Publicidad
La barba de la bondad

La barba de la bondad

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 30/03/2021 A A
Imprimir
La barba de la bondad
Hay estéticas que el tiempo convierte en símbolos. Y la barba blanca pasó de ser una barba a un símbolo de bondad, e incluso de sabiduría. Se le supone a quienes lucen esas enormes barbas blancas un halo especial, de misterio, de bondad y de evidente atracción para la imagen. Los fotógrafos y las cámaras enfocan su objetivo hacia ellas y las perpetúan.

Son las barbas blancas y largas de veteranos profesores que tienen una conexión especial con los alumnos, son de abuelos que dejan a los nietos jugar con ellas mientras les cuentan mágicas historias, son de pastores que desde la orilla de la carretera miran para su rebaño y cuando paras a hablar con ellas encuentras a un verdadero filósofo de lo suyo... y de tantas cosas más, como el tiempo que va a hacer, cómo se amamanta a un pequeño cordero o cómo se curan tantas heridas con las hierbas que a su lado crecen...

Y de muchos más. Incluido el rey mago más solicitado cuando se acercan las fechas de escribir la carta y al que menos temen los niños cuando se acercan a él pues intuyen que es la barba de la bondad.

Son muchas las que nacieron en la juventud como símbolo de cualquiera de las rebeldías que la juventud siembra en las conciencias. Y fue pasando el tiempo, tal vez también los calores de las rebeldías pero mantienen la barba pues no se trata de que hayan renegado de ellas, simplemente ha pasado su tiempo y los que vengan que exhiban sus símbolos.

Son muchas las caras de la barba de la bondad, que también tienen su cruz y no quiero imaginar la cantidad de veces que habrá tenido que aguantar la broma vecinal: «¿Se murió el peluquero?».
Volver arriba
Newsletter