Publicidad
Josu de Solaun: "Este disco lo empecé a planear estando en la UCI"

Josu de Solaun: "Este disco lo empecé a planear estando en la UCI"

LNC VERANO IR

El pianista Josú de Solaun protagonizó una breve actuación tras la rueda de prensa de presentación del álbum ‘panDEMiCity’ en el Auditorio. | MARÍA DÍEZ Ampliar imagen El pianista Josú de Solaun protagonizó una breve actuación tras la rueda de prensa de presentación del álbum ‘panDEMiCity’ en el Auditorio. | MARÍA DÍEZ
Joaquín Revuelta | 20/07/2021 A A
Imprimir
Josu de Solaun: "Este disco lo empecé a planear estando en la UCI"
Música El pianista valenciano regresó al mismo escenario en el que el 13 de marzo grabó un recital improvisado en homenaje a Keith Jarrett, que acaba de ser publicado en formato CD y que este lunes fue presentado en público con una breve actuación del autor
El pasado 13 de marzo de 2021 el pianista valenciano Josu de Solaun ofreció un concierto en directo en el Auditorio Ciudad de León dentro del XV Ciclo Maestros Internacionales programado por la Fundación Eutherpe, el cual  fue grabado y posteriormente publicado en formato CD por el sello IBS Classical. El repertorio fue una improvisación libre al piano en homenaje a Keith Jarrett, quien hace poco anunció su retirada de los escenarios. De Solaun ha querido presentar este álbum en la ciudad de León, con la que se siente unido desde 2005 a través de su vínculo con la Fundación Eutherpe y que ha querido reflejar en el propio título del disco, ‘panDEMiCity’. «La pandemicidad , la ‘pandemicity’, es digamos como el contexto histórico en el que nos encontramos ahora, pero aparte es una palabra que contiene múltiples raíces y cada una de ellas son muy polisémicas y tienen muchísimas asociaciones. Pon ejemplo ‘pan’, por supuesto, tiene que ver en castellano con el pan que nos alimenta, pero en griego quiere decir todo. Pan es una palabra que hace referencia a que el contexto histórico que nos afecta ahora nos está afectando a todos. Luego ‘dem’ quiere decir pueblo, gentes, en griego, demos, y tiene que ver con lo mismo. La ‘i’ se refiere a la tecnología, como iphone, en el sentido de que vivimos en un mundo que es tecnológico pero que hay algo también distópico en él. Y lo de ‘city’ por supuesto es un guiño a León y también a las culturas urbanas, porque yo me he criado en Nueva York. Muchas de las improvisaciones del disco, aunque yo no lo planee así pero surgió que había bastante influencia de la música de ciudad americana. Entonces como puedes comprobar es un título que hace referencia a muchas cosas. Lo he querido presentar en León por el vínculo muy afectivo que me une a la ciudad desde los 23 años que empecé a venir a tocar y a apreciar los cursos de Eutherpe. Ya tengo 39 años por lo que han sido 16 años de relación con la ciudad, con la Fundación Eutherpe, con su presidenta Margarita Morais, con el Auditorio Ciudad de León donde he tocado en varias ocasiones y es un hecho excepcional que uno presente el disco donde lo ha grabado. En mi caso es la primera vez que esto ocurre», reconoce el pianista valenciano, quien en el acto de presentación de este lunes ha estado acompañado por la mencionada Margarita Morais; la concejala de Acción y Promoción Cultural del Ayuntamiento de León, Evelia Fernández; Francisco Moya y Gloria Medina, representantes del sello musical IBS Classical, y los críticos musicales Nuria Blanco Álvarez y Aurelio M. Seco, ofreciendo De Solaun una breve actuación al término de la presentación de ‘panDEMiCity’.  

Josu de Solaun reconoce que no estaba en su planes la publicación de este disco. «Simplemente yo vine a León para interpretar este concierto improvisado, pasó que se grabó, luego lo escuchamos y llegamos a la conclusión de que era merecedor de ser publicado como disco. Y así ha quedado, una especie de retrato de ese momento. Después he vivido toda una serie de vicisitudes. Justo un mes después, y es algo que parecería premonitorio porque el disco es muy dramático de hecho, la música me salió muy dramática, ingresé muy grave de covid en la UCI con mi madre. Yo sobreviví pero mi madre murió. Como te decía, yo creo que el disco, de alguna manera, es casi premonitorio, los trazos musicales del álbum son muy dramáticos».

Preguntado si el covid le ha dejado algún tipo de secuela física a la hora de poder seguir desarrollando su labor concertística, Josú de Solaun comenta que por suerte no ha sido así, pero reconoce que vio muy de cerca la muerte. «Ha sido una experiencia definitoria en mi biografía. Lo bonito es que este disco lo empecé a planear estando en la UCI. Mientras estaba ingresado me mandaron una copia del máster de la grabación y allí le pedí a un gran improvisador, escritor, poeta y músico que me hiciera las notas al programa y me las mandó al hospital y allí fui ideando lo de la presentación en León», señala el pianista valenciano, que si bien no percibe secuelas físicas de su paso por la UCI sí que anímicamente le afectó de manera profunda, sobre todo por la muerte de su madre, una mujer todavía joven. «Anímicamente ha sido muy difícil sobre todo porque he perdido a mi madre de manera inesperada, porque era una persona joven y sana y eso ha sido muy dramático. Yo creo que el disco de alguna manera es una especie de regalo a ella, pero también es un retrato de nuestros tiempos, porque es un disco muy ecléctico y es una música que la compuse en el acto, en el momento, y aunque no está grafada en un texto con grafos escenográficos de partitura está grafada en los surcos del disco», sostiene De Solaun, para quien un disco es igualmente un tipo de escritura.

Muchos han sido los músicos e intérpretes que han valorado la extraordinaria acústica que tiene el Auditorio Ciudad de León, algo que ha repercutido de forma muy favorable en la grabación. «Lo ha beneficiado muchísimo porque estamos hablando de una acústica muy especial por toda la madera que contiene el Auditorio. Y además, una cosa muy curiosa. El 98% de los discos se graban sin público y el público añade además a la acústica un elemento de riqueza de armónicos que es impresionante. El tener al público en la propia grabación es algo muy especial. Yo no lo había hecho nunca y quiero que se repita, porque  es un directo que no está editado. Tal y como suena en el disco es tal y como sonó en el Auditorio. Y esto es muy especial porque es una especie de fotografía de un evento especial de mi vida y ahí queda para la posteridad».

A la pregunta de si la experiencia ha resultado tan satisfactoria que va a seguir transitando por la senda de la improvisación, el gran intérprete valenciano, ganador del Premio Iturbi, asegura que va a seguir explorándolo y de hecho el próximo 30 de enero va a tocar un recital improvisado en el Auditorio Manuel de Falla de Granada dentro del ciclo ‘Piano con sabor’. Si va a tener o no grabación, Josu de Solaun no lo sabe aún. «Tendré que pensarlo muy bien, no lo he decidido todavía», comenta el pianista, para quien el vínculo que puede establecerse entre la improvisación y el jazz es muy oblicuo. «Es un vínculo en tanto que dentro de mis experiencias musicales el jazz es uno de los elementos que existen en mi formación, pero no es ni mucho menos un disco de música de jazz porque no se trata de un disco de género, es lo que yo llamo una improvisación libre, entonces es un poco una especie de teselado de las diferentes teselas que componen el mosaico de mi propia maleta musical biográfica. Entonces hay tintes de música americana, pero también hay música americana y por ejemplo tengo mucho interés por la música de Oriente Medio, de Turquía, de la música bizantina. Hay también bastantes influencias de la vanguardia de la posguerra europea y algo de la música soviética, de la música de cine. No es que yo quiera ser una especie de ecléctico superficial. No son mezclas superficiales, sino que yo voy tejiendo un discurso musical sin intentar inocular estas cosas, pero todos estos posos de diferentes músicas que hay en mí pues se van manifestando como si dijéramos el léxico, como si fuera la vestimenta de la música, pero el transversal a todos esos elementos está mi propia poética de construcción musical, que es la misma que cuando toco Mozart o cualquier otra cosa», argumenta De Solaun, quien hace unos meses presentó en su tierra natal su primer poemario ‘Las grietas’. Sobre la oportunidad de darlo a conocer también en León, el valenciano reconoce que no se le ocurrió hacerlo en esta ocasión pero que espera que una próxima visita a la ciudad le brinde la oportunidad de hacerlo. «Te voy a ser sincero, no se me ocurrió. No he pensado que en León hubiera interés por mi poesía, aunque soy consciente que  en León viven grandes poetas, como Gamoneda y otros más. Mi poesía tiene seguramente una importancia muy tangencial. Pero no descarto que en otra visita a León me atreva a presentarlo. Yo soy un grandísimo admirador de la poesía de Gamoneda, que aunque sé que no es de León vive desde hace muchos años en esta ciudad.    
Volver arriba
Newsletter