Publicidad
La biblioteca de Ponferrada, un edificio de 'acceso restringido'

La biblioteca de Ponferrada, un edificio de 'acceso restringido'

EL BIERZO IR

Fachada de la biblioteca de Ponferrada. Ampliar imagen Fachada de la biblioteca de Ponferrada.
A.C. | 08/10/2018 A A
Imprimir
La biblioteca de Ponferrada, un edificio de 'acceso restringido'
Sociedad Adisbier urge la reparación del ascensor, que lleva más de seis meses sin funcionar y critica que el Consistorio use la falta de cuentas como «excusa» para la demora
La Asociación de Discapacitados Bierzo (Adisbier) critica la tardanza del Ayuntamiento a la hora de reparar el ascensor de la Biblioteca Municipal de Ponferrada, que según denuncia, lleva sin funcionar desde hace más de seis meses, lo que supone un «grave perjuicio» que afecta especialmente a las personas con movilidad reducida, pero que también es una «merma del servicio» que sufre toda la población. «Evidentemente una persona con silla de ruedas no puede usar las instalaciones, pero tampoco puede hacerlo una madre con un carro de bebé», explica el presidente del colectivo, Fernando Espantoso, que asegura además que la alternativa, un montacargas, tampoco ofrece las condiciones de seguridad adecuadas.

Espantoso afirma que son varios los colectivos que han preguntado al Ayuntamiento por esta situación y lamenta la tardanza en una reparación que según defiende, ya estaba prevista. «Hay informes que detectaban el mal estado del ascensor y alertaban de que una pieza iba a causar un problema en el futuro pero no se hizo nada», afirma el presidente de Adisbier, que también critica que ante las comunicaciones y quejas de la asociación, el Consistorio ha argumentado que la falta de presupuestos es la causa de la tardanza en la reparación del ascensor. «Es una excusa. Este tipo de contratiempos puntuales no se pueden vincular a unos presupuestos. Si se averían unas bombillas, ¿también habrá que esperar a que se aprueben unos presupuestos para volver a tener luz?», se cuestiona.

Además, Espantoso denuncia también la falta de acondicionamiento de las propias escaleras, que no cuentan con barandilla instalada a pesar de que la normativa lo obliga. «Si encima de no funcionar el ascensor las escaleras están así, subir es una carrera de obstáculos», lamenta. De hecho, no entiende que el Ayuntamiento se exponga a un posible perjuicio o sanción en caso de accidente. «Si alguien se cae y no se cumple con la Ley, cualquier perito va a considerar responsable al Ayuntamiento», alerta.
Volver arriba
Newsletter