Publicidad
Jorge Blanco: "El objetivo es poder estar en París"

Jorge Blanco: "El objetivo es poder estar en París"

DEPORTES IR

Jorge Blanco, con su medalla de oro ya de vuelta en León. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Jorge Blanco, con su medalla de oro ya de vuelta en León. | SAÚL ARÉN
Jorge Alonso Macía | 05/04/2022 A A
Imprimir
Jorge Blanco: "El objetivo es poder estar en París"
Atletismo El atleta leonés se proclamó este domingo campeón de España de maratón en la segunda vez que corría esta distancia, "un impulso" hacia el sueño último de lograr ser olímpico
Aún «asimilándolo» y pegado al teléfono «agradeciendo todos los mensajes que me han llegado», Jorge Blanco vive con una sonrisa en la cara la resaca del Campeonato de España de maratón que vencía con enorme autoridad en Zaragoza este domingo.

Toda una gesta para el leonés, que ha corrido únicamente dos maratones en su vida. En su debut, en Valencia, el pasado mes de diciembre, logró con suficiencia la mínima para el Europeo de Múnich, y se quedó a solo 4 segundos de la del Mundial de Eugene, parando el crono en 2:11:34. En la segunda, ayer en Zaragoza, se hizo con el título nacional, que valía una plaza precisamente para esa cita continental que se celebrará a finales de agosto en la ciudad alemana. «La verdad es que ha sido llegar y besar el santo, era muy difícil, pero igual que en Valencia hubo alguna circunstancia que no me permitió hacer una carrera perfecta, en esta ocasión todo ha salido redondo», reconoce ya de vuelta a León.

Y eso que las condiciones en Zaragoza no eran ni mucho menos las perfectas, «porque había varios hándicaps: el viento frío del cierzo y la dureza del circuito no invitaban a pensar en un buen tiempo, como sí se puede hacer en Valencia o Sevilla, lo que me hace ser muy optimista en cuanto a pensar que valgo mucho menos de mi mejor marca al haber estado tan cerca de ella en estas circunstancias».

El objetivo en el Europeo es llegar en el mejor momento de forma de mi vida y tratar de lograr una gran marca2:11:53 fue el tiempo del leonés en ese Campeonato de España que supuso su primer título nacional absoluto. Todo un éxito en un caso poco habitual, ya que no son demasiados los atletas que dan el salto a la mayor de las distancias antes de los 30 años (cumplirá 29 en julio). Desde los 3.000 obstáculos como prueba fetiche, Blanco ha ido creciendo en distancia pasando por el 5.000 y el 10.000 hasta dar el salto a la ruta llegando a ser bronce en el Nacional de Media Maratón y participando en el Mundial de la distancia. Una transición que reconoce haber vivido «de forma muy natural, mucha gente cercana veía que me podía adaptar bien porque venía de muchos años entrenando bastante volumen de kilómetros, aunque es cierto que esta es la única prueba en la que nunca cubres la distancia completa entrenando, como mucho llegas a los 35 kilómetros. Había rendido bien en pruebas de ruta de 10 kilómetros y creo que se ha perdido un poco el miedo a dar el salto a la maratón antes de los 30 años, creo que ha sido el momento idóneo y que el potencial está ahí».

Así lo demuestra esa clasificación para un Europeo que será, a falta de estudiar el calendario y ver si realiza alguna prueba previa, prácticamente su próxima competición y casi seguro que la última maratón que corra en 2022 dejando claro que «no quiero abusar, me quedan muchos años por delante de maratones». En la cita continental, deja claro que aspira a «llegar en el mejor momento de forma de mi vida, es un circuito que por lo que he visto se puede prestar a hacer una buena marca y en Múnich la elevación es la correcta y el tiempo no suele ser muy caluroso, así que aspiro a poder lograr esa mejor marca también por el nivel de atletas que va a haber», si bien es cierto que en el caso de la maratón y debido a su exigencia y la imposibilidad de doblar, las grandes referencias en la distancia podrían elegir disputar el Mundial que se disputará en julio en Estados Unidos.

Pelear por estar entre la élite mundial será el siguiente paso para un Jorge Blanco que reconoce que el objetivo último es el de intentar ser olímpico en París 2024, algo para lo que reconoce que le restan «aún muchos peldaños», pero confiando en sus «posibilidades a largo plazo».

Por el momento toca recuperar en una semana en la que ni mucho menos dejará de correr, aunque asegura que lo hará «por sensaciones y aprovechando las oportunidades que nos da el CAR de León de tomar baños de contraste, sauna y la cinta de correr sin gravedad» con la que cuenta la instalación. Además, tocará celebrar con el resto de sus compañeros del grupo de entrenamiento que dirige José Enrique Villacorta, pieza clave en un triunfo que asegura que sirve también «para retroalimentar a todos los compañeros, la ilusión de lograr buenos resultados como ya ha hecho por ejemplo Blanca (Fernández) en el campo a través nos da fuerza a todos, a veces hemos pasado malos momentos por las lesiones, pero creo que ahora estamos en una buena línea y hay que aprovechar esa buena ola para confiar en el trabajo que hacemos y que nos vayan saliendo las cosas».
Volver arriba
Newsletter