Publicidad
La brecha entre nacimientos y muertes no deja de aumentar

La brecha entre nacimientos y muertes no deja de aumentar

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 18/06/2021 A A
Imprimir
La brecha entre nacimientos y muertes no deja de aumentar
Sociedad León registró el pasado año 7.634 fallecimientos, la cifra más alta desde 1944 debido a la pandemia. Vinieron al mundo 2.278 bebés
Nuevos datos referidos al movimiento natural de la población, concretamente a nacimientos, muertes y matrimonios registrados a lo largo del pasado año en la provincia de León. A grandes rasgos, la estadística conocida este jueves deja un ligero descenso en cuanto a natalidad, un fuerte incremento de las defunciones debido a la pandemia y un importante descenso en lo que a uniones matrimoniales se refiere.

Con respecto al primero de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el de los nacimientos, es el que menos se ha visto afectado por la situación de crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia, puesto que muchos de los bebés que vinieron al mundo en la provincia el año pasado se habían ‘encargaron’ antes de conocerse la existencia del coronavirus.

El dato habla concretamente de 2.278 alumbramientos en León durante el pasado ejercicio. Esto supone una media ligeramente superior a seis bebés cada día y, en cuanto a su sexo, 1.164 fueron niños y 1.114 niñas. La cifra de nacimientos es ligeramente inferior a la registrada en 2019, cuando se habían contabilizado un total de 2.370 (de los que 1.219 fueron hombres y 1.151 mujeres).

Mientras, los datos referidos a la mortalidad están claramente marcados por las consecuencias de la pandemia de coronavirus. Concretamente, los datos facilitados este jueves por el INE establecen un total de 7.634 fallecimientos en la provincia de León durante el pasado año (3.822 hombres y 3.812 mujeres). Este dato deja una media de casi 21 cada día y supone un incremento de 1.482 y del 24% en comparación con los 6.152 decesos contabilizados en 2019, es decir, sin la actual crisis sanitaria de por medio. Entonces fueron 3.130 hombres y 3.022 mujeres las que fallecieron en la provincia de León.

Si echamos la vista más atrás, es necesario retroceder hasta el año 1944 para encontrar una cifra más elevada de fallecimientos que la que ha provocado el coronavirus. En aquel ejercicio la cifra se situó en 7.703 muertes en la provincia de León, según el análisis de la serie histórica del INE, que llega hasta 1.930.
Cabe destacar además que León fue el pasado año la tercera provincia del País con mayor tasa de mortalidad, con 16,71 defunciones por cada 100.000 habitantes. El dato se sitúa más de tres puntos por encima del de 2019 y solo fue superado por las provincias de Zamora (18,94 fallecimientos por millar de habitantes) y Soria (17,11).

De todos estos datos se deduce por tanto que León registró el pasado año 5.356 muertes más que nacimientos, siendo el peor crecimiento vegetativo entre las provincias de la comunidad.

Menos decesos este año

Sin embargo, la tendencia que se está registrando durante este año –gracias a la mejoría de la situación epidemiológica y al proceso de vacunación– es radicalmente contraria. Concretamente, el número de personas fallecidas en las 22 primeras semanas de 2021, hasta el 5 de junio, se ha situado en la provincia de León en 2.883, lo que supone una caída del 19% en comparación con las 2.883 que se contabilizaron en el mismo periodo del pasado año.

Caída de los matrimonios

La tercera estadística conocida este jueves se refiere al número de matrimonios celebrados en la provincia de León durante el pasado ejercicio. Concretamente, los datos del INE establecen un total de 754 enlaces, cifra que contrasta con los 1.226 en 2019. El descenso es de un 38,5% y de 472 uniones matrimoniales y ello puede achacarse a que las restricciones para frenar la propagación de la pandemia implicaron la prohibición de organizar eventos masivos, lo que llevó a muchas parejas a cancelar temporalmente sus bodas.

Es preciso destacar que de los 754 enlaces matrimoniales celebrados en León durante el pasado año, la inmensa mayoría (651) fueron exclusivamente civiles, mientras que 82 siguieron la religión católica, dos otras creencias y en 19 casos no consta la fórmula escogida para sellar el amor de las parejas.

Datos de Castilla y León


Mientras, Castilla y León registró el pasado año el peor saldo vegetativo de España, con 22.543 muertes más que nacimientos, según los datos provisionales del INE, que ponen de nuevo sobre la mesa el problema del envejecimiento de la población y el relevo generacional. En España, la cifra fue de 153.167 personas. El año estuvo marcado por la pandemia, que elevó los fallecimientos en la comunidad un 26%, con 36.177, frente a una merma de los nacimientos del 4,8%, hasta los 13.634.
Volver arriba
Newsletter