de contador de 13 o 15 milímetros, entre los 2,29 euros al mes que pagan los leoneses y los 28,43 euros que se abonan en Murcia. Pero si llevamos esta diferencia a los 20 metros cúbicos mensuales, la diferencia al cabo de un año entre lo que se paga en la ciudad de León y la de Murcia alcanzaría los 746 euros de brecha.

Entre los españoles que más pagan por el agua, además de los murcianos, también estarían aquellos que viven en Barcelona (22,90 euros), Palma de Mallorca (22,50 euros) y Huelva (22,49 euros), en contadores de 13 milímetros para diez metros cúbicos de consumo. Por su parte, aunque no al precio de la ciudad de León, se encuentran buenas tarifas para este tipo de facturas en Oviedo (8,58 euros), Ourense (8,67 euros) y Guadalajara (9,64 euros).

En términos globales, el análisis realizado por Facua refleja que los consumidores españoles pagan ligeramente menos que en el año 2018: una bajada media de un uno por ciento para consumos de diez metros cúbicos y del 0,8 por ciento para los de 20 metros cúbicos. El estudio toma como referencia una vivienda con tres personas y un consumo mensual de diez o 20 metros cúbicos, y en ambos casos los leoneses son los que mejor parados salen.

El estudio de Facua también señala que en León no se paga canon por este servicio como sí se hace en una treintena de ciudades españolas. La media de estos cánones es de 2,84 euros sin IVA para un consumo de diez metros cúbicos y de 6,68 euros para aquellos que alcancen los 20 metros cúbicos. Las cuatros capitales de provincia catalanas son las más caras, situándose próximas a una tasa de 30 euros en el segundo supuesto.

Los motivos de esta brecha

Según ha explicado a este periódico Rubén Sánchez, portavoz de Facua, el hecho de que Murcia sea 12 veces más cara que León se justifica por «determinados problemas de infraestructuras o en el tratamiento del agua». No obstante, reconoce que, en ocasiones, «se infla el recibo de manera incorrecta» como cuando no se ajusta a los costes, tal y como marca una directiva de Bruselas.

El servicio en la capital leonesa lo lleva la sociedad mixta Aguas de León. Un modelo de empresa público-privada que comparte con otras 13 ciudades españolas. 22 tendrían un modelo de gestión pública y 16 privado. «No podemos establecer si al ser pública, privada o mixta el coste es más bajo. No hay una regla de tres para esos precios», reconoce el portavoz de Facua.

Disminución de costes

Pero, ¿por qué en León la factura es tan económica? Según explica el concejal de Régimen Interior, Movilidad y Deportes del Ayuntamiento de León, Vicente Canuria, habría un motivo estructural debido a la calidad del «agua bruta» y los bajos costes energéticos en su tratamiento. A ello, habría que añadirle según la visión del edil, esa gestión público-privada de «excelentes» resultados.

La disminución de costes es la razón de que el ciudadano pague menos. «El control continuo de los recursos y la implementación de la digitalización y la tecnología a los procesos de tratamiento del agua y gestión de las operaciones en la calle nos ha permitido disminuir el agua que captamos y tratamos en las estaciones de tratamiento de agua potable del Luna y del Porma desde los 25 a los 13 millones de metros cúbicos», explica Canuria.

Además, este proceso contribuiría a la lucha contra el cambio climático. «Todo ello lo hacemos centrados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible», aseguran desde el Ayuntamiento de León.

"Se ha optimizado al máximo. No será posible continuar bajando la factura"

A pesar de que, un año más, el informe elaborado por Facua-Consumidores en Acción deja en muy buen lugar a los consumidores leoneses en lo que al pago de sus recibos del agua se refiere, puede que se haya alcanzado un mínimo en estas tarifas. Así, lo ha señalado a este periódico el concejal de Régimen Interior, Movilidad y Deportes del Ayuntamiento de León, Vicente Canuria, asegurando que se han optimizado «al máximo todos los recursos» y que, por lo tanto, «no será posible seguir bajando la factura».

De esta manera, desde San Marcelo se apunta que, a partir de 2020, «habrá que ir ajustando el recibo al incremento que vayan experimentando los costes». No obstante, desde el equipo de Gobierno tienen pensado un plan de mejora y renovación de acometidas y colectores que con el tiempo, «algunos con más de 60 años de uso», se han ido quedando «obsoletos». «Nuestra intención es continuar maximizando el rendimiento técnico de la empresa que ha subido y ya está por encima del 75 por ciento», resalta Canuria.

En cuanto al modelo mixto de gestión de Aguas de León, tal y como explican desde el propio Consistorio, funciona bajo el control municipal diario que han dispuesto y con la utilización de los parámetros de una empresa privada en cuanto a la gestión, empleando «la tecnología, recursos, volumen y saber hacer de un socio privado que suministra agua a 13 millones de personas en España». «La gestión se realiza desde el compromiso con los ciudadanos, la transparencia, la innovación tecnológica y el uso sostenible de los recursos, poniendo nuestro granito de arena en mejorar la calidad de vida de los leoneses y leonesas», concluye el edil Vicente Canuria sobre este modelo de gestión del agua.
Volver arriba
Newsletter