Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Javier Sáenz de Miera: "Para mí alternar no es un trabajo"

Javier Sáenz de Miera: "Para mí alternar no es un trabajo"

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Sergio Jorge y Laura Pastoriza | 03/06/2017 A A
Imprimir
Javier Sáenz de Miera: "Para mí alternar no es un trabajo"
El Confesionario Conoce a la perfección si va bien o mal la economía en función de la gente que sale entre semana, y ahora dice que hay "más alegría". Pau Gasol, Navarro y compañía saben cómo se las gastaba en la pista
– ¿De qué pecados se confiesa?
– De casi todos, no he librado de ninguno. Pero ninguno grave.

¿Es duro trabajar de noche?
– A mí me encanta, es uno de los secretos de que todo vaya más o menos. Estoy encantado de lo que hago.

Imagino que los horarios los tiene cambiados.
– Por la mañana no existo, cada vez que tengo que ir al banco las paso canutas.

¿Hay algún día que consigue quedarse en casa?
– Últimamente hay mucho evento en León, así que siempre estás por ahí, unos días se alterna más y otros menos. Para mí no es trabajo, lo haría si tuviera bar o no.

¿Se liga mucho?
– Es totalmente falso en mi caso. Mira qué cara, mira qué mala pinta.

Tiene una avenida de la ciudad a su nombre.
– Sí, el Ingeniero Sáenz de Miera era un familiar, un tío segundo de mi padre. Era un señor muy notorio. Lo conocí con nueve años, era muy alto y daba miedo el tío.

No solo ha trabajado en bares, también estuvo en una inmobiliaria.
– Sí, pero he trabajado desde que tenía 14 o 15 años pegando carteles, de relaciones públicas. Cualquier trabajo que salía, lo cogía, porque era un chaval y lo que quería era dinero.

¿Es más fácil vender pisos o copas?
– El caso es que lo que hagas pongas ganas, si le pones pasión todo es fácil.

Quizá lo que la gente no recuerde es que jugaba al baloncesto.
– Jugué toda la vida, pero me quedé bajo para jugar de forma profesional. Soy de la generación dorada del baloncesto español, de Gasol, Navarro, etc. Jugábamos la semifinal con Castilla y León y siempre nos eliminaba la catalana.

¿No les ha invitado a venir aquí?
– No tengo contacto, pero me gustaría. Además les daba, era malo pero les daba.

¿Sigue el baloncesto de ahora?
– Me desvinculé unos años porque me desencanté, me atasqué tanto… Ahora lo he ido retomando, que hay una generación buena en España, la NBA también tiene novedades con Curry.

Es un buen momento para el deporte leonés.
– Ha habido buenos momentos en balonmano o baloncesto, pero es que el fútbol lo eclipsa todo. Pero es verdad que es una barbaridad para León que la Cultural esté en Segunda.

¿Estamos pasando la crisis?
– Creo que sí, lo más duro fue 2010, 2011, 2012, había que trabajarlo más y poner más esmero para que salieran los números. Pero ahora ya lo hemos dejado un poco atrás.

¿Lo notas más en los bares?
– La gente viene más, el AVE ha hecho mucho. Se nota más alegría, y se nota más entre semana, que abro todos los días del año. Los martes, los miércoles, los jueves hay movimiento. Antes no pasaba, antes la gente salía algo el viernes y todos el sábado. Ahora se ve más movimiento entre semana.
Volver arriba
Newsletter