Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La biblioteca no está de moda

La biblioteca no está de moda

OPINIóN IR

15/07/2019 A A
Imprimir
La biblioteca no está de moda
El hecho de tener acceso a Internet y las redes sociales metidas en el bolsillo las 24 horas del día, entre otras muchas cosas, ha provocado una caída del 30 por ciento en los préstamos realizados por las bibliotecas públicas de Castilla y León en la última década. Y según las estadísticas, esta merma se ve sobre todo en los soportes digitales, dado que los préstamos musicales se han reducido un tercio y los vídeos y películas han caído a casi la mitad en todo este tiempo.

En este mismo periodo se han disparado las ventas de smartphones y el número de clientes de telefonía que han pasado a tener acceso a datos en sus aparatos, sin pasar por alto los usuarios que cada día cometen la temeridad de conectarse a redes inalámbricas gratuitas.

Precisamente, hablando hace unos días de libros (de papel) con una persona que lee poco pero tiene bastantes libros, sobre todo los que ha conseguido gratis, comentábamos algo sobre las bibliotecas. Me decía que él las diez últimas veces que ha entrado a la biblioteca de La Bañeza es porque en sus dependencias está la mesa donde le corresponde ir a votar en las elecciones. Y su mujer, parecido. Y sus hijos otro tanto.

Por eso, y porque estamos tan acostumbrados a conseguir las cosas a golpe de clic con el ratón o mediante el móvil, no me sorprende que hayan caído un 30 por ciento los préstamos de materiales a usuarios de las bibliotecas de nuestra Comunidad. Si le digo la verdad y si me pongo a pensar en cuántas veces veo entrar y salir gente del centro bañezano con libros en la mano, hasta me parece poca merma.

Posiblemente sea una pena pero también es una realidad el hecho de que las bibliotecas no están de moda porque han cedido espacio a lo virtual junto al videoclub, las salas de billares y recreativos o antes el teleclub parroquial.

Lugares que antaño se expandían en cada pueblo o ciudad y que tuvieron su momento pero que ahora no tienen público y que en muchos casos están condenados a desparecer por su culpa, la mía y la del resto de personas que entienden que más o menos hay que ir con los tiempos. ¿O cuando alquiló usted el último VHS, DVD, etc.? Pues eso.
Volver arriba
Newsletter