Publicidad
Incendios, asignatura pendiente

Incendios, asignatura pendiente

OPINIóN IR

28/07/2015 A A
Imprimir
Incendios, asignatura pendiente
La semana pasada me hacía eco del panorama desolador que dejó el fuego en la sierra de mi pueblo. Esta semana, en la noche del domingo, he podido contemplar en directo cómo las llamas devoraban los frondosos montes cercanos a Ocero, El Espino y Espinareda, con serio peligro de que el fuego llegara a los pueblos. Está claro que éste y otros incendios que asolan a la provincia son intencionados. Está igualmente claro que la política de incendios, a pesar de que se gaste mucho dinero y se desplieguen muchos medios, no funciona bien, puesto que se producen gravísimos daños irreparables. La mejor forma de luchar contra estos fuegos es evitarlos o procurar que su alcance sea pequeño. Me atrevo a sugerir algunas ideas, aunque a veces da la impresión de que a algunos, y no solamente a los pirómanos, les interesa que ardan los montes.

Es fundamental el servicio de vigilancia. Hoy la tecnología, si se quisiera, permite controlar hasta los más mínimos movimientos. Por ejemplo, la instalación de cámaras grabadoras en puntos estratégicos ayudaría muchísimo. Lo que se invierta en esto sería bastante inferior a lo que se gasta en intentar extinguir los fuegos y en la riqueza que se destruye.

Otro punto básico es la limpieza de los montes, lo cual generaría además muchos puestos de trabajo. Por otra parte toda esa biomasa trasformada se convertiría en fuente de energía para quemar no en el monte, sino en usos domésticos o industriales. Nada tiene que ver esto con la expoliación de la madera, como se ha hecho en mi pueblo, para beneficio de algunos, dejando todo hecho un asco.

Y, por supuesto, deberá tomarse más en serio el tema de los cortafuegos. Hace unos días subí por el cortafuegos que separa el monte de mi pueblo del de Palaciosmil. Muy bien trazado, pero sin limpiar y lleno de maleza. No es de extrañar que las llamas pasaran sin problema de Palacios a Quintana, si bien tampoco quedó personal para controlarlo o incluso pudieron prender un nuevo fuego. La Junta gastará mucho, tendrá muchos medios y pensará que lo hace bien, pero en este tema tiene mucho que cambiar y mejorar.
Volver arriba
Newsletter