Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Isidoro: "Juanín tenía un don y un talento especial"

Isidoro: "Juanín tenía un don y un talento especial"

DEPORTES IR

Juanín da un pase en el encuentro frente al Benidorm. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Juanín da un pase en el encuentro frente al Benidorm. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 22/05/2019 A A
Imprimir
Isidoro: "Juanín tenía un don y un talento especial"
Balonmano / Liga Asobal El segundo técnico del extremo en su primera etapa en el Ademar recuerda cómo "cada oportunidad que tuvo la aprovechó" y le ve "un referente a nivel mundial"
«Cuando Juanín llegó al primer equipo del Ademar me quedaba siempre al final de los entrenamientos haciendo series de tiro con él. Los dos primeros años no me ganaba uno, pero al tercero se fastidió, el asunto dejó de tener color pronto...».

La anécdota la cuenta Isidoro Martínez, que ya era el segundo de Jordi Álvaro cuando debutó y siguió siéndolo con Manolo Cadenas durante toda la primera etapa del extremo leonés en el Abanca Ademar. Una de esas personas importantes en la historia de Juanín, que en la semana de su retirada recuerda cómo fueron sus primeros pasos.

«Era un chico con un talento especial, que tenía algo diferente al resto. Poseía un don para jugar al balonmano, lo hacía de manera natural, no necesita pensar sino que le salían de forma innata las cosas», recuerda el actual seleccionador español júnior, que pese a todo afirma que «nunca pensamos, ni el mismo, que llegaría a lo que llegó: a ser un referente a nivel mundial difícil de igualar».

«Te preguntabas cómo un extremo tan pequeño llevaba desde la esquina el ritmo y control del partido» Además, «de entre sus muchas virtudes», el técnico se queda con «cómo aprovechaba cada oportunidad que tenía y se adaptaba a las circunstancias, cuando empezó no levantaba ni 40 kilos en press banca y tenía un armado de brazo raquítico al jugar de central y lanzar siempre cerca de la cadera, pero cada detalle lo fue mejorando».

De hecho, también recuerda que se preguntaba «cómo puede ser que un extremo tan pequeño fuera capaz de llevar el ritmo y el control del partido desde la esquina, porque cada vez que tenía el balón creaba», destacando el hecho de que en aquel Ademar «era el que subía a podo de ‘playmaker’, a lo Talant, el contraataque por el centro».

Por todo ello, Isidoro tiene claro que «a nivel nacional yo recuerdo a dos jugadores en esa posición que han estado por encima del resto, Juanín Garcia y Rafa Guijosa, no creo que nadie se les acerque en nivel».

¿Sobre el día de la despedida? El entrenador tiene claro que «será un día especial para él» y cree que se debe «ser agradecido a las personas, se merece el máximo apoyo por todo lo que ha dado al Ademar y al balonmano».

Así, Isidoro desvela que «el otro día hablando con Juanín, además de darle mucho ánimo para lo que le llega ahora en la vida, le decía que más que él a mí porque el talento ya lo tenía, le estaba agradecido yo a él porque me ayudó a ser mejor entrenador».
Volver arriba
Newsletter