Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Jesús GG: "Ni bebo, ni fumo... hago fotos"

Jesús GG: "Ni bebo, ni fumo... hago fotos"

CULTURAS IR

Jesús GG o Jesús el de Villadangos, en la sala de exposiciones de Santa María del Páramo donde expone sus retablos. | L.N.C. Ampliar imagen Jesús GG o Jesús el de Villadangos, en la sala de exposiciones de Santa María del Páramo donde expone sus retablos. | L.N.C.
Fulgencio Fernández | 19/02/2020 A A
Imprimir
Jesús GG: "Ni bebo, ni fumo... hago fotos"
Fotografía Jesús González es un apasionado de la fotografía que aprovecha las posibilidades de recorrer la provincia en su trabajo para "disparar"
"Hacer una fotografía del paisaje me parecía demasiado fácil, así que se me ocurrió la idea de fotografiar algo que tuviera que ver con la comarca a la cual yo pertenezco; y consideré que nada mejor que los retablos, que hay en casi todos los pueblos que componen el Páramo, mi tierra, ya que soy de Villadangos". Era el año 2007 y Jesús González ya recorría la provincia trabajando, con sus Calzados Villadangos, y disfrutando, haciendo fotografías. Al margen de la doble vertiente de trabajar y disfrutar que supone el hablar con los clientes y vecinos que encuentra.

Y se le ocurrió fotografiar retablos, hizo una lista de los pueblos del Páramo que los tienen y los fue recorriendo, con esa paciencia y método que él pone a la vida. "Creo que tengo los de casi todos los pueblos de la comarca (puede que me falte alguno), son muchos pueblos; y no todos están bien conservados".

Y surgió la posibilidad de exponerlos, "fue una idea de mi amigo Paco Panero, por aquel entonces concejal de cultura del ayuntamiento de Astorga, que me propuso hacer una exposición en nuestras marchas de senderismo por el monte". El siguiente paso le llevó hasta otro amigo, siempre está consultando Jesús a ver qué le parece lo que hacer "a los que saben", en expresión suya. "Otro amigo y paisano, Miguel Ángel Badeso, me ayudó a seleccionar los mejores. El es un buen conocedor del arte iconográfico además de un experto rabelista, y por supuesto, no se le escapa ningún detalle de la disciplina fotográfica. Entre los dos elegimos las mejores fotografías de los retablos, sin discriminar por la riqueza en imaginería". Y esa selección, que ya ha expuesto alguna vez más, es la que en la actualidad puede visitarse en la sala de exposiciones de Santa María del Páramo (de 19 a 21 horas los viernes y sábados; y de 12 a 14 horas los domingos, con entrada libre).

Recuerda GG cómo fue gestando la colección, pueblo a pueblo, "para asegurarme que estaban abiertas las iglesias a la mayoría de ellas iba a la hora de la misa dominical para pedir permiso al cura que hubiera en aquel momento. Ninguno me puso impedimento a la hora de hacer mi trabajo, aunque eso sí, alguna misa tuve que escuchar para realizarlo, después de hacer la foto algún sacerdote me explicaba datos del retablo correspondiente, y yo lo iba anotando en mi cuaderno de campo". Algunas veces era algún vecino quien mejor conocía la historia del retablo. "Quiero destacar, por ejemplo, la aportación de Jorge en el retablo de Villavante. Entonces era un chaval de unos quince años y me sorprendió la sapiencia que tenía del tema. Creo que estudió teología y hoy ejerce la labor pastoral en una iglesia de León, además de ser el motor de la asociación de campaneros de Villavante".

- En la exposición hay treinta retablos, ¿cuál te gusta más?

- No sabría decírtelo. Me gustan todos, cada uno en su estilo, aunque creo que casi todos son de la misma escuela de maestros y en la mayoría su construcción se sitúa entre los años 1600 y 1800. Me gustaría que algún experto en arte religioso se diera una vuelta por la sala para completar la exposición con datos más cuidadosos y elaborados que los que yo aporto.

- Elige una fotografía.

- Me gustan todas... porque las hice yo; pero si tengo que destacar alguna sería la del retablo de Villadangos, por el tiempo y el trabajo que me llevó hacerla; recuerdo que llevé una escalera de tijera para poder colocar el trípode encima de ella y que estuviera la cámara en el mismo plano que el retablo. Esta idea me la sugirió Badeso, y después me ayudó en la edición de la fotografía.

El de los retablos es uno de los temas que Jesús González abordó hace más de una década, pero durante un tipo dedicó sus esfuerzos a una curiosa iniciativa que llamó ‘Tal como éramos, tal como somos’, que expuso en 2012 en la Casa de León en Cataluña. "Se podría decir que la temática de estas fotos es el paso del tiempo por las personas y los lugares. Cojo una fotografía realizada en la segunda mitad del siglo pasado y busco el grupo de personas que estaban en ellas, las reúno con mucha paciencia y hago la foto varias décadas más tarde. Cuando son varias personas esta labor es más embarazosa. Hay fotografías de grupos de estudiantes o de equipos de fútbol que me han llevado más de un año para juntarlos a todos, recuerdo la de los estudiantes de la escuela de Villadangos del año 1960, eran veintidós y estaban dispersos por España, imagina el trabajo que tuve para juntarlos a todos, pero al fin lo conseguí".

No ha abandonado esta iniciativa de 'tal como éramos', "me parece un legado muy interesante" y de hecho en la actualidad tiene "entre ceja y ceja" otro trabajo de esta iniciativa. "Me gustaría repetir la foto de la familia de un antiguo alcalde de Villadangos, Máximo Argüello, formada por el matrimonio y ocho hijos. Hoy queda vivo algún hijo de este hombre; nietos, biznietos... En su día conté unos 70 descendientes, pero me ha sido imposible poder juntar a todos, en la plaza del ayuntamiento de Villadangos, aunque no desisto".

Nunca desiste, jamás ceja en su empeño, como sigue fiel a su costumbre de seguir aprendiendo cada día, a ser mejor fotógrafo. "La fotografía me engancha. No bebo, no fumo, no tengo vicios, pero tampoco me canso de hacer fotografías. Disfruto haciéndolas, y por ejemplo, vía online estoy siguiendo un curso de fotografía nocturna impartido por un maestro de esta especialidad, Mario Rubio".

Y cada día mira periódicos, revistas... a ver qué han hecho sus maestros. "No perdono ver las fotos de Mauricio Peña de la Nueva Crónica y de Jesús Salvadores del Diario. Aunque también miro con el rabillo del ojo a Gus Geijo, ya que es un experto fotógrafo de modelos, tampoco me puedo olvidar de Paco Domínguez, experto en fotografía paisajística, José Luis Presa otro bueno de fotografía nocturna, Antonio Liébana, Javier Valladares fotógrafos de naturaleza... En fin, maestros no faltan".
Volver arriba
Newsletter