Publicidad
Jaime: "El año pasado lo pasé mal, la cabeza me explotó y no tenía nada claro"

Jaime: "El año pasado lo pasé mal, la cabeza me explotó y no tenía nada claro"

DEPORTES IR

Jaime realiza un lanzamiento frente al Granollers. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Jaime realiza un lanzamiento frente al Granollers. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 24/11/2021 A A
Imprimir
Jaime: "El año pasado lo pasé mal, la cabeza me explotó y no tenía nada claro"
Balonmano / Liga Asobal El extremo del Ademar se ve "mucho mejor este año", le gusta la capitanía "porque siempre me gustó ser líder" y se siente "cómodo de central, me gusta que el juego pasa mucho más por ti"
El capitán del Ademar, Jaime Fernández, analiza en una entrevista en La Nueva Crónica lo que está dando de sí a nivel individual, con la vuelta de su mejor nivel y una mayor presencia en la primera línea, una temporada en la que también pasa análisis a lo colectivo.

–¿Le ha venido bien al Ademar esta semana sin jugar?
–Siempre viene bien una semana para entrenar estando mucho más centrados en nosotros mismos que en el rival, pero al final al equipo lo que le falta es competir y encontrar ese punto que tuvimos con Valladolid o Bidasoa.

–¿Está teniendo más nivel el equipo en entrenamientos que en partidos?
–Estamos entrenando muy bien y luego en partido tenemos que intentar que no nos descentren cosas que no podemos controlar. Hubo choques en los que 10 minutos muy malos te lastran y te hacen perder.

–A nivel individual, te estamos viendo jugar más que nunca de central.
–Se están dando situaciones en las que tienes que aparecer en ese puesto por lesiones o por tener una plantilla corta. Yo ahí siempre me he sentido cómodo, pero soy consciente de que es por una causa y no por norma.

«Las pérdidas nos están haciendo perder. Puede ser ansiedad o las ganas de hacerlo rápido, hay que mejorar la toma de decisiones y tener más calma» –¿Te gustaría que dejara de ser sólo algo que se dé de forma excepcional?
–Si el entrenador lo ve necesario y cree que puede ser una opción, bien como revulsivo, para calmar el partido o como se considere, no tengo problema.

–Pero, ¿tú disfrutas más jugando ahí que en el extremo?
–De extremo a veces es complicado en el sentido de que te sientes inútil, o mejor dicho ves que no eres capaz de ayudar como te gustaría porque dependes mucho del resto para entrar en juego, de central me gusta que el juego pasa mucho más por ti. Yo disfruto en los dos puestos.

–¿De qué manera puede ayudarte el ser extremo cuando te pones a dirigir el equipo?
–Quizá en que en tantos años desde la esquina ves muchísimo el juego y eso me ha ayudado a tener una visión colectiva de todo el campo.

–Sea en una posición u en otra, ¿ha vuelto este año tu mejor versión?
–Me veo mucho mejor, a nivel balonmanístico y en lo psicológico en lo personal, que al final las dos cosas van unidas. Cuando eres feliz dentro las cosas salen mucho mejor

–¿Qué sucedió el año pasado?
–Fue muy complicado en todos los sentidos. La incertidumbre, el tema de tener el covid dos veces con la lesión por medio... al final la cabeza me explotó y no tenía nada claro, ni dentro ni fuera, lo estaba pasando mal. El verano fue muy bien, pude volver con aires renovados y ánimos diferentes, y aunque se presenten situaciones complicadas se afrontan ya de otra manera.

«Lo que pediría al Comité es que a partir de ahora se mantenga el mismo patrón en todos los aplazamientos» –¿Está tardando en crecer el equipo más de lo que esperabas?
–A principio del año sí que pensé que la temporada podría ser de un estilo a esta, que nos costara mucho ganar, viendo cómo se habían reforzado otros equipos. Sin embargo sí que hubo un halo de esperanza, que todos pensamos que íbamos a quedar segundos porque casi ganamos al Barça, pero fue un error alimentado por las sensaciones y el buen juego nuestro ahí. La realidad es que somos un equipo con 10 personas nuevas, de los que ninguno conocía la liga Asobal, y es normal que nos cueste, pero cada día el equipo va a mejor y cuando pillemos el punto a la competición llegarán los resultados.

–¿Cómo se puede corregir ese lastre que están siendo las pérdidas?
–Es claramente la parte más negativa y lo que nos está haciendo perder los partidos, porque además está provocando muchos goles de contraataque del rival. La ansiedad, la ganas de hacerlo rápido, de intentar marcar pronto.. eso te lastra. Hay que trabajar bastante en la toma de decisiones para mejorarlo y encontrar situaciones con más calma.

–¿Es un problema mayor ahora mismo que la defensa?
–Es que encajamos muchos goles pero un número muy alto empiezan por un fallo que origina un contraataque. Al final por ejemplo el último día en Huesca encajas 33 goles pero no defiendes mal y tu portero está cerca del 40%, pero las transiciones te matan.

–Finalmente el sábado se jugará en Pamplona. ¿Crees que debería haberse suspendido?
–Este año la situación es bastante diferente, ya que al contrario que el pasado el resto del equipo no tiene por qué confinarse. No entro a valorarlo, el Comité es el que decide, pero lo que sí pediría es que a partir de ahora se mantenga el mismo patrón en todos los casos.

–Y sin Manolo en el banquillo...
–Va a ser difícil porque es el líder del equipo, pero Luis Puertas está totalmente capacitado y como capitán intentaré ayudarle en todo lo que sea necesario.

–¿Cómo estás llevando la capitanía, más en un año tan difícil con tanta gente nueva y que debe adaptarse a otro país y otro
–Me siento cómodo, creo que en toda mi vida siempre me ha gustado ser el líder. Este año me ha llegado con el brazalete y estoy intentando ayudar a los chicos, dentro y fuera, en cualquier cosa que necesiten, y creo que están todos contentos conmigo.

–Cuando las cosas van bien todo va sobre ruedas. Pero, ¿cómo ha llevado el vestuario los malos resultados?
–Hay días que estás contrariado, al final hay gente de fuera que quizá no había tenido esta presión que existe en el Ademar de sacar resultados, pero hemos estado al 100% unidos y con ganas de revertir la situación.
Volver arriba
Newsletter