Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Hugo: "Quiero quedarme, encontrar mi mejor versión y llevar a la Cultural a Segunda"

Hugo: "Quiero quedarme, encontrar mi mejor versión y llevar a la Cultural a Segunda"

DEPORTES IR

Hugo Rodríguez, durante la entrevista realizada en la sede de La Nueva Crónica. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Hugo Rodríguez, durante la entrevista realizada en la sede de La Nueva Crónica. | SAÚL ARÉN
Jesús Coca Aguilera | 23/05/2019 A A
Imprimir
Hugo: "Quiero quedarme, encontrar mi mejor versión y llevar a la Cultural a Segunda"
Fútbol / Segunda División B El extremo culturalista analiza la temporada y el futuro, asegurando que "quien siga debe querer quedarse y tener hambre e ilusión por llevar a este equipo arriba"
Empezó siendo imprescindible, desapareció durante meses de las alineaciones y acabó el año siendo de nuevo un habitual de la Cultural. Es el extremo Hugo Rodríguez, que ha terminado la temporada como segundo máximo goleador y mayor asistente de los leoneses, y que analiza en una entrevista en La Nueva Crónica todo lo sucedido y lo que puede deparar el futuro.

–Imagino que nunca pensaste al llegar que esta sería la última semana de trabajo de la temporada...
–No, cuando veías las expectativas y la ambición del club... Es un palo el no meterse en promoción de ascenso, quedar primero es complicado porque tienes que ser muy regular y tener esa miguita de fortuna en momentos complicados, pero nadie se imaginaba que nos íbamos a quedar fuera de todo.

«Nos ha faltado regularidad, solidez defensiva, eficacia en las dos áreas y una gran racha de victorias para coger soltura» –¿Cuáles han sido las claves para que el equipo haya acabado quinto?
–Nos ha faltado mucha regularidad durante la liga, hemos tenido tramos muy buenos de juego exquisito y otros malos, y no hemos sabido tampoco tener una solidez defensiva como equipo, que es lo que te hace estar arriba. Además en casa, aparte de ganar, debemos ofrecer un buen fútbol, y creo que eso nos ha lastrado un poco, porque en esta categoría lo importante es ganar y luego si además puedes ofrecer un juego vistoso mejor. Faltó también enganchar una gran racha de cuatro o cinco victorias seguidas para coger soltura y mostrar lo mejor del equipo... Todo eso nos castigó más de lo que merecíamos, pero en 38 jornadas el fútbol es justo, y si la Cultural se ha quedado fuera es porque merece quedarse fuera.

–¿Toda la presión existente ha podido influir o ha sido únicamente cuestión de fútbol?
–Principalmente es cuestión de fútbol: nos ha faltado eficacia en las dos áreas, que es primordial. La mayoría de días fuimos dominadores, pero al final en el fútbol donde se cuecen las habas es en las áreas, y si tú eres contundente en ambas por mucho que en el centro no tengas tanta posesión eres equipo para quedar campeón u optar a ello. Sí que es verdad que cuando el ambiente no es positivo los jugadores no están cómodos o no encuentran esa estabilidad emocional para dar su mejor nivel, pero es que cuando tú vienes a un proyecto de estos sabes lo que hay y la exigencia que tiene, y el que no lo quiera tener que no venga. A mí me encanta jugar con esa presión, si lo haces bien genial y sino a aguantar las críticas, que eso te hace crecer como futbolista.

–Es curioso que, justo cuando os pusisteis líderes, llegara esa crisis que a la postre ha sido decisiva...
–Ha sido fundamental, cuando hemos enganchado el liderato teníamos dos partidos claves, con Fuenlabrada y Ponferradina, en los que sabíamos que si conseguíamos cuatro puntos éramos claros candidatos a ser campeón ... y se consiguió uno. Fue un lastre que llevamos a los siguientes partidos.

«He aprendido muchísimo, me he visto fuera y he sabido aguantar mi momento, tener esa paciencia que suele faltar» –Siempre habéis estado confiados pero, ¿cuándo llega ese momento en el vestuario en el que empezáis a pensar que igual se escapa el ‘playoff’?
–Después del partido con el Salamanca en casa. Le hizo mucho daño al equipo y fue cuando vimos que nos podíamos quedar fuera. De hecho vamos a Guijuelo pensando en que hay que ganar los cuatro partidos, jugamos para ello y a lo mejor nos habría valido finalmente con un punto ahí.

–Dejando de lado el aspecto colectivo y pasando al individual, ¿qué balance haces de tu temporada?
–Ha sido un año un tanto atípico: empecé jugando casi todo, pero con el cambio en el banquillo el míster decidió poner a otros compañeros, había que aceptarlo y a mí sólo me quedó trabajar, trabajar y trabajar para tener mi oportunidad otra vez,teniendo la fortuna de tras meter los dos goles en Burgos volver a contar en este último tramo. Pero ha sido rara por eso, porque cuando pasas de contar mucho a nada al futbolista le hace daño, le toca la confianza y su mejor nivel se ve afectado porque este deporte es cuestión de estados de ánimo. Al final terminas con buenos números, con ocho goles contando el de Copa y 14 o 15 asistencias que para no haber participado mucho en la segunda vuelta está bien. ¿Te da coraje porque podían haber sido mejores con más minutos? Sí o no, nunca lo sabremos, pero las situaciones se dan, hay que saber sobreponerse y yo he aprendido muchísimo: me he visto fuera y he sabido aguantar mi momento, tener esa paciencia que a veces los futbolistas egoístamente no tenemos.

«Ni tuve ningún problema con Aira ni él conmigo, de hecho nos llevamos bastante bien. Es lícito que no contara conmigo» –¿Te dolió que Aira no confiara mucho en ti?
–No creo que lo hiciera con ningún punto negativo hacia mí, sino que por su manera de entender el fútbol apostó por otro tipo de compañeros y hay que aceptarlo, es totalmente lícito y ni he tenido ningún problema con él ni él conmigo, al contrario, nos llevábamos bastante bien y tenemos una buena relación.

–En ese momento en el que sales de los planes del técnico, ¿tú notabas que habías bajado el nivel?
–Cuando volvemos de Navidad quizá no estoy en mi mejor momento, justo cuando entra el míster tengo un bajoncillo como es normal y tenemos todos los jugadores. No te salen las cosas, estás bien físicamente pero no tomas buenas decisiones en zona de ataque. Es verdad que puede coincidir ese cambio con que no esté bien, pero quizá también podía haberse retrasado menos mi vuelta al equipo. Tenía que esperar mi oportunidad, la aproveché y regresé.

«Ni yo ni nadie hemos estado a nuestro máximo nivel este año. Si llegan a estarlo 7 u 8 habríamos sido campeones» –¿Se ha llegado a ver al mejor Hugo en León en esos momentos buenos?
–Sobre todo en la primera vuelta creo que he tenido momentos muy buenos, pero no he tenido esa regularidad que pude tener otros años, de ser más constante en el sentido de encadenar buenas actuaciones. Al final esto es un deporte colectivo, dependes también del equipo y creo que no hemos estado ninguno a nuestro máximo nivel este año. Eso es una realidad y hay que aceptarlo, porque si llegan a tenerlo siete u ocho con el equipo que teníamos habríamos sido campeones.

–¿Habías jugado alguna temporada tantas veces de lateral?
–No, nunca, sólo una vez de carrilero en el ‘playoff’ del año pasado. Pero siempre hay que saber adaptarse, ser aquel futbolista que sobrevive y mejora. No me he encontrado incómodo ahí, al ser tan ofensivos y tener tanta posesión he tirado mucho para adelante y no me ha repercutido negativamente.

–Tienes un año más de contrato aquí, ¿tu idea es cumplirlo y seguir en León?
–Por supuesto, me gustaría quedarme porque estoy muy contento en León. He recibido mucho cariño y creo que el club lo tiene todo para volver a Segunda a corto plazo: hay infraestructuras, afición y un proyecto ambicioso para la próxima temporada. No sabemos qué va a pasar, porque estamos en periodo de cambios a la espera de un entrenador y director deportivo nuevo, pero tengo contrato y me gustaría cumplirlo. Estoy muy agradecido a club y afición y quiero encontrar aquí mi mejor versión, llevar a la Cultural al fútbol profesional y disfrutarlo después.

«Bastante ha hecho la afición, cuando se la necesitó estuvo ahí. Hay que darles cosas para que se agarren a ti y crean»  –Nadie del club te ha dicho de momento lo contrario, ¿no?
–Me reuní con Felipe Llamazares y me dijo esto mismo, que tenía un año más, que contaban conmigo, pero que tenían que recibir noticias de los nuevos que vengan.

–¿Entiendes que se vayan a hacer muchos cambios en la plantilla tras no cumplirse los objetivos o tú apostarías por la continuidad?
–Tenemos una muy buena base, muchos equipos de la categoría firmarían a cualquier futbolista de los que tiene la Cultural. ¿Que no se ha dado un año grupal muy bueno? Sí, correcto, por las diferentes circunstancias habladas, pero creo que hay buenos mimbres y que si se saca el máximo rendimiento a los jugadores que quieran quedarse en el club, que tengan hambre e ilusión por llevar a la Cultural arriba, se pueden aprovechar muchos futbolistas que están en la plantilla. Obviamente saldrán jugadores y a alguno con contrato le dirán que hay que buscar una solución, queremos que los jugadores que se queden estén ilusionados y eso es lo que pide el club. Estoy convencido de que el año que viene se va a hacer un gran proyecto para que la Cultural sea una gran candidata a subir.

–¿Qué le dirías a la afición?
–No le podemos pedir nada, siempre está en su derecho de mostrarse como crea, bastante han hecho. Cuando se les ha necesitado han estado ahí, siempre han ido al campo y nunca nos han dejado solos, necesitamos el cariño pero cuando ven algo que no les gusta o tú no respondes a las expectativas, pues lógicamente se queja o está a disgusto. Pero eso pasa aquí y en cualquier equipo y categoría. Saben que tú tienes para darle y cuando muestran su descontento es porque quieren lo mejor para el club, tenemos que darles para que ellos se agarren a ti y crean, somos los que tenemos que hacer que se enganchen. Sólo les diría que el año que viene vuelvan a estar con el equipo porque quién les dice que no van a volver a vivir otro ascenso. Que recarguen pilas, desconecten un poco y se vuelvan a ilusionar.
Volver arriba
Newsletter