Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La calidad agroalimentaria como el motor económico y social para las zonas rurales

La calidad agroalimentaria como el motor económico y social para las zonas rurales

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 15/10/2017 A A
Imprimir
La calidad agroalimentaria como el motor económico y social para las zonas rurales
Productos de León Miles de personas visitan los 76 stands de la Feria de Productos de León, una cita que en 2018 irá al Palacio de Exposiciones
La Feria de los Productos de León se ha convertido en el mejor escaparate del sector agroalimentario de la provincia. Así lo pone de manifiesto el éxito de público que ha registrado un evento que el año que viene dejará previsiblemente la plaza de toros para llevarse a cabo en el Palacio de Exposiciones.

Miles de personas se acercaron desde el pasado miércoles a visitar los 76 stands de una feria que este domingo fue clausurada por el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, quien destacó en primer lugar que la «mejora constante» de la calidad de los productos y la «profesionalización del sector» son fundamentales en el incremento de visitantes que se registra cada año.

El máximo responsable de la institución provincial se mostró convencido de que la Feria de los Productos representa la «esencia» de la provincia a través del sector agroalimentario, que se ha convertido en «motor económico y social de los pueblos de León» gracias a la calidad de unos productos «naturalmente buenos».

Martínez Majo se comprometió a seguir impulsando la Feria de los Productos de León, que e en 2018 cumple un cuarto de siglo. Es por eso que durante todo el año se van a programar actividades que estén «a la altura de la efeméride». A mayores, el presidente de la Diputación destacó el trabajo para promocionar el sector agroalimentario en lugares donde existe una demanda importante de los productos autóctonos y recordó acciones como las llevadas a cabo en Madrid o en Bilbao, que se extenderán a otros puntos del país en el futuro.

Martínez Majo mostró su agradecimiento a los productores, transformadores y distribuidores de un sector que genera 14.000 puestos de trabajo en la provincia a través de medio millar de empresas y acapara un 10% del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia. «Ellos son los protagonistas, los que hacen posible que cada año este escaparate de productos de nuestra tierra tenga mayor repercusión», dijo.

Antes de clausurar la feria, el presidente de la Diputación hizo entrega de los premios de los concursos de la feria y a los participantes en el programa ‘Productos de León en la Escuela’.

El vino de la feria es un blanco de 2016 de la variedad albarín elaborado por Bodegas Vinos de León (Vile) y el premio a la imagen de empresa se lo llevó Vitalis por el diseño de la etiqueta de su vino Lulú, un semidulce blanco. El mejor queso es uno de oveja madurado con moho de Quesos Praizal y la mejor tabla de quesos recayó en la elaboración ‘La Estrella de León’, de José López Cabañeros. El mejor producto perecedero de corta duración fue Imperiales Alonso de La Bañeza, mientras que el vinagre balsámico de higo elaborado por De Lo Nuestro Artesano, fue el mejor producto perecedero de larga duración. El galardón de producto novedad recayó en las pastas artesanas de queso del obrador del Monasterio Nuestra Señora de Belén.
Volver arriba
Newsletter