Publicidad
Importancia vital

Importancia vital

OPINIóN IR

18/10/2018 A A
Imprimir
Importancia vital
Uno de los institutos de investigación de mayor prestigio internacional (Earthwathch Institute) acaba de declarar que las abejas son la especie biológica más importante del mundo. En el debate final hubo un acalorado y muy dinámico enfrentamiento entre los que proponían al cebrado insecto y quienes postulaban que ese mérito debía corresponder al fitoplancton. Ni las abejas, ni el fitoplancton, son en realidad una única especie biológica, pero sirva el argumento para una reflexión tranquila. Si usted pregunta entre sus próximos acerca de quién o de qué consideran lo más relevante para la supervivencia del planeta, tengo por seguro que nadie pondría el acento en los dos organismos mencionados anteriormente. Muchos banalizarían que la miel, producto de la laboriosidad abejil, siendo importante no lo es tanto y que por ello no se merecen, ni de lejos, ese honorífico galardón. Olvidan, sin duda alguna, que sin abejas en el mundo, la especie humana desaparecería de la faz del planeta en menos de 4 años (aseveración atribuida a Albert Einstein y a día de hoy no desmentida científicamente). Estos insectos son los responsables de que prácticamente todo lo vegetal producido en el mundo haga el milagro de renovarse años tras año. Sin su concurso, la práctica totalidad de lo que comemos no existiría. Ni lo vegetal que ellas ayudan a perpetuar, ni lo animal que se come al vegetal, ni lo animal que se come al animal que se come al vegetal, y mucho menos nosotros que nos comemos al animal que se come al animal, al animal que se come al vegetal y al vegetal, siendo por tanto tributarios de su pervivencia y renovación. La evolución de la vida hace que los que ocupamos la punta del iceberg de lo viviente, seamos deudores de todo lo vivo que permanece oculto o ignoto. No darle importancia a lo que la tiene de verdad solo nos hará más esclavos de los que sin saber toman grandes decisiones sobre nuestro futuro.

Dejaremos para otra ocasión reflexionar sobre el fitoplancton, que era mi candidato.
Volver arriba
Newsletter