Publicidad
La abuela de León viene en coche desde Bélgica

La abuela de León viene en coche desde Bélgica

CULTURAS IR

La abuela Isidora, como una rosa, con su tarta de 109 cumpleaños en Bélgica y con la esperanza de poder regresar a su pueblo, Sigüeya, un verano más. Ampliar imagen La abuela Isidora, como una rosa, con su tarta de 109 cumpleaños en Bélgica y con la esperanza de poder regresar a su pueblo, Sigüeya, un verano más.
Fulgencio Fernández | 26/04/2020 A A
Imprimir
La abuela de León viene en coche desde Bélgica
La historia de la semana 109 años acaba de cumplir la que es la abuela de provincia, Isidora, del pueblo cabreirés de Sigüeya, al que espera regresar un verano más y poder participar en la vida diaria, bailes incluidos
Por suerte, cada vez es más habitual ver personas muy longevas con un buen estado físico y mental... pero el caso de la cabreiresa Isidora, de Sigüeya, es realmente extraordinario, de lucidez, capacidad de movimientos, todo. Y eso que se trata de la mujer más anciana de la provincia de León, ya que Isidora cumplió 109 años el pasado día 20 abril, en Bélgica, donde vive con su hija Corsina, que había emigrado a este país. «Vivió en el pueblo siempre, hasta que se quedó viuda y su hija quiso llevarla con ella para que no estuviera sola», recuerda Agapito Encina, alcalde de Benuza, al que pertenece la localidad de Sigüeya.

Pero esa distancia física con su tierra no ha hecho a Isidora que se olvide de su pueblo, más bien todo lo contrario, le produce una evidente nostalgia que calma cada verano «regresando al pueblo». Llama la atención a los vecinos que vienen las dos mujeres —Isidora y Corsina— en su pequeño coche, recorriendo los más de 1500 kilómetros que separan Benuza de la ciudad belga de Wavre en la que reside, a poco más de 20 kilómetros de Bruselas, la capital.

En el año 2017 fue homenajeada en la Fiesta de la Cabrera y sorprendió a todos no solo con su lucidez, sino que también se atrevió con un baile, como hizo asimismo en las fiestas de Santa Marina de su pueblo. De hecho, su sueño más cercano es regresar un verano más y que esta dura situación que atravesamos no se lo impida.

Isidora, como tantas de su generación, fue una gran trabajadora en tiempos muy complicados (nació en 1911). No solo trabajó en el campo, también lo hizo en la cantina familiar, era muy buena cocinera y repostera, buena vecina y siempre con un excelente carácter.

En su pueblo están esperando que regrese, en coche, con Corsina.
Volver arriba
Newsletter