Publicidad
Juicio por homicidio con jurado popular... entre menores

Juicio por homicidio con jurado popular... entre menores

ACTUALIDAD IR

I. Herrera | 16/02/2018 A A
Imprimir
Juicio por homicidio con jurado popular... entre menores
Educación Alumnos del Colegio de La Asunción han asumido los roles de fiscal, abogado defensor, jurados, testigos y peritos en la sala de vistas de la Audiencia Provincial con un caso simulado
Alumnos de 3º y 4º de ESO del Colegio La Asunción de León han puesto este viernes en escena un juicio por el procedimiento del tribunal del jurado repartiéndose los papeles de fiscal, abogado defensor, acusado, miembros del jurado popular, testigos y peritos. Una forma de inculcar el respeto por los derechos ajenos y la ley que los chavales se han tomado muy en serio y con un gran sentido de la Justicia. 

Esta iniciativa se enmarca en el programa 'Educando en Justicia' que promueve el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Superior de Justicia y la Audiencia Provincial con la colaboración del decanato de los Juzgados de León y de los jueces del territorio, así como la Consejería de Educación y la Dirección Provincial de Educación. Tal y como explicaba la presidenta de la Audiencia Provincial, Ana del Ser, se trata de un programa muy antiguo que ha decidido relanzar este año encontrando una gran acogida por parte de los centros escolares, "de momento ya hemos tenido peticiones desde 15 centros escolares y todavía nos están llegando más". 

La de este viernes ha sido la tercera sesión de vistas celebrada en la Audiencia Provincial de León con los menores como protagonistas, que han tenido que decidir sobra la culpabilidad o no de Arturo Méndez, acusado de un delito de robo con intimidación y otro de homicidio. El supuesto se produjo en enero del pasado año en la céntrica plaza de la Inmaculada de León. El acusado, Arturo, es argentino, politoxicómano y se encuentra en situación irregular en España. La representante del Ministerio Público -con toga y todo, pues en la sala todo parecía real- le acusa de robar, y después matar, a Eduardo, la víctima, y pide para él dos años de prisión por el robo con intimidación y diez años por el homicidio, además del pago de una indemnización en concepto de responsabilidad civil a los perjudicados de 125.000 euros.

La defensa del acusado, encarnada por Guillermo, ha negado los hechos expuestos por la fiscal sosteniendo la inocencia de su cliente. Según su versión, su representado se encontró a la víctima aquella noche tendida en el suelo y lo único que hizo fue tratar de ayudarle, y asegura que si se dio a la fuga fue por temor a que le cargaran con la culpa y por su condición de inmigrante ilegal. 

Así, por la sala, han ido desfilando los testigos y los peritos de la Policía Científica bajo la atenta mirada del jurado popular que, tras escuchar las últimas palabras del acusado se ha retirado a deliberar. Habrá que esperar a conocer si el veredicto es de culpabilidad o no. 
Volver arriba
Newsletter