Publicidad
Informar o no de los suicidios

Informar o no de los suicidios

OPINIóN IR

11/06/2021 A A
Imprimir
Informar o no de los suicidios
El tema es peliagudo. Y como tal, tanto siendo a favor como en contra, va a encontrar fervientes defensores y férreos críticos de cualquiera de las dos posturas. Yo, la verdad, estoy en el medio, en tener muchas dudas sobre el asunto, que no es poco dado que desde hace mucho tiempo está establecido por norma actuar en una dirección concreta.

Me refiero, tras muchos rodeos, al tema de los medios de comunicación y los suicidios, sobre el que el otro día debatíamos en la redacción de este periódico tras producirse un nuevo caso, pues son demasiados, probablemente más de los que la gente cree, en León.

La postura oficial desde hace mucho tiempo es no informar de ellos. Pero no sé hasta qué punto es beneficioso. El supuesto efecto llamada que provocaría ha sido durante mucho tiempo el argumento principal para defender esta medida, pero no deja de ser una creencia no basada en hechos, al menos en la actualidad, ya que al no hacerse no es algo demostrable. Eso también hay quien te lo ‘vende’ con la violencia de género y los pros de informar creo que son obvios.

Lo que está claro es que, con el panorama actual, el problema del suicidio es una realidad. Una de la que no sé si la gente es del todo consciente. Sí, un par de veces al año salen las cifras totales en el país, pero no deja de ser un frío número que en el mejor de los casos a alguien le impactará algo en el momento pero se olvidará al momento. Quizá empezar a informar de estos temas pueda ayudar a ponerlo más sobre la mesa, a hacerlo más visible y con ello encontrar las posibles soluciones, si las hay, que eso ya es suficientemente complejo como para me atreva siquiera a opinar sobre ello.

Claro, que le veo un pero grande. En una era en la que el número de clics en las noticias parece para muchos el factor principal a la hora de informar, se puede llegar a frivolizar con el tema o a creer cuando se debata que los medios lo defienden sólo por ese motivo. Porque visitas da, claro, como todo el morbo. Por eso luego ves sacar la foto más escabrosa posible de un atropello o esa en la que se vean más hierros y a poder ser algo de un fallecido en un accidente de tráfico. Y mira, contra eso sí que no dudo: totalmente en contra.
Volver arriba
Newsletter