Publicidad
Kiosko de Pizza: pensados para llevar antes del Covid

Kiosko de Pizza: pensados para llevar antes del Covid

ACTUALIDAD IR

Alicio junto a Bárbara, la cocinera, en su local de la avenida Roma. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Alicio junto a Bárbara, la cocinera, en su local de la avenida Roma. | MAURICIO PEÑA
C. Centeno | 02/11/2020 A A
Imprimir
Kiosko de Pizza: pensados para llevar antes del Covid
Sociedad Alicio y María apostaron por emprender con un pequeño local basado en el concepto ‘delivery’ que abrieron en plena desescalada en la avenida Roma de la capital
Antes de que la pandemia impulsara las ofertas para llevar y a domicilio en León, Alicio de las Heras y María Díaz ya trabajaban en la creación de su pequeño Kiosko de Pizza, un negocio que les permitiría unir el gusto por la gastronomía con la apuesta por quedarse en su tierra. Él economista y ella diseñadora gráfica, unieron sus conocimientos para poner en marcha un local en la avenida Roma de la capital que tuvo que retrasar su apertura hasta mayo por culpa del Covid-19 y abrió en plena desescalada, cuando todavía había importantes restricciones en la hostelería. Basado «exclusivamente en el concepto ‘delivery’ y ‘take away’», asegura Alicio, eligieron un espacio en el centro de León «para hacer más cercana la idea a domicilio, pensando en que si la gente ve cómo hacemos las pizzas, el servicio se puede humanizar un poquito más». En esa cocina trabajan Bárbara y Sandra, que completan un equipo formado por cuatro personas.

Abrir en mayo cuando «todavía no había muchas alternativas» por las restricciones en la hostelería les ayudó a tener «un arranque excepcional», a pesar de la «desgracia» de la crisis sanitaria que continúa a día de hoy. «La pandemia nos hace que estemos más tiempo en casa y nos cansamos también de cocinar y queremos pedir, pero esto tiene que ir acompañado de que la gente tenga recursos», reclama Alicio.

Al igual que crecen las compras por internet, explica, «cada vez más gente está demandando comida de una manera rápida desde su casa, sobre todo productos como el nuestro, que es más informal». Por eso emprendieron basándose en esta tendencia y apostando por «recetas originales, con productos frescos, de temporada y de cercanía, saliéndonos de las tradicionales pizzas para buscar sabores nuevos y modernos». Teniendo en cuenta el tiempo que transcurre desde que el producto sale de la cocina hasta que llega al consumidor, diseñaron desde el embalaje en el que viajan las pizzas hasta la propia masa. «El tema del ‘packaging’ está pensado en exclusiva para el domicilio, tenemos un precinto de seguridad, un papel antigrasa para que la pizza viaje mucho mejor, hemos estudiado bastante el tema de la masa para conseguir que cuando llegue siga estando rica», explica Alicio.

Por el momento no tienen reparto a domicilio propio, si no que trabajan con plataformas externas, que «han sido un ‘boom’ en los últimos dos años». Esa alternativa «nos lo pone más fácil porque de primeras no necesitamos un equipo de cinco motos, si no que ellos te lo dan aunque por ese trabajo te cobran», cuenta. Junto a esta línea de negocio y la posibilidad de que los clientes recojan el pedido en el local, quieren «potenciar» la venta de porciones, aunque «en León todavía no hay mucha cultura de comer productos por la calle», comenta, y su consumo en la pequeña barra que tienen habilitada como ‘minibar’.
Volver arriba
Newsletter