Publicidad
José María Merino: "El libro es lo más moderno, como hace 500 años"

José María Merino: "El libro es lo más moderno, como hace 500 años"

CULTURAS IR

El escritor y académico José María Merino pronunciará este viernes  el pregón de la Feria del Libro. | LETICIA PÉREZ (ICAL) Ampliar imagen El escritor y académico José María Merino pronunciará este viernes el pregón de la Feria del Libro. | LETICIA PÉREZ (ICAL)
Fulgencio Fernández | 12/05/2017 A A
Imprimir
José María Merino: "El libro es lo más moderno, como hace 500 años"
Literatura El escritor y académico leonés pronuncia este viernes (a las 20:00 horas en el Salón de Plenos del Consistorio de San Marcelo) el pregón de la Feria del Libro de León, en el que hablará de la vigencia del libro y de la lectura
Ya se conoce el programa de la 40 Feria del Libro y no se puede decir que empiece mal, todo lo contrario, con un pregonero de lujo: José María Merino, escritor, académico, leonés militante que regresa prácticamente todos los fines de semana a casa. Estudioso de nuestra historia, defensor de ella como acaba de demostrar promoviendo la lectura pública de nuestros decreta. Incluso escribió una carta pública a la presidenta de las Cortes reivindicando la realidad de que las primeras cortes democráticas fueron las de León y no caben los eufemismos de que «como son las de León, estamos orgullosos y las reivindicamos en Castilla y León, en España...». Un lujo para la Feria.

– Lo extraño es que nunca haya sido pregonero de la Feria del Libro.

– No sé si es extraño, no lo he sido.

– Sin embargo sí fue el pregonero de la Iedición de la fallida aventura de Leer León, aquella feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil.
– Cierto, me llamaron y estuve encantado de hacerlo.

– Sin embargo, aquella Feria fue otro de los fiascos de esta tierra. Nació con el apoyo del mismísimo presidente del Gobierno y no llegó ni a su último año de legislatura.

– A mí me parecía un proyecto muy interesante y una iniciativa beneficiosa para León. Otras parecidas funcionan muy bien; tienen una clara vertiente cultural y también económica que las hace atractivas y viables. En fin...

– Batallas políticas, desidia, intereses personales... parece pasó de todo.

– Pues como se dice por nuestras tierras con estos bueyes tenemos que arar.

– Vamos con lo que nos ocupa, la 40 edición de la Feria del Libro de León ¿Cómo será su pregón?
– Breve, un pregón lo requiere;y una defensa y análisis de lo que nos reúne y ocupa, el libro:El momento actual del libro, la crisis que vive y, sobre todo, la importancia de los libros.

¿Cómo se puede no apostar por la Feria en la ciudad donde vive Antonio Gamoneda? – ¿Qué momento vive el libro?
– Yo soy optimista, aunque es evidente que se lee poco, pero el formato libro, en papel, ha resistido bien la presencia de las llamadas nuevas tecnologías ¿Cuánto tiempo nos llevan diciendo que en unos años no habrá libros en papel? ç

– Los mismos que llevo escuchando que se acaban los periódicos.
– Efectivamente. Mira, yo estoy convencido de que el formato digital es muy apropiado, por ejemplo, para las enciclopedias; entre que te cuenten cómo es la vida del tigre de Bengala y verlo en acción hay un mundo... pero el ámbito de la novela, del ensayo, de la poesía es el papel. El libro es un objeto y hay que verlo, tocarlo.

– Siempre se dice en defensa de internet que es una gran ventana de acceso a la información.
– Y es cierto, nadie lo duda, lo que ocurre es que ofreciendo todas esas posibilidades la realidad de su uso es una verdadera pena en la mayoría de las ocasiones; lo de internet me parece una parábola siniestra de nuestra cultura: cómo teniendo más medios tecnológicos que nunca para conocer la realidad, para acceder al conocimiento, hacemos de ello un uso absolutamente banal y estúpido.

– ¿Colabora también en la pérdida de léxico, que tanto le preocupa?
– Sí, pero no solo internet. Así aceptamos, por ejemplo, de una forma además gratuita, los anglicismos. En mi barrio, hasta las peluquerías ya tienen nombres en inglés. Me parece algo pavoroso.

No entiendo por qué se puede, y debe, apostar por la cecina de León y no por sus escritores – ¿Entonces el libro no es una cosa viejuna?
– Ni mucho menos. El libro sigue teniendo una enorme modernidad que, por cierto, es la misma que tenía hace 500 años. El libro se sigue leyendo en el mismo sistema operativo en el que fue escrito y en la misma aplicación, no caducan, no hay que actualizar programas, no se queda sin batería, no hay que enchufarlo a la luz... Es el libro. Puedes leer una primera edición de El Quijote y no se te ha quedado antigua. Las que envejecen a una velocidad de vértigo son las nuevas tecnologías.

– Y, sin embargo, sí tiene graves problemas el libro ‘clásico’.
– Cierto. Atraviesa un momento complicado, se han cerrado muchas librerías y ése es un mal síntoma. Se lee poco, se compran pocos libros, la piratería se ha multiplicado y nadie hace nada en su defensa, aquí, en la mayoría de los países modernos, incluido nuestro vecino Portugal, la persecución a la piratería funciona como deber ser, es un delito.

– Inaugura una Feria que parece que quiere volver a ser importante después de haber sido casi una anécdota e, incluso, estar a punto de no celebrarse alguna edición.
– A ver si todo marcha. Creo que para un lugar como León la Feria del Libro debe ser un aliciente, algo que dinamiza la vida de la ciudad, con libros y otras actividades. Creo que deben impulsarla desde los espacios públicos pero también echar una mano todos, escritores, libreros, lectores, medios de comunicación...

– ¿No es extraño que una ciudad como León, seguramente la que más escritores tiene por metro cuadrado, no apueste por una Feria del Libro de referencia?
– Es difícil de entender. Siempre lo pienso cuando acudo a ciudades en las que no hay ni un solo escritor local y veo cómo se vuelcan con la Feria del Libro. Me extraña que no se haga lo mismo en una ciudad en la que vive don Antonio Gamoneda, por citar a un Premio Cervantes, y de ahí en adelante encontrarás una larga lista, como es difícil encontrar en cualquier otro lugar. No entiendo porqué se puede apostar por la cecina, que me encanta y me parece fenomenal, y no por la cultura, los escritores... Porqué no lleva a gala a la nómina de escritores que puede lucir.

– Llega a la Feria con un libro reciente bajo el brazo, ‘Calila y Dimna’, una colección de cuentos orientalesque ha adaptado al español contemporáneo a partir de la traducción encargada por Alfonso X en el siglo XIII.
- Era una pena que esta pieza inaugural de la literatura española de mediados del siglo XIII no se pudiera leer más que por especialistas o en cuentos extractados para escolares. Lo fascinante es su actualidad. Habla de intrigas políticas, de la deslealtad, del enfrentamiento de grupos, todo esto está vigente hoy, además de encontrar en sus relatos el precedente de la literatura picaresca.

- Alfonso X encargó traducción. ¿Añora gobernantes que se preocupaban de que se tradujeran libros?
– Es evidente que nuestros gobernantes deberían leer más.
Volver arriba
Newsletter