Publicidad
Jurar por Castilla

Jurar por Castilla

TRIBUNA DE OPINIóN IR

José Antonio Diez | 20/04/2021 A A
Imprimir
Jurar por Castilla
Ha echado el resto de tal manera la Junta de Castilla y León en la conmemoración del Quinto Centenario de Villalar que se les ha ido de las manos. No de forma descontrolada, no. Llevan años controlando todo, hasta los errores, para poder ‘vertebrar’ una comunidad que poco puede conmemorar en esa fecha y con la que, al menos, los leoneses no sentimos ninguna empatía.

Respeto profundamente, como hace unos días le escribí al alcalde de Villalar, la celebración en esa localidad. «En la historia de Villalar, esta jornada será un hito importante del que, como alcalde, espero que la localidad salga reforzada en todos los aspectos. Me consta el trabajo denodado que has realizado y el máximo apoyo que has tenido de parte de la Junta de Castilla y León, de la Fundación Castilla y León y de las Cortes Autonómicas. Envidio ese apoyo, que añoramos en la conmemoración del 1100 aniversario del Reino de León hace una década».

Los leoneses poco o nada nos identificamos con esta celebración y máxime cuando se ha usado durante años para intentar tapar nuestra historia, nuestra identidad y nuestros sentimientos. Y con dinero. Mucho dinero canalizado para «crear comunidad» desde la Fundación Villalar, ese chiringuito otrora para Ciudadanos, que cambió de nombre pero no de estrategia.

La última, un evento para niños menores de 9 años a los que se insta a Jurar por Castilla, un adoctrinamiento que rechina, retrotrae al peor pasado, y que, si hubiera coherencia, debería costarle el cargo al consejero de Cultura que lo avala con el dinero de todos los castellanos… y de los leoneses.

Ya aceptamos que en Castilla juren (por lo que quieran), pues nuestro ideal sigue siendo la lucha por León, por la justicia en esta tierra leonesa y aunque entendemos el papel en Castilla de la efeméride ni la compartimos hoy ni la hemos compartido en los últimos años en la campa, pese a los muchos intentos de implicarnos (a la región leonesa) e integrarnos en su historia.

Y no nos sorprende ya nada porque un pequeño agujero que no se cose acaba siendo un ‘siete’ de cuidado y a los leoneses nos siguen desgarrando, intentando ocultar el roto que nos hicieron hace cuatro décadas.

Y no sólo el 23 de abril de cada año. En cada Consejo de Gobierno. En cada Pleno.
Volver arriba
Newsletter