Publicidad
Juntos... en la pelea por el ascenso

Juntos... en la pelea por el ascenso

DEPORTES IR

Un instante del derbi entre Reino de León y Basket León en el Palacio. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Un instante del derbi entre Reino de León y Basket León en el Palacio. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 24/11/2021 A A
Imprimir
Juntos... en la pelea por el ascenso
Baloncesto / Liga EBA Con el "alto ritmo" como clave del Basket León y la "solidez defensiva" en el Reino de León, los dos cumplen el tercio de liga superando expectativas y compartiendo la segunda plaza
Un año más, como viene siendo ya costumbre cada verano, los rumores de fusión entre los dos equipos más destacados del basket en la capital leonesa se produjeron pero no llegaron a buen puerto. Sin embargo transcurrido un tercio de la liga EBA el ULE Basket León y el Leclerc Caja Rural Reino de León sí que están juntos... en la pelea por el ascenso.

Compartiendo la segunda plaza a sólo un triunfo del liderato se encuentran ambas escuadras, que calcan su balance de ocho triunfos y dos derrotas, a uno del Tormes salmantino que lidera la liga y es el gran favorito, e igualados con dos conjuntos gallegos como son el filial del Obradoiro y Porriño.

El primero accede directo a la fase de ascenso. Segundo y tercero se lo juegan en un cruce con los del grupo A-A ¿El objetivo para pensar en subir a Liga EBA? Es quedar en una de las tres primeras posiciones, puesto que el primero se mete directo en la fase de ascenso y los segundos y terceros de este Grupo A-B se miden de forma cruzada a los del A-A (ahora mismo serían Santurtzi y Cantbasket), saliendo de quienes ganen esos dos partidos los otros dos clubes que peleen por subir.

Si consiguen meterse en esa fase final, se formarán cuatro subgrupos de cuatro equipos que jugarán todos contra todos una liguilla en sede única, subiendo directo el primero y jugándose una eliminatoria entre los segundos para dar dos plazas más en Plata.

Y aunque ninguno de los dos esperaban estar ahí, una vez que están superando las expectativas y se ven en la zona alta los dos sueñan con mantenerse y buscar ese logro.

Un trabajo de autor, de Álvaro Senovilla en el caso del Reino de León y de Luis Castillo en el del Basket León, que analizan las claves que llevan a estar ahí a sus respectivos equipos.

CB Reino de León

«¿Si me esperaba a mi equipo a este nivel? Desde luego lo que sí me imaginaba era la igualdad que se está demostrando en la liga, que cualquier equipo puede ganar a otro. Estamos trabajando muy bien, ganando partidos con mucho valor y sumando poco a poco. Nuestro objetivo es conseguir la permanencia, pero ojalá podamos aspirar a cotas mayores», apunta Senovilla, que ve al actual líder, Tormes, «por delante del resto» y luego «a un grupo de equipos donde podemos estar nosotros, Basket León, Obradoiro o Porriño peleando hasta el final, quien vaya perdiendo contra equipos de abajo irá quedando eliminado».

¿Las claves para que el Reino de León esté en esa pelea? Está a su juicio «por encima de todo en el equipo, el hecho de que nuestros jugadores interiores marcan diferencias y la solidez defensiva, que nos está haciendo luego jugar muy alegres y encontrar las situaciones que queremos».

Senovilla: «El juego interior marca diferencias y Demian es determinante, pero es el bloque lo que más destaca» Únicamente 63 puntos de media por encuentro reciben los leoneses, lo que les convierte en la segunda mejor defensa de la liga, pero es que además son el equipo del Grupo con mejor balance entre puntos anotados y recibidos, pues con 83 por choque son también el segundo mejor ataque.

El ala-pívot croata Demian Balasko, fichado de la máxima categoría de su país y MVP de la última jornada, es su principal estilete, pues lidera al equipo en puntos (17’1), rebotes (10’6), robos (2’6) y tapones (1’2). «Nos da un salto de calidad, está siendo determinante, pero no le destacaría sólo a él sino también a Sergio Martínez, Miguel Domínguez o Jaime Llamas que ha dado un salto brutal. Demian se beneficia en cuanto a números del trabajo que hace el resto del equipo.

Basket León

«Esperaba que el equipo fuera creciendo, pero vamos más rápido de lo que pensábamos. El equipo ha cogido muy rápido la idea, se ha acoplado muy bien a lo que queríamos hacer y aunque a lo mejor la situación actual es circunstancial, ‘que nos quiten lo bailado’».

Es el análisis que hace el entrenador del Basket León, Luis Castillo, que está haciendo gala de fiabilidad y suma 8 triunfos y dos derrotas ante los actuales dos primeros clasificados (Tormes y Reino de León), a los que ve un punto por encima: «Tormes es muy físico, tiene gente veterana muy buena y es difícil meterles mano por esa exuberancia física, y en el Reino de León llevan mucho tiempo jugando juntos y lo hacen muy bien. Son los dos equipos que marcan la pauta y es difícil que fallen».

Sin embargo, también el tercero tiene opciones de ‘playoff’, y en esa pugna sí espera estar Basket León «aunque no nos planteamos nada, sólo ir partido a partido, seguir jugando bien, hacer mucho trabajo específico con jugadores durante la semana y mantener la idea, con eso los resultados irán solos. ¿Como principales rivales si consiguen eso? Vería a «Porriño que en su casa sobre todo es durísimo, Chantada que cae aquí el domingo pero es un equipo hecho para ascender, y Obradoiro al que le marca mucho que juegue Sergi Huguet o vaya con el primer equipo».

Castillo: «Esperaba que el equipo fuera creciendo, pero vamos más rápido de lo que pensábamos» ¿El secreto del Basket León? Está «en el ritmo de juego que ponemos, que jugamos muy rápido y a muchas posesiones, y en esta liga con gente muy veterana no hay muchos equipos que puedan seguirlo».

¿El líder? Es el alero Rodrigo Llamas, primero en el conjunto leonés en puntos (13’8), rebotes (5’7) y asistencias (2’5). «El equipo está hecho un poco alrededor de él, es jugador nuestro desde pequeñito y nuestra piedra angular», señala Luis Castillo, que resalta también «que se le ha unido Alan Morchón (segundo del Basket León en esos tres principales apartados estadísticos) que yo tenía mucha confianza en él aunque venía de año flojito en Ávila, y al que le costó un par de partidos pero enseguida asumió un rol principal».
Volver arriba
Newsletter