Publicidad
Isidora no volverá a Sigüeya

Isidora no volverá a Sigüeya

CULTURAS IR

Fotografía con la que la hija de Isidora, Corsina, comunicaba el 109 cumpleaños de su madre, Isidora Rodríguez, de Sigüeya, en la Cabrera. | CORSINA Ampliar imagen Fotografía con la que la hija de Isidora, Corsina, comunicaba el 109 cumpleaños de su madre, Isidora Rodríguez, de Sigüeya, en la Cabrera. | CORSINA
Fulgencio Fernández | 19/04/2021 A A
Imprimir
Isidora no volverá a Sigüeya
Sociedad La abuela de León ‘en el exterior’ la cabreiresa Isidora Rodríguez, que el próximo martes cumpliría 110 años, falleció hace unas semanas en Bélgica, donde vivía desde hace años
Algo que mantenía la vitalidad de Isidora Rodríguez era pensar que en verano volvería a regresar a su pueblo cabreirés de Sigüeya, a estar con sus vecinos, a recordar viejos tiempos e, incluso, a echar un baile en las fiestas del pueblo, como hizo en 2017 cuando le rindieron un homenaje y sus 106 años no le impidieron bailar «como siempre se hizo en las fiestas». Tal era su ilusión que viajaba en coche desde Bélgica, donde vivía, para pasar el verano en su tierra, con sus recuerdos y sus vecinos.

Ya no lo pudo hacer el año pasado, por la pandemia, y no lo podrá volver a hacer pues ha fallecido hace unas semanas en la ciudad belga de Wavre donde vivía, a poco más de 20 kilómetros de Bruselas, la capital.

Isidora, que el próximo martes día 20 cumpliría 110 años, se había convertido en la leonesa más longeva y además gozó de gran lucidez y facultades físicas, como puede comprobarse en la fotografía que su hija Corsina envió a los amigos cabreireses cuando su vecina cumplió 109 años.

Isidora era una mujer muy conocida y recordada en su pueblo pues la familia había regentado la cantina de Sigüeya, junto a su marido Silvino, hasta su jubilación. En el periódico de su tierra, La fueya cabreiresa, Remedios Arias recuerda a esta singular mujer: «Isidora, fue una mujer valiente y luchadora, como todas las de su generación, y más en los pueblos de una comarca que hasta hace poco tiempo pocos sabían ubicarla en el mapa. Sobrevivió a la mal llamada gripe española, siendo aún niña, y a los reveses de la existencia, como la mayoría de sus paisanos, hasta poder encontrar un futuro. Junto a su esposo e hijos, moraron bastantes años en Bélgica, donde en la actualidad reside su hija.

La señora Isidora después de jubilarse, regresó a España, vivió en Ponferrada, aunque pasaba sus temporadas en el pueblo. Al quedarse viuda, se iba a pasar los inviernos, junto a sus hijos. cuando el tiempo lo permitía regresaba a su querida Sigüeya».

Tristemente ya no regresará nunca.
Volver arriba
Newsletter