Publicidad
"La ayuda al alquiler será del 75% de la renta para los jóvenes del medio rural"

"La ayuda al alquiler será del 75% de la renta para los jóvenes del medio rural"

ACTUALIDAD IR

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones. | SAÚL ARÉN
David Rubio / Alfonso Martínez | 12/06/2022 A A
Imprimir
"La ayuda al alquiler será del 75% de la renta para los jóvenes del medio rural"
Política Entrevista al consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones
Deja atrás las carreteras, el transportes y la transformación digital, pero incorpora competencias importantísimas como las de ordenación el territorio y reto demográfico, que admite que son asuntos «complejos». El único leonés en el gobierno de Castilla y León explica los objetivos que se marca en esta nueva legislatura, entre los que se incluye el desarrollo de suelo industrial a través de la empresa pública Somacyl.

– Por comenzar por lo más inmediato, parece que se prevé una campaña complicada en lo que a incendios se refiere después de un invierno tan seco...
– La verdad es que esto no es algo matemático y cambia constantemente. El tiempo cada vez es menos predecible y ello es un inconveniente para cuestiones como esta, pero todo parece indicar que no va a ser un año muy favorable, porque ha habido poca lluvia y la que ha caído ha sido superficial y no cala hasta la capa leñosa de los árboles. Esto hace que, si hay un incendio, sea más rápido. Si a eso le unimos la vegetación, no es un año que se presente demasiado halagüeño, pero llevamos con un descenso constante en el número de incendios. Durante la década de 2011 a 2020 se han reducido un 19% con respecto a la anterior. En las tres últimas legislaturas, del 11 al 14 fueron 1.700 incendios en la comunidad, la del 15 al 18 fuero 1.542 y la anterior, del 19 al 21 han sido 1.177. El número de incendios baja constantemente gracias a la acción preventiva de la Junta, al trabajo con los ganaderos y a las ayudas para desbroces y mejoras de los pastos y del territorio. El problema de los incendios es que ha habido un cambio de uso del territorio. Antiguamente, era discontinuo. Sabíamos dónde acababa un territorio agrícola y dónde comenzaba uno forestal. Era un mapa claro. Pero con la caída de la actividad agrícola y ganadera, se ha generado un territorio continuo, no distinguimos unas zonas de otras porque la vegetación anida en todos los sitios y eso favorece los incendios. La ganadería extensiva y el paso en los montes ha disminuido de forma muy importante. Son los mejores agentes de tratamientos silvícolas. Por donde pasa un rebaño de cabras o de ovejas queda un territorio limpio y todo, pero su menor presencia hace que haya más propensión a que un incendio se produzca, se extienda y haga más daño. Pese a todo, el trabajo realizado en distintos ámbitos ha permitido reducir el número de incendios. Lo que pasa es que ahora muy pocos incendios pueden ser grandes incendios. El año pasado fue un año de pocos incendios y el 78% de la superficie quemada correspondió solo al del Navalacruz, en Ávila. La temperatura media ha subido y la lluvia es cada vez es menos regular, así que todo este cóctel hace que sea un año en el que hay que apelar más que nunca a la responsabilidad de quienes usan el monte y advertir a quienes les gusta quemarlo de que las penas son de más de 20 años de prisión aunque no se haya producido ninguna muerte ni ningún herido. Que se lo piensen antes de prender en un espacio natural.

– Una de las competencias que si mantiene es la de vivienda. ¿Qué novedades plantea en esta materia?
– Impulsaremos un Plan de Vivienda Joven muy importante que estamos desarrollando ya y que presentaremos formalmente en no muchas semanas. Nos vamos a centrar de forma muy especial en favorecer la autonomía de los jóvenes y el acceso a la vivienda a través de alquiler o de compra. En el caso del alquiler, ya les damos ayudas a los jóvenes con rentas más bajas. Es el 50% de la renta. Ahora vamos a darles el 60% y, si es en el medio rural, llegaremos al 75%. Los jóvenes que tengan una casa en alquiler de mercado y que tengan pocos recursos van a contar con ayudas del 60 y de hasta el 75% para pagar la renta. Y además damos a todos los que lo solicitan y cumplen. No es una ayuda como antes de hacerme cargo de las competencias o como ocurre en otras comunidades, en los que se acaba el dinero y se acaban las ayudas. Ahora comprometemos llegar a todos y a incrementar el presupuesto cuanto sea necesario para que sea una ayuda universal. El joven que quiera alquilar una vivienda construida por la Junta de Castilla y León. Estamos impulsando promociones de protección oficial y van a tener un alquiler testimonial. Haremos en el medio rural y tenemos un solar cedido por el Ayuntamiento de León para hacer cien viviendas de ‘cohousing’ en alquiler para jóvenes que comparten servicios como la lavandería para facilitar que no se vayan. Hay un apoyo indudable a que nuestros jóvenes se queden en nuestra ciudad y nuestra provincia. Es un solar que ha cedido el Ayuntamiento que está pendiente de un decreto ley donde a los suelos dotacionales para equipamientos públicos puedan tener otro uso, que es la construcción de viviendas para jóvenes. Y por eso vamos a tener un solar de suelo dotacional en la zona de la Universidad que va a ceder el Ayuntamiento para casi 100 viviendas de ‘cohousing’ y ‘passivhaus’, con consumos casi nulos. Es algo espectacular y de protección pública. No hay nada similar. Estamos haciendo viviendas también numerosos pueblos y arreglando las de los camineros, las de los antiguos trabajadores del Ministerio de Fomento en Valencia de Don Juan o en Astorga. Vamos hacer numerosas promociones para facilitar el proyecto de vida de los jóvenes. Y después está también el Rehabitare, que se centra en viviendas individuales de pueblos pequeños. La casa del maestro o del cura, las escuelas… Las estamos rehabilitando para el alquiler con preferencia para jóvenes de 35 euros o menos a precios testimoniales. En cuanto a compra, tenemos dos líneas de actuación. En primer lugar, vamos a hacer viviendas de protección pública que vamos a vendérselas a los jóvenes perdonándoles el 20% del precio. Las dos parcelas que nos ha cedido recientemente el Ayuntamiento de León para 18 y 13 viviendas en San Pedro y el barrio del Ejido. La inversión es de más de 2,2 millones de euros para hacer viviendas para jóvenes con un 20% de descuento. También lo vamos a hacer en Carracedelo, en Villadepalos y en Villadangos del Páramo. Tenemos en marcha en la provincia un total de 84 viviendas de este tipo. A mayores, vamos a dar a los jóvenes de 35 años o menos que quieran comprar cualquier vivienda nueva un aval del 20% de la vivienda. El 80% va cubierto con la garantía hipotecaria, pero los bancos suelen pedir algo para avalar el resto y la Junta se lo va a dar. Esto se suma a los tipos bonificados para jóvenes en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para viviendas usadas.

El Ayuntamiento nos va a ceder un solar próximo a la Universidad y haremos cien viviendas de 'cohousing'– El acceso a la vivienda es una de las cuestiones fundamentales a la hora de fijar población. Ha sumado ahora las competencias de ordenación del territorio y reto demográfico. ¿Qué objetivos se plantea?
– La ordenación del territorio debe estructurar como se prestan los servicios para que lleguen a todos en igualdad y con calidad. Vamos a elaborar un decreto que creará un consejo para la población donde podamos tener numerosas estructuras sociales que nos indiquen qué creen que se debe hacer. Tener un diálogo con agentes de la sociedad sobre el tema de la despoblación. Crearemos la figura del comisionado contra la despoblación, que va a gestionar y coordinar desde el punto de vista informativo estas labores. Y luego están las medidas concretas. Para luchar contra la despoblación, hay que tener en cuenta cuatro ejes. El primero es el de las infraestructuras, como las carreteras, internet, abastecimiento y depuración de agua… Luego están los servicios públicos de calidad. Sanidad, servicios sociales, centros educativos con conexión a internet de alta capacidad… En tercer lugar, estaría la fiscalidad de discriminación positiva para el medio rural. Que vivir en los pueblos sea mejor que en las ciudades desde el punto de vista impositivo. ¿En qué? En cuestiones como las transmisiones patrimoniales, que si tú compras una explotación agraria prioritaria pagues in 2% en vez de un 8%, que si vas a arrendar una tierra para arar tengas bonificada la renta al 100%... una serie de reformas impositivas que van a dar lugar a una fiscalidad muy interesante en el medio rural. Y es en este punto en el que exigimos al Gobierno de España, que no hace nada en la lucha contra la despoblación y más bien parece que va en contra del medio rural en temas como el lobo, que tenga también una fiscalidad diferenciada.

– ¿Cuál sería el cuarto eje?
– Tener algo de lo que vivir mediante la generación de una mayor actividad económica en el medio rural. Ahí tenemos la agricultura y el regadío. León está a la cabeza en cuanto a regadíos tras haber completado la zona del Páramo y con Payuelos hecho en parte. También está la ampliación de los regadíos del Bierzo. Tenemos que favorecer la ganadería a través de múltiples elementos como la PAC y las medidas propias de la Junta. Pero también tenemos que buscar la forma de reindustrializar nuestro medio rural. Vamos a duplicar prácticamente la superficie del polígono de Villadangos del Páramo. Se va a hacer a través de Somacyl para convertirlo en el más importante del noroeste de España. Se está construyendo un ramal ferroviario que dará salida a las mercancías hacia el puerto de Gijón. También vamos a ampliar y a mejorar la infraestructura del polígono del Bayo. Es municipal, pero vamos a hacer un acceso y una depuradora para darle más vida. Y tenemos además la ampliación del Parque Tecnológico de León, que va a tener 300.000 metros cuadrados más para nuevas empresas. Respecto a Torneros, será el Gobierno el que tenga que responder sobre el engaño que tiene montado sobre el proyecto. Nosotros queremos ofrecer suelo equipado y competitivo. En Villadangos, por ejemplo, el precio es la mitad del de mercado y hay cuatro años de moratoria y hasta 40 para pagar. Ninguna empresa va a dejar de instalarse por el precio del suelo y tenemos contactos con dos grandes almacenes muy conocidos para que puedan instalar sus centros logísticos como ha hecho Mercadona. Y también queremos acompañar a esos proyectos empresariales. Latem Aluminium, Network Steel, Tvitec, Forestalia, Emobi… Todos tienen acompañamiento de la Junta a través de suelo barato, apoyos financieros y préstamos en las mejores condiciones e incluso formando parte del capital social de algunas de estas empresas.

– ¿Es suficiente todo esto para frenar la despoblación?
– A pesar de todas estas medidas de las que estamos hablando, tenemos que vencer dos cosas. La primera es el mal que ha hecho el leonesismo del agravio en nuestra provincia. Un mal que ha vaciado nuestras facultades de jóvenes porque sus padres se los han llevado a estudiar fuera de León. El leonesismo se ha encargado de vaticinar la muerte de todo en León y ese ánimo cainita ha anidado en las familias y ha hecho que los hijos estudien fuera por creer que en León no hay ninguna oportunidad. León está generando cientos de empleos y las empresas no encuentran a jóvenes, titulados o no, que puedan cubrirlos. Tenemos que luchar contra todo esto y contra la propia dinámica social de los jóvenes, que buscan determinadas cosas que no encuentran en el medio rural. Hay mucha gente que clama por un futuro para los pueblos, pero tienen a sus hijos en Madrid, en Estrasburgo o en Estados Unidos. Hay una dinámica social que hay que vencer para demostrar que en los pueblos se vive bien, pero es algo muy complicado. Debemos crear las condiciones para que sea positivo vivir en los pueblos y acabar con estas filosofías del agravio que anidan mucho y que han tenido éxito electoral. Es muy complicado, porque en las elecciones nos dimos cuenta de que los datos no importan, de que lo que prima es el eslogan, sobre todo si es triste.

– Cree por tanto que es más una cuestión de mentalidad…
– Pero no todo es negativo. Es cierto que hemos recibido un hachazo enorme por el fin de la minería y el cierre de las térmicas. ¿Culpable? El Gobierno de España, que no solo las ha cerrado, sino que ha tirado rápidamente las torres de refrigeración por si a alguien le da por volver a ponerlas en marcha otra vez como están haciendo otros países. Todo esto nos ha descapitalizado desde el punto de vista económico y laboral, pero también es cierto que se ha hecho un esfuerzo por la reindustrialización.

El Gobierno no hace nada contra la despoblación. Es más, va contra los pueblos en asuntos como el lobo– ¿En qué punto se encuentra el enfrentamiento que mantienen con el Gobierno sobre la protección del lobo?
– Esta misma semana se ha debatido en las Cortes de Castilla y León una proposición no de ley promovida por el PP en el que insistíamos en la necesidad de que el Gobierno dé marcha atrás, que piense un poco en el medio rural, que no piense solo en el ecologismo urbano de salón de quienes no tienen ni idea. El lobo tiene que volver a cazarse al norte del río Duero como se hacía anteriormente, de forma ordenada, sensata y controlada por la administración con cupos que ni se cumplían. Esto ha generado un incremento de la población de lobo, que ha pasado de 400 a 2.000 en tres décadas, pero con un equilibrio con la ganadería que siempre ha sido complicado. Los ganaderos nos criticaban porque no indemnizábamos lo suficiente o porque consideraban que se cazaban pocos, pero es que ahora estamos en caída libre. Ahora mismo, el lobo ni se caza ni se controla. Esta norma del Gobierno, que la tenemos recurrida en la Audiencia Nacional y sobre la que se va a tardar tiempo en tomar una decisión, impide los controles de oficio que hacíamos al sur del Duero, donde ya no se podía cazar. Pero es que esos controles ahora ya no se pueden hacer en ningún sitio y hay una posición brutalmente irresponsable del Gobierno. Su forma de luchar contra el reto demográfico es perjudicar al medio rural. Si desaparecen los ganaderos, porque muchos lo dejarán al no soportar esta situación, los pueblos se vaciarán aún más. También teníamos un sistema de indemnización de daños en las reservas de caza, donde éramos titulares cinegéticos, para pagar desde la Junta lo que correspondiese, pero ahora tampoco podemos. Lo pagábamos como titulares cinegéticos, pero el lobo ya no está entre las especies que se pueden cazar. Ya no podemos pagarlos. El Gobierno ha anunciado que tiene 20 millones para repartir, pero no se sabe ni cómo, ni cuándo ni dónde. Cuando la orden que incluyó el lobo en el Lespre, la memoria reflejaba que no suponía impacto económico ninguno, pero después de la presión que hemos hecho dicen que tienen 20 millones para repartir y financiar medidas preventivas e indemnizaciones. Pero nunca lo reparten. En todo caso, nosotros estamos ultimando de forma rápida un sistema de compensación de daños de oficio por parte de la Junta con fondos propios a la espera de si un día llega ese dinero.

– Hemos hablado de servicios fundamentales en el medio rural y el de bomberos es uno de ellos. Corresponde a las Diputación y su presidente ha ido a esta semana a Huesca a ver cómo funciona su servicio pese a que el nuestro debería llevar mucho tiempo en marcha…
– La Junta ha cumplido su parte. Hemos dictado un decreto con un plan sectorial para homogeneizar el servicio en la comunidad. Hemos hecho durante años un estudio importantísimo dividiendo cada provincia en zonas y fijando qué tipo de parque debe tener cada una para que en un incendio haya medios suficientes para apagarlo antes de 30 minutos. Fue un decreto criticado por el PSOE y sus plataformas de bomberos afines, pero ha servido para que las diputaciones se muevan, porque ya tienen un diseño con lo mínimo que debe cumplirse en cada zona. Sacamos ese decreto con diez millones a repartir en cinco años entre todas las diputaciones para darles apoyo. Pero luego presentamos un proyecto a los fondos europeos y logramos 35 millones para que las diputaciones presenten proyectos y podamos financiar la construcción o reforma de parques y la compra de vehículos o de equipamiento, además de la formación, que damos a través de Protección Civil. Y queremos que todos los años tengamos unos fondos europeos que ayuden a las diputaciones a mantener y mejorar sus servicios de bomberos. León va a recibir 180 millones de euros de fondos europeos solo a través de mi consejería. Y en el caso concreto de los bomberos, la Junta tiene más que cumplida su labor con 45 millones a disposición de las diputaciones, que tienen buenos remanentes para liderar su puesta en marcha en la comunidad. Solo la de Valladolid lo tenía en condiciones y no podemos olvidar que la responsabilidad de los incendios urbanos y de los agrícolas y rústicos que no sean forestales es de las diputaciones. Hasta ahora, muchas veces era la Junta la que apagaba estos incendios, porque bajaba nuestro operativo del monte y dejábamos menos efectivos en el terreno forestal para defender a los pueblos. Es lo que nos pasó en Navalacruz, donde el fuego se extendió tanto porque hubo que defender 14 pueblos que no tenían desbrozadas sus fincas y se veían amenazados. No hubo ni un herido, pero eso evitó que el frente se fuera extendiendo.

– Antes hablaba de las críticas de los ganaderos por la protección del lobo, pero también los agricultores se quejan por la proliferación de grandes proyectos solares y eólicos…
– Quien tenía que haber hecho esto bien es el Gobierno de España, que cuando impulsó la descarbonización de acuerdo a los planes europeos hasta 2050 y el despliegue de las renovables debería haber hecho una planificación. Tendría que haber llamado a las comunidades autónomas para coordinar ese despliegue en España y determinar dónde y cómo se podía hacer. El plan se limitó a decir cuántos gigavatios había que instalar y Red Eléctrica de España se dedicó a conceder autorizaciones para puntos de evacuación a todo proyecto que se presentaba, sin saber el tamaño de los mismos, sin saber era en un espacio natural… El punto de acceso es la clave del proyecto. Por muchos gigavatios que se quieran poner, si no tienes un punto de acceso para llevar la energía a la red, no tienes nada. No hubo planificación y eso estuvo mal hecho. Las comunidades autónomas no teníamos posibilidad de hacer nada. A nosotros nos corresponden los proyectos de menos de 50 megavatios y los demás son competencia del Gobierno, aunque tiene que pedirnos informes sobre la afectación a la Red Natura 2000. Solo nos quedaba actuar proyecto a proyecto y analizar el impacto que tiene cada uno. Eso ha derivado en que los servicios territoriales se llenen de un millar de proyectos viables y no viables, lo que ha atascado la tramitación. Es muy difícil sacarlos adelante y muchos de ellos no van a poder prosperar nunca. En las próximas semanas vamos a dictar un decreto ley que ordene todo esto. Vamos a introducir un trámite previo a iniciar el procedimiento de autorización para que sobre unos mapas que vamos a publicar podamos proteger los valores paisajísticos, patrimoniales, agronómicos y naturales. Si están dentro del territorio protegido, no se podrán instalar. Al principio, sin iniciar los trámites, que era lo que tenía que haber hecho el Gobierno y para que las empresas no pierdan el tiempo, porque para pedir un punto de evacuación tienen que presentar un aval importante. Ahora tienen que esperar meses y meses para que al final no se les conceda la declaración de impacto ambiental y eso supone unas pérdidas. Vamos a ser la primera comunidad que va a regular esta situación y vamos a proteger nuestros parajes naturales, nuestros regadíos… No se puede hacer un parque en una zona de regadío que se ha modernizado con ayudas públicas.

Hemos cumplimos con el plan de bomberos y ahora la Diputación tiene dinero para ponerlo en marcha– ¿Qué proyectos de presente y de futuro hay para la finca de Valsemana?
– Es un enclave importante para nosotros. Ya tenía proyectos de investigación sobre la fauna y ha vivido un segundo hito muy relevante, que es el Centro de Cría del Urogallo. Se ha hecho con fondos del Gobierno y de la Junta y lo presentaremos pronto, pero va a ser el más importante de España. Y lo que tenemos en mente es crear un Centro de Recuperación de Animales Silvestres (Cras). Ahora hay en Valladolid, Burgos y Segovia, además de centros de recepción en Salamanca y Zamora. Aquí siempre se ha criticado que no hubiera uno por nuestro entorno natural, pero cada provincia tiene lo que tiene. León tiene Valsemana y otros centros importantes desde el punto de vista de la fauna, pero vamos a hacer un Cras y las obras comenzarán el año que viene. El osezno que apareció recientemente en Igüeña fue a Valladolid y podría quedar aquí cuando esté en marcha en colaboración con el Hospital Veterinario de la Universidad de León. No hace mucho respondía a las cosas que tiene León que no hay en otras provincias, como el centro piscícola de Vegas del Condado, donde tenemos todas las especies de todos los ríos para repoblar y hacemos proyectos de investigación.

– ¿Cuándo podrá abrirse por fin el centro de visitantes de Picos de Europa en Posada de Valdeón?
– León tiene dos municipios que se encuentran íntegramente en el Parque Nacional. Oseja de Sajambre ya tiene su centro de visitantes desde agosto de 2020 y el de Posada de Valdeón, que es muy grande y supone una inversión de más de nueve millones de euros, está pendiente de la musealización. Esperamos que a lo largo de este año pueda ver la luz y sea un elemento más de llamada, junto con otras infraestructuras turísticas y miradores, a la hora de relanzar aún más la entrada de visitantes por la vertiente leonesa, que cada vez tiene más porque el entorno de Cangas de Onís y de Potes está muy saturado y masificado.

– Hablaba de nuevas infraestructuras para poner aún más en valor el turismo medioambiental. ¿Qué puede significar para el desarrollo de León?
– León tiene todas las posibilidades para desarrollar ese turismo medioambiental. Tiene un Parque Nacional, Picos de Europa. Solo hay dos en la comunidad y el otro es Guadarrama. Picos es el tercero más visitado del país después del Teide y Guadarrama. Tiene el Parque Regional de Riaño y Mampodre, el Parque Natural de Babia y Luna, el Monumento Natural de Las Médulas y los lagos de La Baña y Truchillas. Tiene siete Reservas de la Biosfera y tres de caza. Tiene unos valores naturales como ninguna otra provincia y vamos a hacer más infraestructuras turísticas. El otro día presenté el proyecto del mirador de Piedrashitas y haremos otro en Panderrueda. Vamos a hacer en Riaño y en Boca de Huérgano dos infraestructuras muy interesantes. Queremos favorecer el atractivo de las zonas de montaña y tenemos también la ‘Zona Alfa’ de BTT, que va a ser la más importante del país y puede suponer una oportunidad para la iniciativa privada a la hora de dar servicio a los visitantes. Es un turismo que con dinero que quiere quedarse. Haremos otra ruta de BTT en el canal romano que llevaba el agua del Teleno a Las Médulas. Jesús Calleja habló de ello en su programa esta misma semana. Lo vamos a licitar y serán 60 kilómetros con bajadas a los pueblos. Será una cosa preciosa. Haremos observatorios de fauna en distintos puntos de la provincia y otras infraestructuras con una inversión total que rondará los 13 millones de euros.

– ¿Cómo son las relaciones con Vox?
– Tenemos un pacto político en el que se fijan las acciones para este gobierno conjunto. Está también el programa que expuso el presidente Mañueco en su investidura. Y luego cada consejería tiene un programa que se ha presentado en las Cortes. Lo que nos toca ahora es ejecutar esos tres instrumentos. A partir de ahí, nuestra relación es absolutamente cordial, engrasada y leal. En muchas cosas no pensamos lo mismo, pero tenemos un programa que cumplir. Ni ellos van a plantear cosas que no figuren en ese programa, ni nosotros vamos a hacer cosas que sean líneas rojas para ellos. Y a partir de esa colaboración inteligente y leal a favor de Castilla y León, las cosas funcionarán al margen del ruido interesado que genera la oposición buscando contradicciones.
Volver arriba
Newsletter