Publicidad
Invertir en salud

Invertir en salud

OPINIóN IR

03/03/2020 A A
Imprimir
Invertir en salud
Con el coronavirus todos estamos muy concienciados con el tema de la salud. Pero es que, además, desde el punto de vista de las inversiones financieras la salud se ha convertido en una ‘megatendencia’, es decir, un ámbito que cada vez preocupa más, del que se habla mucho, y de donde se pueden obtener de cara al futuro interesantes rentabilidades. Se definen como las «las grandes fuerzas en el desarrollo humano y tecnológico que afectarán el futuro en todas las áreas de la actividad humana».

Y podemos observar cómo la salud hace de nexo de unión de otras ‘megatendencias’: la demografía, la tecnología, la urbanización y las sociedades emergentes.

Hay un incremento de la población mundial: hemos pasado en los últimos 70 años de ser 2600 millones a 7764 millones y en el 2050 seremos 9000 millones. Asistimos a un aumento de la esperanza de vida: de los 72.6 años en la actualidad, pasaremos a 77.1 años en el 2050. Hay un envejecimiento de la población: del 7% de personas mayores de 65 años de la actualidad pasaremos en el 2050 a más del 10%. Cuando más ancianos somos, más gasto en sanidad y para el 2030 el gasto en salud llevará a un incremento exponencial de la inversión en más del 9% del PIB mundial.

La tecnología ha venido para quedarse. Relojes inteligentes, ‘smartphones’, computadoras cuánticas… y este desarrollo tecnológico es fundamental en muchas áreas de la sociedad incluida la tecnología médica: robots quirúrgicos, sistemas de gestión hospitalaria basada en la inteligencia artificial… El área de tecnología médica crece anualmente el 5%.

Los países emergentes representan el 87% de la población y suponen el 40% del PIB mundial: son economías que crecen anualmente entre el 7% y el 10%. Y vemos que la clase media cada vez es mayor sobre todo en China e India y que en los próximos años representarán el 90% de toda la clase media del mundo. Por otra parte, el cambio a la clase media supone trasladar la actividad económica a las ciudades con lo que supone de desarrollo de infraestructuras de comunicación, de vivienda, etc.: potenciales demandantes de servicios sanitarios.

El cuidado de ancianos tiene que ver con la demografía; los equipos médicos innovadores y de precisión, con la tecnología; las instalaciones sanitarias con la urbanización y la necesidad de un mejor y mayor acceso a la sanidad en mercados emergentes con cómo es nuestra sociedad.
Volver arriba

Newsletter