Publicidad
Inversión e inflación

Inversión e inflación

OPINIóN IR

07/05/2019 A A
Imprimir
Inversión e inflación
¿Es cierto que mi dinero vale cada vez menos, que antes con la misma cantidad podía comprar más cosas? En España en los últimos diez años el IPC ha subido el 12%, por lo que sí, hemos perdido poder adquisitivo en esta última década.

Y es que el IPC refleja la evolución de los precios de 500 productos y servicios básicos que se consumen en los hogares españoles y se mide año a año. Así, comparando los precios de esa cesta en el mes de abril de 2018 con los precios en el mes de abril de 2019, vemos que el IPC ha subido el 1,338%. Se calcula mensualmente por el Instituto Nacional de Estadística y según el Banco de España, la subida media para 2019 será del 1.6%.

El IPC es el medidor de la inflación más empleado. Pero, ¿por qué suben los precios? Podemos destacar cuatro causas bien diferenciadas:

– Por consumo: Si hay más gente que quiere comprar un producto o servicio (demanda), que gente quiere venderlo (oferta), los precios suben. Y al revés.

– Por costes: Si los precios de las materias primas aumentan, los productores tienen que elevar los precios de sus bienes finales para no perder dinero.

– Autoconstruida: Cuando hay una previsión de aumento importante en el futuro próximo, los precios empiezan a ajustarse para que este sea gradual.

– Por expectativas de inflación: Se da en países con altos niveles de inflación. Al aumentar los precios, los trabajadores pedirán que aumenten los salarios, que originará a su vez que se eleven los precios para poder pagarles. Es un círculo vicioso complicado de gestionar. En Venezuela, la hiperinflación calculada para este año 2019 es del diez millones por cierto.

En España tenemos aún poca cultura financiera y muchos ahorradores no han dado el paso a la inversión. Pero, hoy por hoy, y por una larga temporada, tal y como están los tipos de interés, los depósitos no compensan esa subida anual del 1.6%. Por eso, aconsejo enfocar nuestro ahorro a productos de inversión que se adapten a nuestro perfil de riesgo y que al menos consigan batir a la inflación. Mi recomendación sería invertir en una cesta de varios fondos de inversión diseñada específicamente para cada inversor por un asesor que nos conozca bien. Aparte de ganar en diversificación, tenemos la opción de traspasar de un fondo a otro sin necesidad de tributar, por lo que podemos ir adaptando la inversión a nuestras circunstancias personales y profesionales.
Volver arriba
Newsletter