Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Miércoles, 27 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

'Kentukis', de Samanta Schweblin

'Kentukis', de Samanta Schweblin

ENREDABAILES IR

Ampliar imagen
T. Giganto | 10/02/2019 A A
Imprimir
'Kentukis', de Samanta Schweblin
Libros Cuidado, te están vigilando
Móviles ultrarrápidos, megainteligentes y con diseños sofisticados y cámaras que hacen a muchos creerse el mismísimo Robert Capa. Gigas de información que derrochamos cuando buscamos algo en Google y que nos devuelven al día siguiente la versión mejorada de aquello sobre lo que se indagó, ofreciendo muchas más opciones y generando un buen puñado de necesidades. El Tamagochi pasó a la historia, el Messenger ya descansa en paz y Tuenti murió de éxito para dejar paso al Facebook y así, hasta crear una innumerable lista de redes que atrapan y enganchan a la realidad ajena. Pero no voy a descubrir la pólvora de la relación entre las nuevas tecnologías y el hombre, algo que uno se plantea con la lectura de ‘Kentukis’ donde el trasfondo es la soledad que suplimos con pantallas o en este caso con un ‘kentuki’ que no es otra cosa que un muñeco de peluche que graba a su propietario mientras otra persona, en la otra punta del mundo, lo controla. Convierte así a un inocente muñeco en algo mucho más perverso que un simple juguete, en un objeto a través del que exhibir la intimidad sin saber a quien se expone. ‘Kentukis’ son varias historias paralelas de una distopía (o no tanto) tecnológica que cada persona vive de una manera diferente. De tan verosímil, parece real y da miedo porque en ocasiones, tiene precisamente algo de real el relato.

Más sobre crítica social


Te están robando el alma Ian Svenonius
Svenonius enlaza con su lógica lúdica y delirante el azúcar de caña, las nuevas tecnologías, los bailes de moda o la geopolítica mundial en una bomba ensayística que oscila entre lo certero, lo conspiranoico y lo tristemente real. Crítico con el mundo de ayer e incendiario con el mundo de hoy

1984 George Orwell
En el fondo de cada distopía de la narrativa actual hay algo de ‘1984’ de George Orwell, quien ya en 1948 narró como nadie una sociedad que vivía manipulada, vigilada y reprimida por una fuerza política totalitaria que en su día fue ficción y que hoy puede ser un manifiesto de realidad.
Volver arriba
Newsletter