Publicidad
Ismael Lorenzana se enfrenta a una moción de censura con Roberto Aller como recambio

Ismael Lorenzana se enfrenta a una moción de censura con Roberto Aller como recambio

ACTUALIDAD IR

El alcalde de Sariegos, Ismael Lorenzana, en una imagen de archivo. | ICAL Ampliar imagen El alcalde de Sariegos, Ismael Lorenzana, en una imagen de archivo. | ICAL
D.L.M. | 15/08/2017 A A
Imprimir
Ismael Lorenzana se enfrenta a una moción de censura con Roberto Aller como recambio
Sariegos PSOE, UPL y PMSD suman mayoría absoluta para crear un nuevo Gobierno local después de la dimisión de Juan Llamazares a finales del pasado año
El Ayuntamiento de Sariegos tendrá un nuevo alcalde, el tercero desde las elecciones municipales del 2015, después de la moción de censura contra el actual regidor, Ismael Lorenzana, que presentaban los concejales de UPL, PMSD y PSOE, que suman mayoría absoluta y que proponen al leonesista Roberto Aller para tomar la riendas de uno de los municipios económicamente más saneados de la provincia.

Cabe recordar que a finales del pasado año dejaba la alcaldía Juan Llamazares de Ciudadanos, que gobernaba en minoría con importantes problemas para sacar adelante las propuestas. En cumplimiento de la ley, sin que se llegara a acuerdo en el pleno municipal, ocupaba su sitio Ismael Lorenzana (PP) como cabeza de la lista más votada.

En estos nueve meses, según reconoce Roberto Aller, los impulsores de la moción de censura –que previsiblemente se debatirá en sesión plenaria el próximo 29 de agosto– han trabajado para llegar a acuerdos para «reconducir la anómala situación» que vive la corporación municipal.
En la justificación de la moción se afirma que actualmente «no se respetan las competencias de los distintos órganos de gobierno» y citan como ejemplo «el incumplimiento y no ejecución de los acuerdos del pleno». Ante esta situación abogan «dotar al Ayuntamiento de un alcalde elegido por la Corporación indirectamente por los vecinos y no impuestos por la ley; tener un gobierno en mayoría que posibilite la estabilidad institucional y el funcionamiento democrático del municipio; y disponer de unos contenidos programáticos y de gestión, concretos y conocidos».

Se permite discrepar

Los tres partidos reunidos en la moción de censura reconocen «han aparcado un pasado de relaciones institucionales no siempre cordiales y plagadas de discrepancias».

Por su parte, Roberto Aller asegura que mantiene buena sintonía con el resto de la corporación y que cuando le han llamado se ha sentado a negociar, aunque no siempre fuera posible llegar a acuerdos. De cara al futuro, asegura que lo que no va a faltar en su mandato es «trabajo y transparencia».
Volver arriba
Newsletter