Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Jorge, Teresa o Wanda: las próximas borrascas ya tienen nombre en España

Jorge, Teresa o Wanda: las próximas borrascas ya tienen nombre en España

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 09/09/2019 A A
Imprimir
Jorge, Teresa o Wanda: las próximas borrascas ya tienen nombre en España
Sociedad Todas aquellas depresiones que supongan una alerta naranja o roja por fuertes vientos tendrán nombre propio, por tercer año consecutivo
Hasta 21 nombres están ya a la espera de las borrascas de «gran impacto» que se detecten a partir de este octubre en el Atlántico y en el Mediterráneo Occidental por los servicios meteorológicos de España (Aemet), Francia (Météo-France) y Portugal (IPMA). Comienza la temporada, y todas aquellas depresiones que supongan una alerta naranja o roja por fuertes vientos tendrán nombre, por tercer año consecutivo, según recoge ABC.

Por orden, estas borrascas se llamarán Amelie, Bernardo, Cecilia, Daniel, Elsa, Fabien, Gloria, Herve, Inés, Jorge, Karine, Leon, Myriam, Norberto, Odette, Prosper, Raquel, Simon, Teresa, Valentín y Wanda.

Las borrascas solo se nombran cuando se prevén condiciones que den lugar a la emisión de alertas de viento, naranja o rojo, y que en el caso de España, alcancen rachas máximas superiores a los 90, 100 y 110 kilómetros por hora en función de las zonas, lo cual no impide que vengan acompañadas de precipitaciones. Es decir, solo se nombran aquellas que puedan producir un gran impacto en bienes y personas, aunque no será necesario que experimenten un proceso de ciclogénesis explosiva.

Según explica la Aemet, el hecho de nombrar a las borrascas con gran impacto favorece que la comunicación sea más efectiva ante un episodio adverso de viento, que también suele llevar asociados fenómenos costeros adversos y en muchas ocasiones también problemas relacionados con la nieve y la lluvia.

El primer servicio meteorológico que prevea emitir avisos de nivel naranja o rojo dará nombre a la borrasca, siguiendo la siguiente lista preestablecida.
Volver arriba
Newsletter