Publicidad
Insectos en el Camarote

Insectos en el Camarote

CULTURAS IR

Juan Carlos Uriarte, Pablo Martínez, David Santaolalla (Cebolledo), Humberto Parra y Javier Gómez, este miércoles en el Camarote Madrid. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Juan Carlos Uriarte, Pablo Martínez, David Santaolalla (Cebolledo), Humberto Parra y Javier Gómez, este miércoles en el Camarote Madrid. | MAURICIO PEÑA
Joaquín Revuelta | 08/09/2016 A A
Imprimir
Insectos en el Camarote
Fotografía Moscas, pulgas o ápteros creados a partir de objetos de la vida cotidiana forman parte de la singular exposición del fotógrafo leonés Cebolledo que desde este miércoles puede visitarse en el céntrico establecimiento hostelero
El fotógrafo leonés David Santaolalla, más conocido en el ámbito de las redes sociales por el sobrenombre de Cebolledo, reconoce que el tipo de fotografía que más le gusta practicar últimamente es la de aquellos objetos cotidianos que son capaces de presentar una cara diferente, una especie de trampantojo que en el caso de la muestra presentada este miércoles en el Camarote Madrid adopta la forma de insectos que parecen salidos de una de las pesadillas cinematográficas del director canadiense David Cronenberg.

Puestos a hacer una deconstrucción de cada una de las tres piezas que conforman la exposición de Cebolledo, se puede decir que la mosca que ilustra la instantánea titulada ‘Veraneante’ está fabricada a base de unas pinzas, horquillas para el pelo y unas tenazas de manicura. "Se trata de una mosca creada a partir de objetos utilizados para el aseo diario", señala el artista, que en ‘Pulga’ se vale de un ovillo de lana, alfileres y un imperdible, mientras que en el caso de ‘Áptero electrónico’ recurre a componentes electrónicos para crear una "nueva especie de insecto".

El proceso creativo comienza con la aparición de unos objetos que pueden evocar otras cosas y con los que va trabajando hasta encontrar la forma deseada. "En el caso del áptero electrónico me costó más porque no lo tenía tan dibujado en mi mente como la mosca o la pulga", reconoce Cebolledo, que disfruta tanto con la construcción de los objetos como con la búsqueda de determinados ángulos e iluminación a la hora de fotografiarlos con el fin de crear esa ilusión óptica en el que los contempla, optando siempre por los fondos neutros para que toda la atención recaiga en el objeto fotografiado.

Practicante del retrato y la fotografía urbana, Cebolledo reconoce que la muestra que desde ayer se puede visitar en el Camarote Madrid es su apuesta más personal, una fotografía más conceptual que destaca por la originalidad de su propuesta y que convierte a su artífice, en palabras de Carlos Pérez, en un "inventor de sorpresas".
Volver arriba
Newsletter