Publicidad
Jíbaros, carrancas y hasta botijos que son pavos reales

Jíbaros, carrancas y hasta botijos que son pavos reales

CULTURAS IR

‘El resucitador de canarios’ del MSM; aquel viejo sistema de seguridad minera. Y uno de los botijos del museo de Toral que también es un pavo real. Ampliar imagen ‘El resucitador de canarios’ del MSM; aquel viejo sistema de seguridad minera. Y uno de los botijos del museo de Toral que también es un pavo real.
Fulgencio Fernández | 17/05/2021 A A
Imprimir
Jíbaros, carrancas y hasta botijos que son pavos reales
Cultura Más de 50 museos de la temática más variada alberga la provincia, que celebran mañana su Día Internacional. Recordamos algunas piezas muy singulares
El 18 de mayo, este martes, se celebra el Día Internacional de los Museos aunque la mayoría de los que celebran esta fecha han aprovechado el fin de semana para realizar los actos conmemorativos; bien es cierto que muchos están sin actividad por la pandemia y otros han reducido mucho sus actividades, siendo los de titularidad estatal, de la Junta o la Diputación los únicos con posibilidades para la celebración, mientras que los de pequeños municipios esperan tiempos mejores.

Y, sin embargo, somos una provincia con una gran cantidad de museos, alrededor de medio centenar, más unos cuantos que hay en casas particulares en las que sus dueños han construido un verdadero centro museístico, como el reciente caso de Argovejo u otras de más largo recorrido, como el de Valle de las Casas.

En estos 50 museos los hay de la temática más diversas: Muchos etnográficos (Prioro, Villamanín, Casares, Lorenzana, Páramo del Sil o el Provincial de Mansilla...) pero encontramos otros tan singulares como el Romántico de Sierra Pambley, en León como el de la Semana Santa; dos del carro de Alija del Infantado y Valdueza; el del Chocolate y el Museo del Tiempo en Astorga; el del Vino en Cacabelos; dos ecomuseos; de la Pizarra en San Pedro de Trones; dos lecherías, en Laciana y la Tercia; el de la Fauna Salvaje de Valdehuesa;el de las Ciencias Naturales de Villafranca del Bierzo; el de la Arriería Maragata de Santiagomillas; el de la Indumentaria de Valencia de Don Juan; el del Relojero Losada en Iruela; varios en la Cabrera; el de la Radio en Ponferrada y hasta el de los botijos en Toral de los Guzmanes, por citar algunos de temática llamativa, hay bastantes más.

Y en este variado número de museos y temáticas no podían faltar piezas curiosas, llamativas, raras y hasta historias singulares. A veces la historia está en el propio creador del museo, como ocurre en el caso del Museo de los Dominicos de La Virgen del Camino, detrás de cuyo nacimiento hay un personaje irrepetible: el barbado padre Zabala. Navarro de nacimiento, Zabala se licenció en la Universidad de León en Biología e impartió clases en los Dominicos. Gran taxidermista, montó este Museo de Ciencias Naturales con cientos de animales disecados por él. Misionero en diversos países, en Perú se enfrentó a Sendero Luminoso y al gobierno de Ollanta Humala, presidente de la República hasta 2016. «Con bombas no gana el Perú», le escribió. Un personaje del que escribió J.L. Sardina: «No quiere nada para él, solamente piensa en enviar contenedores de ropa, alimentos y libros a aquellos que más lo necesitan. Ha sido un ejemplo de pobreza y generosidad».

Pero vayamos por algunas de las piezas que podríamos visitar en algunos de los museos. La verdad es que resulta ‘exótico’ hablar de un Museo del Botijo, de todo tipo, en el palacio de Toral de los Guzmanes, allí está un botijo que se convierte en pavo real, como se ve en las fotos.

De los miles de objetos mineros que se guardan en el MSM es curioso recordar los rústicos métodos de seguridad de las viejas minas cuando se ponía un canario en una jaula y si le afectaba el gas... al resucitador.

Pequeños objetos guardan grandes historias y vivencias. Como unas latas de aceite para engrasar desnatadoras, en la lechería de Viadangos; relojes de todo tipo en el centro de poético nombre, Museo del Tiempo; carrancas de mastines en el particular museo de la Trashumancia de Torre de Babia o un armario de palloza en el Etnográfico Provincial de Mansilla.

Hasta un animal deforme aparecido en Dragonte guardan en el Museo de las Ciencias Naturales de los Padres Paules en Villafranca del Bierzo.

De todo... aquí al lado.
Volver arriba
Newsletter