Publicidad
Jóvenes, mujeres y regadío: las líneas maestras para 2022

Jóvenes, mujeres y regadío: las líneas maestras para 2022

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 09/11/2021 A A
Imprimir
Jóvenes, mujeres y regadío: las líneas maestras para 2022
Campo Carnero defendió las cuentas que la Junta proyecta para la Consejería de Agricultura y Ganadería de cara al próximo año que para León suponen un avance en los regadíos
Jesús Julio Carnero, consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo rural desgajó este martes las líneas maestras del presupuesto de la Junta en este área de cara al próximo ejercicio. En León estas cuentas llevan el nombre de las zonas de Payuelos, Páramo, Oteros, y el de localidades como Castropodame, Llamas de la Ribera o Villarnera, entre otros. Es clara la apuesta de esta Consejería por impulsar la concentración parcelaria, la creación de nuevos regadíos y la modernización de algunos de los ya existentes como también lo es el facilitar la incorporación de jóvenes y mujeres al sector primario. Por ello estas son algunas de las claves de los presupuestos que esta Consejería defendió este martes en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León.

En euros se traduce en que la Junta aporta para este área 50 millones más hasta alcanzar los 573,5, un 9,4% más de lo destinado para el presente ejercicio. Justifican el aumento en la importancia de lo ya citado y a ello suman también inversiones en seguros agrarios y en la industria agroalimentaria, que consideran «el motor» del futuro del medio rural. En el caso concreto de la provincia de León supondrá una inversión de casi 37 millones de euros principalmente destinados a la transformación y modernización de regadíos, más allá de partidas habituales como la sanidad animal o controles de seguridad alimentaria. La inversión principal se la lleva la zona de Payuelos, donde la Junta lleva a cabo obras de transformación de regadíos según lo establecido en un plan coordinado con el Gobierno. En este caso para 2022 el ejecutivo autonómico prevé destinar más de un millón de euros para finalizar las obras en el sector XXIII de la zona regable de Los Payuelos, que ha tenido un coste total de cerca de 12 millones. Por su parte, continúa en ejecución la transformación del sector XVII, el último encomendado a la Junta de Castilla y León dentro de este gran proyecto. El coste total alcanzará los 33,8 millones de euros, de los que 8,7 se inyectarán durante el próximo ejercicio 2022. Además, está previsto que en 2023 el presupuesto para este sector supere los 13 millones y en 2024 se finalicen los trabajos. También en Payuelos, está presupuestado más de un millón de euros para la instalación de la línea de alta tensión.

En el caso de la comarca del Páramo, prevén una inversión de 3,4 millones, mientras que la modernización de los sectores VII y VIII del Páramo Bajo incluye 1,4 millones de euros para 2022 y la Junta contempla hacer la última inversión antes de finalizar los trabajos en 2023. Además, comenzará a impulsarse durante el próximo ejercicio el proyecto de modernización de los regadíos de Llamas de la Ribera, con una asignación presupuestaria de 1,2 millones. También se han presupuestado trabajos de modernización en la zona de Villarnera (1,2 millones), Alto Villares (1,5 millones), Presa de la Tierra (un millón), Velilla de la Reina (un millón) o la fase 1 de Villadangos (los primeros 600.000 euros y una previsión de impulso entre 2023 y 2024).

En cuanto a concentraciones parcelarias, Jesús Julio Carnero destacó este martes la de los Oteros para la que el año que viene invertirán 8,2 millones de euros en la primera asignación presupuestaria para este proyecto y con la que intervendrán en 33.696 hectáreas. Agricultura presupuesta 3,9 millones el año que viene para iniciar la infraestructura rural referente a la concentración parcelaria de Castropodame, que afectará a 3.871 hectáreas. En el Páramo también habrá concentración en terrenos de secano con un presupuesto de 500.000 euros del total de 3,5 millones que costará el proyecto.

Más allá de las cuentas en la propia provincia de León, Carnero destacó este martes que «para seguir avanzando en la competitividad de nuestras explotaciones, es necesario apoyar las estructuras de las unidades de producción y trabajar más intensamente en las infraestructuras de base». Este presupuesto se complementa con la partida destinada a garantizar préstamos para inversiones y circulante en las explotaciones agrarias, con una cuantía que asciende a ocho millones de euros, que sumados al montante total de las infraestructuras agrarias, buscan «mantener la población, el empleo, la sostenibilidad y la actividad en el medio rural, como herramienta fundamental para su desarrollo». Además, el consejero destacó su apuesta por «la sostenibilidad y la lucha contra la despoblación» a través de la fuerte inversión en ejes como la incorporación de los jóvenes y las mujeres al campo y el apoyo al sector agroindustrial, el «más relevante» del tejido industrial castellano y leonés, además de «magnífico escaparate de nuestras producciones agrarias».
Volver arriba
Newsletter